Proyectos de Restauración Forestal

Cada año el fuego arrasa en nuestro país una media de 180.000 hectáreas de bosque. Con el apoyo de su red de voluntarios, WWF trabaja sobre el terreno plantando nuevos árboles en toda España para recuperar la riqueza de las zonas más vulnerables.  Te necesitamos más que nunca para apoyar nuestros proyectos de restauración forestal.

¿Quieres saber más sobre dónde y cómo actuamos? Consulta todos nuestros proyectos en este mapa.



Ver Proyectos de Restauración Forestal en un mapa más grande

Buenas prácticas para la restauración de zonas incendiadas

 / ©: WWF
Mapa de Grandes Incendios Forestales 2012 / ©: WWF
Mapa de Grandes Incendios Forestales 2013
© WWF

Consulta el mapa del fuego


¿QUIERES SER VOLUNTARIO?

 / ©: WWF-Canon/ C.Vallecillo

Con el apoyo de su red de voluntarios, WWF trabaja sobre el terreno plantando nuevos árboles en toda España. Te necesitamos más que nunca para apoyar nuestros proyectos de restauración forestal.

¡Escribe a voluntariado@wwf.es!

Desde 1989, WWF desarrolla proyectos piloto de restauración de hábitats forestales identificados como prioritarios, bien para incrementar la superficie arbolada en aquellas unidades en las que más bosque ha desaparecido (ver mapa) , o para mejorar la calidad de otros hábitats de elevado interés ecológico, tales como ríos y riberas, áreas de alto valor de conservación afectadas por incendios o para la conservación de especies relictas del bosque original.

WWF entiende que para que la restauración de ecosistemas sea exitosa es necesario conocer e implicar a los agentes que actúan en el territorio y contar con su apoyo y colaboración. WWF cuenta además con la ayuda de cientos de voluntarios, empresas y Administraciones públicas para la realización de sus proyectos.

Para conocer y mejorar los resultados obtenidos, el equipo técnico de WWF España evalúa sistemáticamente la evolución de los proyectos e incorpora los resultados al diseño de otros nuevos. De esta forma, nuestra organización contribuye a recuperar los valores ambientales deteriorados a la vez que asesora y aporta una información técnica valiosa para los gestores de los espacios naturales.


LA CLAVE DEL ÉXITO: EL SEGUIMIENTO DE LOS PROYECTOS

¿Por qué hacemos seguimiento?

WWF considera indispensable llevar a cabo una fase de seguimiento y evaluación de los proyectos de restauración para poder valorar el éxito del mismo y detectar los posibles fallos. De este modo, se pueden extraer conclusiones sobre la respuesta de los ecosistemas forestales y aplicar una gestión adaptativa, sometiendo las soluciones técnicas adoptadas a un examen continuo.

Los resultados de los seguimientos permiten cuantificar la eficacia de las estrategias diseñadas y el impacto sobre la recuperación del medio e integrar los resultados en el diseño de nuevos proyectos.

De cara al futuro, con la información recogida, se mejora la información técnica y científica disponible para los gestores del territorio.

¿Cómo hacemos el seguimiento de los proyectos?

Las actividades de seguimiento se realizan en el marco de actividades de participación con voluntarios de la organización, con ayuda de cuadrillas profesionales o directamente por los técnicos de WWF. Se comenzó a realizar labores de seguimiento en el año 2008.

Se realizan muestreos en parcelas circulares (de radio variable según la densidad de plantación) o en transectos lineales, para ello:

• Se hace una definición previa (mediante un Sistema de Información Geográfico) del número y la ubicación de las zonas de muestreo.

• Se localizan las parcelas en el campo. Siempre se realizan muestreos en todas las localizaciones en las que se realizan labores de plantación.

• En cada zona de muestreo se anotan por especie las plantas supervivientes.

• En cada zona de muestreo se mide la altura y el diámetro basal de las plantas supervivientes.


El seguimiento se realiza el mismo año de la plantación (año 0), en el año 1, 2, 4, 6 y 10, para conocer la evolución de los proyectos.


Supervivencia media / ©: WWF
Supervivencia media
© WWF

SUPERVIVENCIA

Se realiza un conteo de las plantas muertas (marras) que no arraigaron correctamente. Tras este estudio se inicia, en el caso de que el porcentaje de marras sea muy alto, una nueva actuación que consiste en la reposición de marras, es decir, la sustitución de las plantas que no superaron el primer período de estío. Solamente se realiza durante el primer año, pues las bajas que sobrevienen en años posteriores son consideradas muertes naturales.

- La supervivencia, de media, se sitúa entorno al  64%

 

Así protegemos nuestras plantas

Protector de semillas para siembra / ©: WWF
Gracias a la colaboración con la Universidad de Valladolid hemos podido experimentar con el “Protector de semillas para siembra”. Este curioso invento, ya patentado, impide la depredación de las semillas por parte de los animales herbívoros que habitan los espacios en los que realizamos nuestras restauraciones forestales.
Los voluntarios de WWF han fabricado e instalado 21 protectores de semilla en Tembleque para evitar los ataques de jabalíes, conejos y roedores. Con esta iniciativa queremos conseguir un mayor éxito en nuestras plantaciones al asegurar la adaptación de la planta al terreno, mejorar el desarrollo de la raíz y conseguir una mayor estabilidad de la masa a largo plazo.

José A. Reque Kilchenmann* & Eduardo Martín Sánchez
* Instituto Universitario de Gestión Forestal Sostenible, E.T.S. de Ingenierías Agrarias de Palencia (Universidad de Valladolid)
Número de patente o CCP: ES 2383420 A1


Crecimiento en altura / ©: WWF
Crecimiento en altura
© WWF

CRECIMIENTO

Se cuantifica el crecimiento de los plantones introducidos midiendo la altura de cada plantón en cada parcela de muestreo, y el diámetro basal del tallo.

Los resultados a los que llegamos nos muestran que, como ocurre en otros estudios de campo, las especies siguen patrones de desarrollo con:

- Poco crecimiento en altura.

- Aunque incrementan su diámetro basal principalmente a partir del sexto año tras la plantación.

CURIOSIDAD
Esto se debe a que, los primeros años, los jóvenes plantones invierten toda su energía en desarrollar raíces extensas y profundas (para llegar a la capa freática de agua, para resistir los vientos...). Pasados estos seis años los plantones inician un desarrollo más rápido.

Diámetro  / ©: WWF
Diámetro
© WWF
Restauración en Lugar Nuevo / ©: WWF
Restauración en Lugar Nuevo
© WWF