WWF España - Visón europeo

El visón europeo desaparece delante de nuestros ojos

FIRMA
©: Tiit Maran

El visón europeo podría desaparecer en pocos años.

Si no se toman medidas urgentes por parte de la Administración que reviertan la tendencia actual, los cálculos hablan de una tendencia decreciente que podría terminar con la desaparción del visón europeo entre 5 a 7 años. 

Ya ha desaparecido del 90% de su área de distribución original. España es, junto al delta del Danubio y pequeñas poblaciones aisladas de Rusia, uno de los últimos reductos para esta especie.

En España, se encuentra catalogada como especie en "peligro de extinción", sin embargo, se estima que quedan menos de 500 ejemplares y su población continúa en regresión; en pocos años ha perdido más de un tercio de su hábitat original, por lo que su situación es extremadamente grave.

 

 

CON TU FIRMA PODEMOS LOGRARLO

 

La máxima categoría de amenaza

El organismo internacional UICN (Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza) clasificó en 2011 la especie en la Lista Roja de especies amenazadas bajo la categoría de "en peligro crítico de extinción", que es la máxima categoría de amenaza.

​ El visón europeo: ese gran desconocido.

El visón europeo es un gran desconocido para la sociedad, y muchísima gente incluso lo confunde con el visón americano (principal causa de su extinción).

Es un animalito pequeño, que vive cerca de los ríos y que se deja ver muy poco, quizás por ello y por lo reducido de su población sea tan poco conocido, pero una de sus grandes virtudes es que es un indicador de la salud de nuestros ríos, dónde vive. De hecho, otra de las grandes amenazas para la especie es la pérdida y degradación de su hábitat, debido al mal estado de conservación de los ríos. 

Hemos desarrollado un informe detallado sobre la especie y su estado de conservación, además de con la propuesta de  todas las mejoras necesarias para revertir su decrecimiento.

DESCARGAR INFORME

Nuestra propuesta para revertir esta situación YA 

Desde WWF nos hemos marcado un objetivo: lograr que para 2020 la población del visón europeo esté por encima de los 500 individuos, frenar la actual tendencia y evitar su extinción 

Necesitamos que la sociedad tome conciencia de la especie y su importancia para nuestros ecosistemas; y por otro lado, que los Gobiernos actúen en su conservación y deje de ser uno de los grandes olvidados de nuestro patrimonio natural

Es imprescindible que el Gobierno se implique en mayor medida en su conservación  y que adquiera un compromiso para garantizar los medios y los recursos económicos necesarios para lograr su recuperación a largo plazo. 

Actúa por el visón europeo:

Hemos puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para exigir una apuesta decidida por su conservación.

1) que se declare al visón europeo ‘especie en situación crítica’ y

2) que se ponga en marcha un plan de emergencia para evitar su inminente extinción.

Un plan de emergencia que consiste en: 

Un censo nacional

Hablamos de 500 ejemplares, pero las estimaciones apuntan a que su población será hoy mucho menor. 
Un nuevo censo es fundamental para saber el estado  en que se encuentran sus poblaciones en la actualidad, y poder priorizar las actuaciones más urgentes, ya que el último censo se realizó hace más de 15 años.

Un plan de conservación ex situ

Con financiación garantizada a largo plazo.  Es urgente dotar de recursos al programa de cría en cautividad, y crear un centro de referencia a nivel nacional, similar al existente para el lince ibérico. Actualmente la población cautiva se encuentra repartida en varios centros, sin contar con el número necesario de ejemplares reproductores y sin recursos suficientes. 

Evitar la expansión del visón americano

Es imprescindible evitar/limitar la creación de nuevas granjas peleteras y mejorar la regulación de las existentes, ya que no cuentan con las medidas de seguridad suficientes y todavía suponen un riesgo para la biodiversidad. También es necesario una aplicación efectiva de la "Estrategia de gestión, control y erradicación del visón americano", para controlar la expansión de las poblaciones asilvestradas de esta especie invasora.  

La gran amenaza es una especie exótica invasora de origen americano

El visón americano es su principal causa de extinción. Desde que fue introducida en Europa para el comercio de su piel, esta especie exótica invasora, continúa expandiéndose en el medio natural habiendo invadido ya 20 países europeos. Además del daño que le hace al visón europeo, el visón americano afecta a otro medio centenar de especies autóctonas (como el desmán ibérico o diferentes especies de anfibios)

Por culpa de la moda y la demanda creciente de abrigos de visón en el mundo, desde el siglo pasado se han instalado granjas para producir pieles en Europa.

Los visones americanos, empleados para la elaboración de abrigos, a veces se escapan o son liberados de forma ilegal de las granjas. Muchos mueren pero algunos consiguen adaptarse, reproducirse y expandirse rápidamente. En pocos años ha colonizado la cuarta parte del territorio español, y más de un tercio del hábitat del visón europeo. 

La prohibición de instalar granjas peleteras en algunos países europeos (Reino Unido, Croacia, Holanda) está desplazando la industria a otros países con normativas menos estrictas, potenciando aún más el riesgo de invasión de las zonas donde aún sobrevive el visón europeo. Desde 2011 han aumentado el número de granjas en España, debido a que se han instalando nuevas granjas en zonas gravemente afectadas por la invasión del visón americano, como Galicia, que concentra el 80% de las granjas peleteras.

Algunas Comunidades Autónomas y organizaciones llevan años trabajando en la protección del visón europeo, pero hasta ahora no se ha podido reconducir la situación de declive. Territorio visónLife Luterola Spain son dos buenos ejemplos de este trabajo de años para salvar al visón. 

En este video, elaborado por Life Luterola Spain en colaboración con el Gobierno de la Rioja se explica en qué consiste el problema: