WWF denuncia la inutilidad del trasvase del Tajo a Las Tablas y pide su cancelación | WWF España

WWF denuncia la inutilidad del trasvase del Tajo a Las Tablas y pide su cancelación



Publicado el 29 enero 2010   |  
Trasvase a Las Tablas de Daimiel
© Alberto Fernandez WWF
Con motivo de la celebración del Día Mundial de los Humedales, que tiene lugar el próximo martes 2 de febrero, WWF reclama al Ministerio de Medio Ambiente que no vuelva a utilizar el trasvase de agua al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel. Según la organización, gracias a las abundantes lluvias de enero caídas en la Cuenca del Guadiana, el humedal ha recuperado más del 50% de su zona inundable.

WWF denuncia que la obra de emergencia destinada a trasvasar agua a Daimiel era innecesaria. De hecho, ante las inmensas lluvias y las aportaciones naturales que ha recibido el Parque desde los ríos estas últimas semanas de enero, la Confederación del Guadiana ya había reducido la cantidad de agua prevista a trasvasar, pasando de los 20 a los 10 hm3. La organización lamenta el enorme esfuerzo económico y material de más de 9 millones de euros invertidos para una obra contraria a la propia naturaleza del Parque Nacional.

El agua aportada por los ríos y la lluvia en las últimas semanas ha sido suficiente para llenar más del 50% de la superficie del humedal, lo que equivale a 1.000 hectáreas. Ante esta situación, WWF solicita que no se vuelva a derivar por la “Tubería Manchega” agua del Tajo a Las Tablas de Daimiel y que se restaure el cauce del Cigüela en Villanueva de Alcardete (Toledo). En estos momentos, los caudales naturales de agua desde el río Cigüela se cifran en unos 7m3/sg. Por ello, el Ministerio había cerrado la tubería desde el pasado 20 de enero.

Después de la enorme sequía del pasado verano, que provocó la puesta en ignición de la turba del lecho del humedal, la Institución de Parques Nacionales pudo apagar la turba de forma eficiente gracias al uso de pozos próximos. El problema radica ahora en la decisión del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino de continuar inundando el humedal con agua del Acueducto Tajo-Segura (ATS) proveniente de los embalses de la cabecera del Tajo.

Sin embargo, Las Tablas reciben en la actualidad agua de sus fuentes naturales. En este contexto, destacan los caudales provenientes del embalse de Peñarroya a través del canal del “Guadiana Alto”. Este agua llega al río Záncara y se une, a su vez, al Cigüela, que también está realizando importantes aportes. Además, las llanuras de inundación, asociadas a estos sistemas fluviales, están funcionando al mismo nivel que con las inundaciones de 1997, lo que está contribuyendo de forma favorable a su recuperación ambiental.

Alberto Fernández Lop, experto del Programa de Aguas Continentales de WWF España, reitera que: “Existen suficientes recursos en la propia Cuenca del Guadiana para el mantenimiento de Las Tablas, y los nuevos pozos utilizados en esta campaña y los aportes desde Peñarroya se han demostrado una solución viable para prevenir los efectos de la sequía sobre este ecosistema”.

WWF recuerda que este Parque Nacional deberá ser alimentado como antaño, con aguas procedentes del acuífero 23 de La Mancha Occidental, actualmente sobreexplotado por la política de apoyo al regadío de la Junta de Castilla-La Mancha. Para ello, se ha previsto desde 2008 el Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG), en el que se contempla la compra de derechos de los regantes a un ritmo suficiente que permita la recuperación del humedal antes de 2027, tal como exige la Directiva Marco del Agua.

De cara al futuro, WWF reitera que la única forma real de regenerar la naturalidad de Las Tablas de Daimiel es la recuperación de los niveles freáticos en el  acuífero 23, del que depende. Ello pasa necesariamente por una drástica disminución del regadío en la zona, que extrae más del doble de agua que los recursos renovables, produciendo un déficit de 3.000 hm3.

Trasvase a Las Tablas de Daimiel
© Alberto Fernandez WWF Ampliar

Comentarios

blog comments powered by Disqus