Pedimos más ambición política para forjar el nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas | WWF España

Pedimos más ambición política para forjar el nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas

Publicado el
30 noviembre 2018
La 14ª Conferencia de las Partes (COP14) del Convenio de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CDB) terminó ayer con un acuerdo sobre el proceso preparatorio para un marco global post-2020, que permite vislumbrar un Nuevo Acuerdo transformador para la Naturaleza y las Personas en 2020, un paso vital para aumentar los esfuerzos globales para detener la pérdida de biodiversidad peligrosa y sin precedentes.

Consideramos que este resultado prepara el escenario para que los gobiernos demuestren su liderazgo y refuercen su compromiso de conservar los sistemas naturales que sustentan la diversidad de la vida en la Tierra y brindan bienes y servicios esenciales para el bienestar de las personas y el planeta. El nuevo acuerdo debe detener la pérdida de biodiversidad al mismo tiempo que debe ser justo y respetuoso con los derechos de todas las partes, especialmente las economías en vías de desarrollo, los pueblos indígenas y las comunidades locales y aquellos que defienden la red de la vida en primera línea.

Durante la cumbre, algunos países acordaron enviar nuevas contribuciones voluntarias a la biodiversidad antes de 2020. Consideramos imperativo que estas contribuciones se realicen en breve, tengan mecanismos de implementación sólidos y coincidan con la ambición requerida para revertir la pérdida de la naturaleza.

A pesar de estos pasos hacia adelante, la relevancia política, la ambición y la acción global actuales aún no son lo suficientemente fuertes para lograr la transformación necesaria para revertir la curva de pérdida de biodiversidad y naturaleza. Mientras esta pérdida continúa, los países miembros siguen sin actuar y se prevé que la mayoría no alcanzará sus objetivos de Aichi para 2020.

En el caso de España, nuestro país es uno de los más ricos en biodiversidad de Europa y, por lo tanto, debe impulsar ese acuerdo global para la naturaleza y las personas. Esperamos que el gobierno español demuestre un nivel alto de ambición, que en los dos próximos años dé un impulso a las acciones que contribuyan a alcanzar las metas de Aichi en España y que desarrolle un nuevo y ambicioso plan estratégico para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad que fije la ruta hacia el 2030.

Por ello, instamos a los países miembros a desarrollar una visión compartida y una ambición política mucho más alta si queremos alcanzar un Nuevo Acuerdo para las Personas y crear un momento al estilo de París para la biodiversidad en 2020.

Comentarios

blog comments powered by Disqus