WWF España - Lucha contra el tráfico de especies CITES 2016

CITES. Una cumbre internacional para luchar contra el tráfico de especies.

WWF estará presente para lograr los mayores avances posibles.

ÚNETE A WWF
©: Richard Edwards / WWF-UK

Este año se celebra la 17ª Conferencia Mundial CITES. 

¿Que es CITES? Es un convenio internacional suscrito por 183 países para regular el comercio de especies amenazadas de fauna y flora silvestre. Incluye una lista de 5.000 especies de animales y 30.000 de plantas cuyo comercio está reglamentado (prohibido o regulado). Según este convenio, 630 especies animales y 301 plantas tienen totalmente prohibido su comercio. 

Que la cumbre de este año sea en Sudáfrica lo hace especialmente relevante, ya que este país sufre severamente el impacto de la caza furtiva. Más de 6.000 rinocerontes han sido masacrados en este país por los cazadores furtivos desde 2007 (más de 700 en lo que va de este año) pese a los esfuerzos de sus autoridades. 

Por ello es imprescindible adoptar medidas en terceros países que reduzcan la demanda y dificulten la venta de los cuernos de rinoceronte.

NUESTRO TRABAJO CONTRA EL TRÁFICO DE ESPECIES

Partipamos en CITES como voz experta.

Desde WWF acudimos a esta cumbre aportando nuestro conocimiento experto para que los países adopten las oportunas resoluciones que contribuyan a frenar el furtivismo, detener el tráfico ilegal y reducir la demanda.  

A esta acumbre, además, asistimos con los siguientes objetivos: 

  • Obligar a Vietnam a adopte medidas para frenar de forma efectiva la venta de cuerno de rinoceronte en mercados y tiendas.
  • Impulsar los planes de acción nacionales para combatir el tráfico ilegal de colmillos de elefante en los países de tránsito como Uganda, Kenia, Tanzania o Mozambique y receptores como China, Tailandia o Vietnam.
  • Prohibir totalmente el comercio internacional de todas las especies de pangolín.

SABER MÁS SOBRE NUESTRAS PETICIONES DE CARA A LA CUMBRE 2016 

El trabajo de WWF en la lucha contra el tráfico comenzó con el mismo nacimiento de CITES, ya que fuimos uno de sus impulsores. Además, en los años 80, creamos TRAFFIC, un organismo dedicado a  analizar las cifras y tendencias que se producen en este sangriento y lucrativo mercado. 

Influencia y presión política:

La dimensión de este crimen organizado nos ha llevado a poner en marcha UNA INICIATIVA INTERNACIONAL con el objetivo de ejercer la influencia necesaria para que los organismos internacionales actúen eficazamente para parar esta actividad delictiva.

La estrategia de WWF en materia de tráfico de especies se basa en cuatro pilares de trabajo: 

  1. Frenar el furtivismo
  2. Detener el tráfico ilegal
  3. Reducir la demanda
  4. Lograr la movilización internacional necesaria para conseguir la financiación para luchar contra esta amenaza

 

CONOCE MÁS SOBRE EL PROBLEMA:

Un negocio sangriento que mueve 10.000 millones de euros al año.

El negocio de la extinción es rentable y su riesgo compensa a los traficantes, al estar menos perseguido y penado que las drogas o las armas

El tráfico de especies es un negocio sangriento que mueve millones de euros. Se estima que es la cuarta actividad delictiva por volumen de negocio a escala mundial, sólamente  superada por el tráfico de drogas, personas y armas. Pero muchos de los criminales implicados en traficar con drogas o armas, lo están también en el de especies.

Las cifras son abrumadoras. A pesar de llevar años luchando contra esta amenaza, cada año se comercializan de forma ilegal 1,5 millones de aves vivas y 440.000 toneladas de plantas medicionales, se matan 120 tigres, unos 30.000 elefantes, más de 1.000 rinocerontes y 13.000 pangolines, y se talan 1.000 toneladas de madera exótica, como el palo rosa. 

Las personas también sufren el impacto de esta actividad: 

Además de ser un drama para la naturaleza, al esquilmar los recursos y empujar a miles de especies hacia la extinción, también lo es para las comunidades locales de los países de origen de estos productos ilegales, llegando a poner en peligro su desarrollo social y económico. También afecta a la salud de las personas y a la seguridad nacional, ante la crueldad y corrupción que envuelven estas prácticas criminales, y que en muchos casos ayudan a financiar el terrorismo. 

España es puerta de entrada a Europa:

Nuestro país está invoculcrado en este tipo de comercio por su proximidad con otros continentes, especialmente África y Latinoamérica, principalmente a través de los grandes puertos como Algeciras, Valencia y Canarias. Por ejemplo, entre 2005 y 2014, se incautraron en nuestro país 13.838 animales vivos.

 

LAS VÍCTIMAS

©: Brent Stirton / Getty Images / WWF-UK

En noviembre de 2010, la hembra de esta pareja de rinocerontes africanos sobrevivió a un brutal ataque de furtivos que, ayudados por una motosierra, cortaron el cuerno de este hermoso ejemplar de rinoceronte negro para su comercio ilegal. Además del sufimiento físico al que se sometió a este animal, esta hembra era la madre de un pequeño de 4 semanas, que tras la agresión murió de hambre y deshidratación.

Afortunadamente esta historia cuenta con un final feliz y actualmente está protegida y vigilada por guardas y por el que ahora es su nuevo compañero, el macho que la acompaña en la foto que se ha convertido en su pareja y protector. 

En el mercado negro se pueden pagar 60.000 dólares por el codiciado cuerno de rinoceronte, al que se atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas, aunque en realidad se trata de queratina, una sustancia presente en uñas y cabellos. En ocho años, el número de rinocerontes cazados en Sudáfrica para comercializar con sus cuernos ha pasado de 13 a 1.175 ejemplares

 

ADOPTA UN RINOCERONTE
© © Martin Harvey / WWF
© Martin Harvey / WWF
© ohn E. Newby / WWF
© Chris R. Shepherd
© WWF
© WWF/ M. Harvey

AYÚDANOS A SALVAR A LAS VÍCTIMAS DEL TRÁFICO DE ESPECIES