WWF y pescadores piden al Ministro Planas que apoye la cogestión en el Mediterráneo | WWF España

WWF y pescadores piden al Ministro Planas que apoye la cogestión en el Mediterráneo

Publicado el
01 febrero 2019

En estos momentos se negocia contrarreloj entre la Comisión Europea, el Parlamento europeo y los Estados miembro (España, Francia e Italia) un plan multianual de pesca para especies demersales como la merluza, el salmonete o las gambas en el Mediterráneo occidental que determinará el futuro de estos recursos y el ecosistema de los que dependen. Entre las propuestas procedentes del Parlamento europeo, se abre la posibilidad de desarrollar cogestión pesquera local que España, incomprensiblemente, la está bloqueando.

La cogestión pesquera o gobernanza participativa tiene excelentes ejemplos en España donde se ha mostrado su eficacia para facilitar el consenso entre pescadores, científicos, administraciones y sociedad civil en el diseño y aplicación de las medidas más adecuadas localmente desde un punto de vista ambiental, social y económico. Además ha permitido un seguimiento y evaluación de estas medidas acordadas entre todos. Apoyada por la ciencia, la cogestión es impulsada por Naciones Unidas globalmente y, en particular, en el Mare Nostrum a través de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM).

Ejemplos españoles como el marisqueo de Galicia, la gamba de Palamós, el jonquillo de Baleares, el sonso de Cataluña son reconocidos internacionalmente y pescadores de todo el Mediterráneo y de otras partes del Planeta los han conocido de primera mano y aprendido de sus procesos. En muchas zonas donde WWF trabaja con el sector pesquero en una mejora de la sostenibilidad de las pesquerías y de la conservación de la biodiversidad, una gestión más participativa en la toma de decisiones es un reclamo generalizado y fundamental para conseguirla.

Toni Abad, Patrón mayor de Roses y Presidente de la Federació catalana de Confradías declaró: “Desde la Cofradía de Roses llevamos años adoptando medidas voluntarias para recuperar las poblaciones de las que dependemos. El cierre de zonas importantes para la merluza, medidas internas de control, colaboración con los científicos. A veces es difícil conseguir el acuerdo, pero solo a través de estas medidas consensuadas y adaptadas a nuestra realidad, hemos conseguido importantes éxitos donde el grado de cumplimiento es máximo. Nuestros pescadores se corresponsabilizan de cumplir los acuerdos. Tenemos claro que la cogestión con administraciones, científicos y ONG es el único camino.”
 
Por su parte Ignacio J. López, pescador de Motril y Vicepresidente de las cofradías andaluzas comentó: “bajo los mismos objetivos ambiciosos en los tres países afectados, debemos contar con mecanismos como la cogestión para diseñar las mejores soluciones locales. Hay que gestionar la flota a nivel de la pesquería o, al menos, divisiones GSA (unidades de gestión pesquera). Esto nos permitiría aplicar más fácilmente, por ejemplo, medidas espacio-temporales a partir de los resultados de los proyectos de investigación que estamos impulsando en Mar de Alborán”.
 
Nicolás Fernández, Secretario de las cofradías gaditanas y Presidente del GALP del Estrecho: “Hace tiempo vimos en mi puerto, Conil, los beneficios de la cogestión y hemos tratado de extender este enfoque más allá de nuestros caladeros. Ahora el sector pesquero, junto a científicos y ambientalistas, está volcado en la creación de una gran área marina protegida. La cogestión reduce notablemente la conflictividad, facilita el consenso y nos empodera. Tan claro lo tenemos que estamos construyendo un puente de colaboración con nuestros compañeros pescadores marroquíes, para promover una gestión conjunta de los recursos que compartimos como el voraz, debemos trabajar desde las dos orillas”. 
 
Antonio Albalat, Patrón mayor de Palamós,afirmó: “Empecé a dedicarme a la pesca hace 35 años y desde entonces he visto al sector pesquero decrecer hasta el punto de llegar a pensar en su extinción. Durante este tiempo he visto reales decretos que no tenían sentido ni justificación y que llevaban a su incumplimiento. Hace años, los pescadores de gamba de Palamós decidimos empezar a tomar medidas, tras una grave crisis de nuestra pesquería, e impulsamos lo que hoy conocemos como plan de gestión de la gamba de Palamos, un auténtico caso de éxito. Para consolidarnos necesitamos una gestión consensuada con todas las partes, es lo que llamamos cogestión”.
 
Por su parte, Manuel Peña, Patrón Mayor de Castellón, comentó: “Nuestro puerto fue pionero en los años 60 con el plan de gestión del arrastre de Castellón, un plan avanzado a su tiempo que consiguió el acuerdo de todos los pescadores para trabajar en la sostenibilidad de nuestras pesquerías. Aquel plan cayó en el olvido por tema políticos, la posibilidad de tener comités de cogestión nos permitiría recuperar el espíritu de nuestros padres y abuelos y junto a los científicos, administraciones y ONG conseguir los consensos necesarios para adoptar medidas más allá del Plan actualmente en discusión que nos permitan la recuperación de nuestras pesquerías”.
 
Y por último, según Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España: “Para WWF es difícil de entender la posición del Ministro Planas en este punto de las negociaciones del Plan. El MAPA debería liderar en Europa este enfoque del siglo XXI, en consonancia con la Transición ecológica que el Gobierno de Pedro Sánchez desea promover en su gobierno. Es clara la voluntad de una parte del sector pesquero de avanzar por ese camino junto a la administración, los científicos y las ONG”.

Comentarios

blog comments powered by Disqus