WWF aplaude el cierre definitivo de Garoña en 2013 y apuesta por un modelo energético renovable



Publicado el 13 noviembre 2012  | 
Observatorio de la electricidad
Observatorio de la electricidad
© WWFAmpliar
WWF insta al Gobierno a que afronte el necesario cambio de modelo energético, para combatir la crisis económica actual y apueste por la sostenibilidad ambiental, la reducción del consumo energético y el empleo de calidad. La organización considera que no se puede continuar con el enorme gasto en importación de combustibles fósiles, y su consecuente aumento de emisiones. Por ello recuerda que, para luchar eficazmente contra el cambio climático, se debe aprovechar el elevado potencial de ahorro y eficiencia energética, así como de energías renovables, que presenta nuestro país. Asimismo, celebra el cierre de la central nuclear de Garoña (Burgos) previsto para julio de 2013.

El Observatorio de la Electricidad de WWF de octubre muestra un aumento de la producción eléctrica con energía nuclear (25,2%), mientras que disminuye la generación con carbón (19,4%) y de los ciclos combinados de gas natural (14,7%), si lo comparamos con los datos registrados en octubre del año pasado. La energía eólica, por su parte, desciende este mes hasta el 14,1% de la cobertura de la demanda del mix peninsular, y la energía hidráulica aumenta ligeramente, alcanzando una cobertura del 6,5%.

WWF ha analizado la normativa y reforma energética presentada por el Gobierno y considera que es incompatible con una planificación energética a largo plazo, irracional desde el punto de vista de seguridad jurídica, e incoherente con la lucha contra el cambio climático. Para la ONG, no tiene sentido continuar comprando combustibles fósiles a precios cada día más caros, emitiendo más emisiones de CO2 a la atmósfera y paralizando un sector como el de las renovables, que hasta ahora ha demostrado su alto potencial para generar competitividad y empleo en nuestro país, tan necesarios en la actualidad.

Ante la noticia del cierre definitivo de la central nuclear de Garoña (Burgos) previsto para el día 6 de julio de 2013, y recuerda que, de forma paralela a este cierre, hay que seguir apostando por un modelo eficiente y renovable, basado en tres pilares. En primer lugar, es imprescindible utilizar la energía de forma racional, es decir, evitando el derroche y el despilfarro, a través de la disminución del consumo y el ahorro energético, también es importante usar dicha energía de la forma más eficiente posible y, en tercer lugar, es necesario un cambio de la “cultura energética” de la sociedad. En este punto, la organización subraya que es clave que los consumidores sean conscientes de los impactos ambientales de ciertas formas de generar la electricidad, así como de las consecuencias del cambio climático en sus vidas (ver Testigos del Clima de WWF). Además, deben tener la libertad de elegir que la electricidad de sus hogares proceda de fuentes respetuosas con el entorno, como las energías renovables, que son autóctonas y no contaminan nuestro Planeta.

Además, WWF apoya las recomendaciones de la Agencia Internacional de la Energía en su último Informe World Energy Outlook 2012 (enlace a la nota de prensa de WWF en inglés), presentado ayer (enlace a la NP de la AIE). Dicho informe afirma que, si se quiere luchar de forma seria y rigurosa contra el cambio climático, se deben reducir las emisiones de CO2 precedentes de los combustibles fósiles que están desestabilizando el clima del Planeta. “No podemos continuar quemando combustibles fósiles como el carbón y el petróleo de forma indefinida sin pagar el precio de la inestabilidad climática: inundaciones, olas de calor y tormentas tropicales y huracanes como Sandy”, afirma Samantha Smith, líder de la Iniciativa Global de Cambio Climático y Energía de WWF.

Según Raquel García Monzón, Técnico de Energía de WWF España: “Los ciudadanos tenemos el derecho de contratar comercializadoras con garantía de origen 100% renovable y de instalar en nuestras casas energías renovables que generen la electricidad necesaria para el autoconsumo. Para ello, es necesario que el Gobierno restablezca las anteriores condiciones legales con las que se desarrollaron las energías renovables, apruebe nuevas normativas, como el RD de autoconsumo con balance neto, y facilite mayor información a los ciudadanos y de forma transparente, sobre las posibilidades que tienen los consumidores a la hora de contratar una compañía eléctrica”.

Resumen del Observatorio de Electricidad de octubre 2012


1. Cobertura de la demanda eléctrica

En octubre de 2012 ha aumentado ligeramente el consumo de electricidad del Sistema Peninsular en un 1,18%, siendo de 19.564 GWh, mientras que la demanda de octubre de 2011 fue de 19.332 GWh. Por otro lado, la producción de octubre de 2012 aumenta en un 6,7%, situándose en los 22.335 GWh, en comparación con la registrada en octubre de 2011 (20.831 GWh).

El balance eléctrico peninsular del mes de octubre de 2012 muestra una cobertura de la demanda del 25,2% con energía nuclear, seguido del 19,4% con carbón, el 14,7% con ciclos combinados de gas natural, el 14,1% cubierto con energía eólica, un 6,5% con energía hidráulica y el 20,2% restante con otras fuentes de energía.

En este mes de octubre de 2012 en régimen ordinario se ha generado 14.664 GWh, es decir, el 65,7% de la electricidad, mientras que en régimen especial se ha generado 7.671 GWh, el 34,3% restante.

En relación a la producción de energía de origen renovable, el mes de octubre de 2012 ha sumando un total de 6.909 GWh. La energía eólica este mes ha disminuido respecto al mes pasado, con una cobertura de la demanda del 14,1%, y generación de 3.153 GWh, situándose como la cuarta tecnología del sistema.


2. Indicador de calidad ambiental


El sistema eléctrico peninsular cierra el mes de octubre de 2012 con una disminución de sus emisiones totales de CO2 (5.376.175 ton CO2), un 2,26% inferior respecto a octubre de 2011 (5.254.376 ton CO2). Sin embargo, si se comparan estas emisiones con las del mes pasado (septiembre 2012), han aumentado un 6,59% (5.021.566 ton CO2). El resultado es una ligera mejora del indicador de calidad ambiental para las emisiones de CO2.
Observatorio de la electricidad
Observatorio de la electricidad
© WWF Ampliar