WWF pide al Ministerio para la Transición Ecológica que cierre los pozos ilegales de Doñana | WWF España

WWF pide al Ministerio para la Transición Ecológica que cierre los pozos ilegales de Doñana

Publicado el
12 julio 2018
Mañana se presenta en el Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana el último informe oficial de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, en el que se confirma el imparable declive del acuífero del que dependen los humedales del Parque Nacional. WWF pide a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que tome medidas para salvar Doñana y actúe con la Junta de Andalucía para cerrar los más de 1.000 pozos y las fincas de cultivo ilegales que están secando el espacio natural.

El nivel del acuífero que da vida a Doñana sigue bajando, pese a las históricas lluvias de esta primavera, según los propios datos oficiales de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica. WWF denunciará mañana en el Consejo de Participación de Doñana que la situación del agua es crítica y que es urgente tomar medidas para evitar daños irreversibles en la biodiversidad del espacio natural. El seguimiento que realiza la Estación Biológica de Doñana (CSIC) evidencia la crítica situación del espacio, con lagunas que se están secando dentro del propio Parque Nacional.

Para WWF, las medidas que se han tomado hasta ahora frente a la agricultura ilegal en Doñana han sido escasas, lentas e ineficaces, como demuestran los datos sobre la situación del acuífero. Aunque se han cerrado una pequeña parte de los pozos ilegales, muchos siguen robando el agua de Doñana, y no se ha eliminado prácticamente ni una sola hectárea de los cultivos de regadío ilegales en la zona.

La organización pide a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, responsable de la gestión del agua, que actúe con firmeza y contundencia para salvar Doñana en coordinación con la Junta de Andalucía. WWF reclama el cierre inmediato de todos los pozos ilegales del entorno de Doñana y la eliminación de los cultivos ilegales en la zona, que siguen creciendo de acuerdo al seguimiento con imágenes de satélite que realiza la organización.

WWF lamenta que en vez de hacer cumplir la ley en Doñana, cerrando las captaciones ilegales, hasta ahora la medida estrella de las administraciones ha sido promover un trasvase que se pagará con dinero público. En sus primeras semanas en el cargo, la propia ministra Ribera ha defendido que los trasvases no pueden convertirse en una medida ordinaria, pues no son una solución a largo plazo para los problemas del agua.

La organización también destaca que es urgente dotar de más recursos a la guardería fluvial de la CHG. Aunque en 2013 la propia CHG reconoció que hacía falta más guardería, hoy tan sólo hay dos guardas para controlar miles de hectáreas de cultivos de regadío en el entorno de Doñana. Para WWF, es una muestra clara de la falta de interés de la administración por controlar el uso del agua en la zona.

No podemos permitir que siga la agonía de Doñana, la joya de nuestros Parques Nacionales. La ministra Teresa Ribera tiene la oportunidad de ser la ministra que acabó con años de inacción y puso fin al saqueo de Doñana”, ha comentado el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo.

Por último, WWF recuerda que el robo del agua no es la única amenaza de Doñana y pide a la ministra Teresa Ribera que actúe para poner fin a los proyectos gasísticos en el espacio natural. También lo recordará en el Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana.

Comentarios

blog comments powered by Disqus