Se prohíbe la pesca de coral rojo en Catalunya | WWF España

Se prohíbe la pesca de coral rojo en Catalunya



Publicado el 14 febrero 2017   |  
Coral rojo
© Generalitat de Catalunya
El Mediterráneo está hoy de enhorabuena. Una decisión del Gobierno catalán va a poner fin a la presión a la que está sometido el coral rojo (Corallium rubrum) en sus aguas, una especie de gran valor en peligro de extinción. La Generalitat de Catalunya acaba de aprobar una moratoria que impedirá su pesca durante diez años desde 2018 y que en 2017 supondrá reducir sus capturas a la mitad. Cabe destacar, además, que es la primera vez que se toma una medida de estas características en el Mediterráneo.
 
Con esta iniciativa se pretende atajar una de las principales amenazas a las que se enfrenta el coral, la sobreexplotación pesquera, que ha llevado a sus poblaciones a estar prácticamente esquilmadas en la costa catalana.
 
Las colonias de coral del Mediterráneo han sufrido la sobrepesca durante años por su interés comercial en la joyería y la decoración. De hecho, no sólo ha disminuido la distribución de esta especie emblemática, sino también la extensión y altura de las comunidades. Esto supone que donde antes los corales se elevaban hasta los 50 cm, hoy en día, en las zonas donde se ha practicado su pesca, si es que todavía se encuentran, apenas superan los 5 cm.
 
El coral está también acorralado por otros peligros que han hecho saltar todas las alertas. Entre ellos, destaca especialmente el furtivismo, al que hay que sumar el aumento de la mortalidad por el incremento de la temperatura como consecuencia del cambio climático. Si a esto se añade el lento crecimiento de la especie, todo indica que hay que tomar medidas urgentes para evitar que la situación se vuelva irreversible. En la actualidad, esta especie se encuentra en la categoría de en peligro según la UICN.
 
Óscar Esparza, coordinador de Áreas Marinas Protegidas de WWF España, señala que “esta prohibición debería extenderse a todo el Mediterráneo y que se incluya su protección en el Apéndice II del Convenio CITES”. Y recuerda que “es clave intensificar al máximo la vigilancia y evitar a toda costa el furtivismo”.  
 
La organización recuerda que el coral vivo tiene mucho más valor que el coral arrancado, puesto que proporciona importantes servicios ambientales y un atractivo para las actividades del submarinismo.
Coral rojo
© Generalitat de Catalunya Ampliar

Comentarios

blog comments powered by Disqus