WWF demanda una reforma energética que promueva un modelo sostenible y fiable



Publicado el 09 agosto 2012  | 
Observatorio de la electricidad
Observatorio de la electricidad
© WWFAmpliar
El Observatorio de WWF de julio de 2012 muestra un aumento de la energía solar fotovoltaica y termoeléctrica, aunque la nuclear ocupa el primer puesto del mix. WWF pide al Gobierno que la reforma del sector energético restaure el marco normativo de las renovables y ponga fin a la incertidumbre jurídica, que está provocando una fuga de inversiones y pérdida de empleo.

En el análisis de WWF del balance energético del mes de julio, la organización subraya el aumento de la producción eléctrica con energía nuclear situándose como primera fuente energética, con un 22,8% de la cobertura de demanda eléctrica, seguida de la producción con carbón (21,4%) y con ciclos combinados de gas natural (14,8%). Por otro lado, la hidráulica y la energía eólica pierden sus posiciones.

No obstante, la producción de electricidad solar ha vuelto a batir récords en julio, con un 4,6% la fotovoltaica y un 2,3 la termosolar. El día clave fue el 10 de julio, cuando se alcanzaron 19,4 GWh generados. Como dato relevante, el intervalo de mayor producción hasta el momento fue el de las 15:00 horas, con 1.363 MWh generados, lo que supuso abastecer el 4% de la demanda.

WWF también solicita que la inminente reforma del sector energético sirva para derogar tanto el Real Decreto 1565/2010 como el RD-L 14/10, que afectan a la energía solar fotovoltaica directamente. De acuerdo con la organización, de esta manera se evitaría la quiebra de gran número de explotaciones de energía fotovoltaica instaladas en nuestro país y se restauraría la seguridad jurídica perdida.
Respecto a la aplicación del denominado “céntimo verde” a los carburantes y otros productos energéticos, WWF demanda la puesta en marcha de una verdadera fiscalidad ambiental, como ya lo hizo con la proposición de ley que presentó en 2009 junto con otras organizaciones.

La fiscalidad “verde” debe contemplarse como elemento de corresponsabilidad del sector energético para hacer frente al esfuerzo que supone la penetración de las tecnologías que responden a los retos de reducción de emisiones de CO2, así como para la reducción de la alta demanda energética debido a las importaciones de hidrocarburos. La finalidad de este impuesto no debe ser meramente recaudatoria, sino que su objetivo debe ser el de compensar el actual desequilibrio entre el sistema eléctrico y el resto del sector energético a la hora de alcanzar las metas de la Unión Europea, tanto para la reducción de emisiones, como para el incremento del papel de las energías renovables en 2020.

Según Raquel García Monzón, Técnico de Energía de WWF España:”Uno de los efectos positivos que debería derivarse de la implantación del “céntimo verde” es la disminución del consumo de combustibles fósiles en nuestro país, reduciendo su demanda. Con ello, mejoraría nuestra balanza comercial y descenderían las emisiones de CO2. Además, este impuesto tendría que servir para apostar por el fomento de las energías renovables, cuyos recursos son autóctonos y son los sustitutos perfectos a los combustibles fósiles, ya que no generan emisiones y son respetuosos con el medio ambiente”.
Resumen del Observatorio de Electricidad de julio 2012

1. Cobertura de la demanda eléctrica

En julio de 2012 ha disminuido ligeramente el consumo de electricidad, si lo comparamos con los datos del mismo mes del año pasado. Mientras que la demanda eléctrica total del Sistema Peninsular de julio 2012 es de 21.516 GWh, en el mes de julio de 2011 fue de 21.674 GWh, disminuyendo en un 0,73%. Por otro lado, si el mismo mes del año pasado la producción alcanzó los 23.325 GWh, este mes de julio continúa estable con un aumento muy ligero de un 0,021%, situándose en los 23.330 GWh.

El balance eléctrico peninsular de julio de 2012 muestra una cobertura de la demanda del 22,8% con energía nuclear, seguido del 21,4% con carbón, el 14,8% con gas natural, el 12,8% cubierto con energía eólica, un 6,6%, con energía hidráulica y el 21,5% restante, con otras fuentes de energía.

En régimen ordinario se ha generado 15.325 GWh, es decir, el 65,7% de la electricidad, mientras que en régimen especial se ha producido 8.005 GWh, el 34,3% restante.

En relación a la producción de energía de origen renovable, julio de 2012 ha generado menos que junio de 2012 (7.273 GWh), según datos de REE, sumando un total de 6.625 GWh. La energía eólica cuenta con una cobertura de la demanda del 12,8%, con una producción de 2.992 GWh. Esta fuente renovable se posiciona como la cuarta tecnología del sistema este mes, detrás de los ciclos combinados de gas natural (tercer puesto), de las centrales térmicas de carbón (segundo puesto) y de la energía nuclear, que se sitúan en el primer puesto del mix energético peninsular.

2. Indicador de calidad ambiental

El sistema eléctrico peninsular cierra el mes de julio de 2012 con un aumento de sus emisiones totales de CO2 (6.091.221 ton CO2), un 0,59% superior respecto a julio de 2011 (6.054.827 ton CO2), aunque si comparamos estas emisiones con las del mes pasado (junio 2012) han disminuido un 5,06% (6.399.454 ton CO2 en junio 2012). Este descenso de debe al aumento de la energía nuclear y a la disminución de la producción con carbón. El resultado es un empeoramiento del indicador de calidad ambiental para las emisiones de CO2.
Observatorio de la electricidad
Observatorio de la electricidad
© WWF Ampliar