WWF España - Protección de costas

Donde rompen las olas también es propiedad del mar

©: Isaac Vega / WWF

La nueva Ley de Costas desprotege, aún más, una costa ya muy castigada por la presión humana 

El reiterado incumplimiento de la anterior Ley de Costas, aprobada en 1988, y que sobre el papel protegía la totalidad de este espacio ha llevado a una situación de gran degradación a nuestro espacio litoral. La ley fue reiteradamente violada e ignorada por Comunidades Autónomas y Ministerio, debido a la presión creciente de los intereses económicos.

Durante el Gobierno de Rajoy se ha reformado la Ley de Costas. Pero esta reforma tiene muy graves consecuencias sobre la conservación del espacio litoral.

1ª consecuencia: Desprotege ecosistemas protegidos por la Ley de 1988.

La nueva ley ignora una parte desconocida y han dejado de estar protegidos por la nueva definición del dominio público marítimo-terrestre, quedando expuestos a los nuevos desarrollos costeros.

2ª consecuencia: prolongación de las concesiones urbanísticas pegadas al mar en áreas de erosión e impacto del cambio climático.

La Ley permite prorrogar durante 75 años las concesiones de ocupación de aquellas edificaciones que estaban dentro del espacio cercano al mar, cuando no se han consolidado y cedido a sus ocupantes sacándolas del dominio público marítimo-terrestre. Y todo ello, sin tener en cuenta los informes sobre afección de la costa al cambio climático que subrayan las zonas de nuestro litoral con mayor riesgo de erosión. Los temporales invernales, la regresión de la línea de costa, el aumento de la altura de ola o el cambio en los regímenes de corrientes hace necesario actuar desde ahora mismo para poner en marcha medidas que permitan adaptar nuestra costa a los efectos del cambio climático.

Es imprescindible, velar porque el Gobierno aplique una estrategia de adaptación de la costa al cambio climático donde la conservación de los hábitats costeros y la eliminación progresiva de las barreras artificiales sean los principales ejes de actuación.

EL VALOR DEL ESPACIO LITORAL

Queremos proteger los principales ecosistemas costeros (sistemas dunares, humedales y lagunas costeras y llanos intermareales) de la presión humana. En el litoral confluyen el medio marino y el medio terrestre, creando una franja de territorio que, en algunos casos, cuenta con pocos kilómetros, con unas características geomorfológicas y biológicas únicas.

En esta estrecha franja disfrutamos de hábitats singulares, playas y cordones dunares, humedales costeros, acantilados, lagunas costeras… que albergan gran cantidad de endemismos, tanto de flora como de fauna, y que son extraordinariamente frágiles ante cualquier tipo de agresión.

Nuestra costa ha sufrido una continua degradación y desaparición de gran parte de los humedales costeros; pérdida de la mayoría de los sistemas dunares y la regresión de la línea de costa, una artificialización de muchos kilómetros; alteración y fuerte deterioro de cauces y ramblas y salinización de los acuíferos costeros, entre otros.

Nuestro trabajo para proteger las costas de España:

Hemos parado proyectos urbanísticos dañinos.

Por ejemplo, hemos tenido un papel muy activo en detener agresiones ambientales como la construcción de puertos deportivos (Campomanes en Alicante o es Viver en Ibiza…), macropuertos (como el de Granadilla en Tenerife o el de Tarifa), desarrollos hoteleros o urbanísticos (como el Algarrobico, Papagayo Arena, Cabo Cope..), regeneraciones de playa, deterioro de marismas (depósito de fosfoyesos de Fertiberia en Huelva o la construcción de un polígono industrial en las Aletas en Cádiz).

Desde WWF queremos asegurar los principales ecosistemas costeros que han quedado desprotegidos por la nueva Ley de Costas, estén protegidos. 

  • Sistemas dunares,

  • Humedales y lagunas costeras y

  • Lagos intermareales

1º Vamos a mapear todos estos ecosistemas y definir aquellos que no están protegidos (al no estar en el dominio público marítimo terrestre o en la red Natura 2000).

Conocer los planes de ordenación territoriales de las Comunidades Autónomas y cómo protegen estos ecosistemas, así como los planes municipales de desarrollo,

3ª Con toda esta información, integrada y ordenada, centraremos nuestros esfuerzos de protección sobre aquellas regiones más vulnerables.

Únete a WWF