WWF España - Crece la población de pandas en China mientras siguen los esfuerzos para proteger su hábitat

Crece la población de pandas en China mientras siguen los esfuerzos para proteger su hábitat



Publicado el 28 febrero 2015  | 
La población de pandas salvajes ha crecido en 268 ejemplares en la última década, según el nuevo censo publicado por el Gobierno chino. Con este aumento de población, un 16,3% respecto al último censo de 2003, ya hay un total de 1.864 pandas en libertad. El oso panda gigante, un símbolo de la conservación de la vida salvaje, vive sólo en las provincias chinas de Sichuan, Shaanxi y Gansu.

Según el censo, también ha aumentado el área de distribución de los pandas. El hábitat actual del panda ya cubre una superficie de 2.577.000 hectáreas, un aumento del 11,8% desde 2003.

“Se está haciendo un gran trabajo para proteger a los pandas en la naturaleza, y el Gobierno chino ha hecho bien integrando estos esfuerzos y colaborando con organizaciones conservacionistas como WWF”, ha asegurado Xiaohai Liu, director de programas de WWF-China.

El censo ha revelado que 1.246 pandas viven en el interior de reservas naturales (un 66,8% de la población salvaje), y el hábitat dentro de estas reservas supone un 53,8% del total. Existen en la actualidad 67 reservas naturales para el panda en China, 27 más que en 2003.

“WWF celebra este importante logro para la conservación, pues ha crecido tanto la población de pandas en libertad como su área de distribución”, ha comentado Liu. “El censo demuestra la eficacia de las reservas naturales para aumentar el número de pandas”.  

WWF apoya el trabajo del Gobierno chino estableciendo reservas naturales para el panda, y una red de conservación que integra esas reservas con explotaciones forestales y corredores de bambú. Así, los pandas pueden encontrar comida, y encontrar pareja para reproducirse. El trabajo de WWF también se centra en asegurar la protección legal de un gran porcentaje del hábitat del panda, y en mejorar cómo se llevan a cabo los esfuerzos de conservación. La organización también ha colaborado y facilitado el censo de pandas en libertad.

Pese a las buenas noticias, el oso panda todavía se enfrenta a muchos desafíos para su conservación. La fragmentación de su hábitat es un gran problema para los pandas que viven fuera de las reservas naturales. Aunque las amenazas tradicionales –como la caza furtiva- parecen estar reduciéndose, amenazas a gran escala como la minería, proyectos hidroeléctricos, el turismo o la construcción de infraestructuras están aumentando, y por primera vez fueron mencionadas en el informe del Gobierno.

La estrategia de conservación del panda 2015-2025 de WWF marca el camino para los esfuerzos de conservación del panda en la próxima década, y se centra en mejorar el hábitat del panda de un modo que también beneficie al desarrollo sostenible de las comunidades locales.

Los esfuerzos para conservar al panda gigante también benefician a otras muchas especies raras de animales y plantas en el sudoeste de China, uno de los puntos calientes del planeta en biodiversidad. El “efecto paraguas” cubre a especies en peligro como el takín, el panda rojo, el mono dorado o el ibis nipón. Los bosques en los que viven los pandas son muy importantes para proveer de agua a la cuenca del río Yangtze, una de las más pobladas del planeta. 
Un macho de panda de unos 6 años comiendo bambú
© WWF / Susan A. Mainka Ampliar

Comentarios

blog comments powered by Disqus