Gestión Forestal

FSC: Hacia una gestión sostenible

WWF apoya el uso de productos forestales (madera, papel y corcho) frente a los productos sustitutivos, sintéticos y mucho más contaminantes. Sin embargo, es imprescindible asegurar que la explotación forestal se realiza bajo estrictos criterios de gestión forestal legal y sostenible.

Para WWF la certificación forestal FSC (Forest Stewardship Council) es el mejor instrumento para garantizar el origen sostenible de los productos forestales.

La certificación forestal garantiza que la explotación forestal cumpla unos estándares sociales y ambientales exigentes que han sido consensuados por los representantes de los intereses sociales, ambientales y económicos de la gestión forestal.

La certificación forestal FSC es también una herramienta de desarrollo rural. FSC aporta un valor añadido a los productos forestales y mejora la imagen de los productos forestales (madera, papel y corcho) en el mercado.

La adquisición de un producto certificado por FSC garantiza al consumidor la contribución a la conservación de los bosques y de los valores sociales, culturales y ambientales asociados a estos. De la misma forma, FSC permite a los gestores y propietarios forestales responsables diferenciar sus productos en el mercado frente a los procedentes de tales ilegales o insostenibles.

Además de el sistema FSC, existen en el mercado otros sellos que aunque pretenden garantizar el origen sostenible de la madera, no son apoyados por las principales ONG sociales y ambientales, pues son mucho menos exigentes que FSC.

¿Quieres saber más sobre certificación forestal?

El FSC es una ONG sin ánimo de lucro que aglutina, bajo el principio fundamental de la participación, a propietarios forestales, industria, comunidades locales, organizaciones medioambientales, sindicatos, grupos indígenas,... agrupándolos en tres cámaras con igual peso y con participación equitativa entre países del Norte y del Sur.

Desde su constitución, FSC ha conseguido sentar en la mesa a sectores tradicionalmente enfrentados y, allá donde se ha aplicado, ha permitido armonizar la conservación de los valores naturales y sociales de los bosques con los intereses de la industria y de los propietarios forestales para presentar sus productos ante una sociedad que reconoce este equilibrio a través del logotipo FSC.

WWF es miembro de la cámara ambiental de FSC Internacional y de la iniciativa española.