WWF reivindica un compromiso de 10 acciones por los bosques



Publicado el 21 marzo 2012  | 
WWF recuerda que los bosques son esenciales para la vida y que deben formar parte de un modelo económico más sostenible. La organización reivindica que España tiene varias tareas pendientes, locales e internacionales, para avanzar en esta dirección. La lucha contra los incendios forestales, la mejora de la gestión de nuestros montes, la apuesta a favor de los productos forestales en la economía o la lucha contra las talas ilegales y la cooperación internacional con los países tropicales son algunos de los temas más relevantes.

Con motivo de la celebración hoy del Día Forestal Mundial, WWF reivindica varias acciones a los actores públicos, al sector privado y a los ciudadanos para actuar a favor de los bosques. WWF afirma que no es posible una economía más sostenible si no la basamos en los recursos naturales renovables. Los bosques son albergue fundamental para la biodiversidad y ofrecen productos y servicios esenciales a la sociedad.

Por otro lado, WWF considera que el uso responsable de los bosques y la certificación forestal FSC son esenciales en el cambio de modelo económico. WWF apuesta por los productos forestales en la economía, ya que son productos naturales y renovables e inagotables si se extraen de manera responsable, como establece la certificación forestal FSC. WWF también apunta a la importancia de los montes españoles como fuente de energía térmica. La biomasa forestal debe ser un componente esencial en el camino hacia el autoabastecimiento y la independencia energética del medio rural español.

La organización de conservación reconoce mejoras en algunas cifras como el aumento de superficie forestal y la reducción media anual de superficie incendiada. No obstante, señala de manera contundente que la calidad de nuestros bosques requiere de un mayor esfuerzo en gestión y de un mayor compromiso de ciudadanos e instituciones y propone estas 10 acciones:


1. Más bosques es más biodiversidad:

Los bosques son fuente de vida. Más de dos tercios de las especies terrestres dependen de los ecosistemas forestales, junto a ciclos ecológicos tan importantes como el del agua o el carbono. La calidad y cantidad de bosques está directamente ligada con el clima de la Tierra. Por ello, los bosques deben ser un eje central de nuestro modelo de vida.


2. Más colaboración ciudadana para frenar los incendios:

El 96% de los incendios forestales son provocados por el ser humano. Aunque los medios de extinción llegan a apagar en fase de conato la gran mayoría, cada año arden en nuestro país más de 115.000 hectáreas de superficie forestal. El punto más grave lo dan los Grandes Incendios Forestales (GIF), aquellos en los que se incendian más de 500 hectáreas. Estos mantienen una tendencia estable e, incluso, creciente. Es imprescindible la colaboración ciudadana para reducir el número de siniestros (más de 15.000 cada año) y para denunciar este tipo de delito ecológico, económico y social.

3. Más gestión forestal para hacer los montes más fuertes en la economía:

Apenas el 13% de la superficie forestal cuenta con planes de gestión, tal y como demanda la Ley de Montes española. Nuestro país debe afrontar políticas contundentes y a largo plazo que incentiven la agrupación de la gestión forestal y consoliden el uso responsable de los montes como fuente de empleo rural a largo plazo. Esta es la mejor fórmula para vencer a los grandes incendios forestales.


4. Más coordinación entre comunidades autónomas y convergencia hacia una estrategia de Estado:


La administración española debe poner en marcha cuanto antes una estrategia forestal con vocación integradora y objetivos comunes en el espacio forestal español. Deben definirse objetivos de gestión para la conservación y uso múltiple del monte. En muchas comunidades autónomas es esencial impulsar la agrupación de la gestión forestal, los esfuerzos de gestión deben priorizarse en este sentido fomentando la colaboración entre gestores públicos y privados.

5. Más cooperación internacional en países tropicales:

El papel del mercado español como importador de productos forestales de países en desarrollo ofrece una gran oportunidad en las políticas de cooperación internacional promoviendo las alianzas público-privadas. WWF considera que España debe asumir la responsabilidad que le corresponde en América Latina y en los países de la cuenca del Congo, ya que es uno de los principales consumidores de madera tropical de la UE. El uso responsable de los bosques tropicales es fundamental en la lucha contra el cambio climático, la conservación de la biodiversidad y para el desarrollo.


6. Más restauración forestal y en zonas prioritarias:

WWF también señala la importancia de la restauración de ecosistemas forestales degradados en España donde más de 7 millones de hectáreas sufren pérdidas graves de suelo fértil al estar descubiertas de vegetación desde hace décadas. A esto se suman los mencionados incendios forestales y, junto a ellos, el gran espacio agrícola español que ocupa sin solución de continuidad enormes superficies que deberían incorporar medidas agroambientales que permitieran restaurar muestras de la vegetación natural haciendo el territorio y la biodiversidad más resistente a los impactos de la actividad humana.


7. Más producto forestal, porque es más producto natural:

WWF considera que el uso de madera, corcho, resina y otros productos forestales en la economía, cuando han sido extraídos de manera social y ambientalmente responsable, por ejemplo, certificados por FSC, es beneficioso para los bosques, para el clima y para la sociedad. WWF apuesta por el empleo de materiales forestales frente a los productos sustitutivos no renovables, como la madera frente al PVC, o metales, o el corcho y la resina frente a los materiales sintéticos. Además, los materiales forestales son excelentes aislantes térmicos y acústicos, ideales para la rehabilitación energética de edificios.

8. Más medio forestal porque es más empleo rural:

España es el segundo país de la UE por superficie forestal, y el tercero por su superficie arbolada. Nuestra ubicación en el Mediterráneo nos convierte en el país más biodiverso de Europa, y el que cuenta con con más superficie forestal de esta ecorregión. La potencialidad del medio forestal generando productos y servicios a la sociedad es muy importante. El medio forestal puede ser una gran fuente de empleo para el medio rural ligado al uso responsable de sus recursos, al turismo y a la conservación de la biodiversidad.


9. Más compromiso español con los Reglamentos de la UE en materia de lucha contra las talas ilegales:


WWF insta al gobierno español a aplicar la normativa de la UE para evitar la entrada de productos que proceden de las talas ilegales. Los resultados del Eurobarómetro sobre talas ilegales, una herramienta que clasifica a todos los países de la UE según los esfuerzos que realizan en este ámbito, han sido muy desfavorables a nuestro país. No en vano, España ocupa la antepenúltima posición de este ranking, seguido de Grecia y Finlandia


10. Más ciudades por los bosques y empresas comprometidas con FSC:


WWF recuerda que en 2006 se incluyó un artículo en la Ley de Montes para desarrollar la compra pública responsable de productos de madera y papel. Cinco años después, hemos retrocedido y este artículo sigue sin aplicarse. Por el momento, solo una decena de ayuntamientos españoles se han sumado a la iniciativa Ciudades por los Bosques de WWF y ya están aplicando políticas de compra pública responsable, como es el caso de Madrid, Barcelona, Murcia o León, entre otros, para incentivar consumo de madera con garantías de origen responsable.

Comentarios

blog comments powered by Disqus