WWF reclama a la CBI un futuro para las ballenas



Publicado el 02 julio 2012  | 
La 64 ª reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) comienza hoy en Panamá en un momento en el que ballenas, delfines y marsopas están cada vez más amenazadas por la creciente presión que ejercen las actividades humanas. Por ello los gobiernos deben sentarse para analizar las graves amenazas que afectan al medio marino, tales como la exploración de petróleo y gas o la captura incidental de la pesca, que están impulsando algunas poblaciones de cetáceos hasta casi su extinción y tomar medidas más enérgicas para proteger a los cetáceos, como por ejemplo crear nuevos santuarios para estas especies o mejorar la gestión de algunas actividades industriales.

Wendy Elliott, jefe de la delegación de WWF en Panamá, declaró: "Los países miembros de la CBI ya han comenzado a fortalecer la agenda de conservación de la convención y lo que esperamos es que, durante la reunión de esta semana mantengan la conservación como tema central de las discusiones.” Y concluyó: “Hoy en día las amenazas más serias para las ballenas están relacionadas con actividades industriales como la perforación de alta mar y las capturas accidentales provocadas por la pesca, actividades que se deben gestionar mejor. Los países de la CBI tienen la oportunidad esta semana de mostrar su liderazgo y proteger los cetáceos tanto en sus aguas nacionales como en alta mar”.

La expansión de las explotaciones de gas y petróleo


WWF ha tenido conocimiento de que el gigante petrolero Shell planea comenzar las operaciones de perforación en los mares de Beaufort y Chukchi en Alaska este mismo mes, lo que podría significar el comienzo de la exploración petrolera masiva en las aguas del Ártico de Estados Unidos. Las durísimas condiciones ambientales del Ártico, con sus mares agitados, violentas tormentas, aguas heladas y largos períodos de oscuridad convierten los actuales procedimientos de respuesta a derrames en algo lamentablemente inadecuado. Es tan sencillo como que actualmente no existe tecnología capaz de limpiar un derrame de petróleo en estas condiciones.

Del mismo modo, en el extremo oriental de Rusia, las compañías petroleras están planeando la construcción de nuevas plataformas de perforación en alta mar cerca de la zona de alimentación de la ballena gris occidental (Esschrichtius robustu), una especie catalogada como “en peligro crítico” de extinción. Se estima que tan sólo sobreviven 26 hembras reproductoras de esta especie y justamente la zona rica en petróleo, cerca de la isla de Sakhalin, es el único lugar estas hembras, donde pueden enseñar a sus crías a alimentarse.
El ruido generado por las exploraciones en busca de gas y petróleo resulta uno de los sonidos más fuertes que se pueden producir bajo el agua. Los pulsos explosivos generados por las instrumentos de prospección sísmica pueden alterar el comportamiento de las ballenas e incluso causar su muerte lo que convierte este tipo de actividades en incompatibles con la presencia de estas especies.

Salvar a los más pequeños

WWF está muy preocupada por la supervivencia de los delfines de Maui (Cephalorhynchus hectori maui) en Nueva Zelanda y de la Vaquita (Phocoena sinus) en México, dos cetáceos en peligro crítico de extinción debido a los enmalles en artes de pesca. Se estima que la captura accidental causada por la pesca mata a 300.000 ballenas, delfines y marsopas cada año. Quedan menos de 200 vaquitas y tan sólo 55 delfines de Maui mayores de un año. Para salvarlos, WWF hace un llamamiento para que se prohíba de forma inmediata el uso de redes de enmalle en toda su área de presencia.

Caza del rorcual común por parte de Islandia

WWF sigue estando profundamente preocupado por el hecho de que Islandia pueda reanudar la caza comercial de rorcual común (Balaenoptera physalus), una especie catalogada “en peligro” de extinción. WWF insta por ello al gobierno de Islandia a que se adhiera a la moratoria internacional sobre la caza comercial y que se comprometa públicamente a detener su caza de ballenas para siempre.

Santuarios para las ballenas

En la reunión de esta semana se debatirá una propuesta de establecer un santuario de ballenas en aguas del Atlántico Sur entre África y América del Sur. WWF insta a las Partes a apoyar un santuario en esta región, donde la observación de ballenas ha ido en constante aumento, proporcionando ingresos del ecoturismo, beneficios para las comunidades locales, y oportunidades para el estudio y la investigación.

Delfín
Delfín
© WWF/Carlos Sanz Ampliar

Comentarios

blog comments powered by Disqus