Lince. La joya ibérica | WWF España

En 2002 quedaban menos de 100 ejemplares, ahora ya son más de 400. Los esfuerzos han dado sus frutos: los linces ya han criado en todas las áreas de reintroducción, con 34 cachorros nacidos en libertad en 2016.

La especie ha pasado de "en peligro crítico de extinción" a la categoría inferior de "en peligro" en los últimos años.

Estos buenos indicios deberían ser el estímulo para hacer aún más. Nos queda mucho por hacer. WWF lleva más de 15 años luchando para salvar de la extinción al lince ibérico. Pero tu colaboración es fundamental para que podamos seguir haciendo nuestro trabajo.


 

TRAS LOS PASOS DEL LINCE

El lince ibérico es sigiloso y habita alguna de las áreas naturales más salvajes que quedan en la Península, por lo que perseguirlo no es tarea fácil. Sin embargo, seguir el movimiento de los más de 400 ejemplares en libertad es vital para protegerlos. 

Pocas especies en el mundo son seguidas tan de cerca como el lince. Las zonas donde viven, como Doñana o Sierra Morena, están llenas de "cámaras trampa" colocadas por los técnicos que protegen a la especie, para censar sus poblaciones y estudiar su comportamiento. El seguimiento es tan detallado, que conocen por su nombre a todos los linces.

Además del fototrampeo, los técnicos colocan a los linces collares de radioseguimiento para saber por dónde se mueven en busca de nuevos territorios. También sirve para detectar zonas conflictivas por furtivismo, o potenciales puntos negros de atropellos.

En algunos casos, se usan collares de seguimiento por satélite, más costosos pero más precisos. Además, nos permiten controlar las casusas de la mortalidad, estudiar la dispersión y así proponer corredores y pasos de fauna en las carreteras, y algo muy importante: perseguir a los furtivos.

 

© Alfonso Moreno / WWF
© Alfonso Moreno / WWF

RECONQUISTANDO SU TERRITORIO

¿Dónde hay linces hoy? Andalucia, Sierra Morena oriental (Ciudad Real), Montes de Toledo, el valle de Matachel en Extremadura y el valle del Guadiana en Portugal.

WWF junto con otros actores, el Proyecto Iberlince y la Junta de Andalucía, estamos desarrollando un proyecto para devolver a los linces a las zonas de dónde nunca debieron desaparecer.

​Tras asentar sus poblaciones en Andalucía, era esencial expandir el área de distribución del lince, creando nuevas poblaciones en otras regiones. Comenzaron a buscarse las zonas más idóneas, por la presencia de conejos y la calidad del hábitat, y las elegidas fueron Sierra Morena oriental (Ciudad Real), Montes de Toledo, el valle de Matachel en Extremadura y el valle del Guadiana en Portugal.

Hasta el verano de 2016 se han soltado más de 80 linces, todos ellos nacidos en cautividad en el Programa de Cría. 

WWF está ayudando a que estas primeras sueltas sean exitosas, presionando a las Administraciones para que no se baje la guardia frente a amenazas como los atropellos o el furtivismo y llegando a acuerdos de custodia con fincas privadas.

Los esfuerzos han dado sus frutos: los linces ya han criado en todas las áreas de reintroducción, con 34 cachorros nacidos en libertad en 2016, un gran signo de esperanza para la especie.

 

En el siguiente mapa facilitado por Proyecto Iberlince, vemos la distribución de linces y su expansión entre 2003 a 2016. 

 

En las imágenes inferiores vemos una suelta de linces y una cría en el programa de cría en cautividad del lince ibérico. 

© WWF
© WWF

LAS AMENAZAS A LA ESPECIE

SU PRINCIPAL FUENTE DE ALIMENTO, EL CONEJO, ESTÁ EN TAMBIÉN EN PELIGRO 

El conejo, la presa fundamental de su dieta está desapareciendo. El lince ibérico es un cazador excelente. se les ha llegado a ver cazando corzos, pero su especialidad es atrapar al acecho los conejos que componen el 90% de su dieta.

Los conejos son la base de la cadena trófica del monte mediterráneo: más de 40 especies que comparten hábitat con el felino más amenazado del planeta depredan sobre ese pequeño animal. El problema es que en las últimas décadas, sucesivas enfermedades han devastado las poblaciones de conejos. 

La situación sigue siendo muy complicada, pero estamos trabajando para que se tomen medidas para la recuperación del conejo. Conoce el proyecto: SOS CONEJO.

En 2002 comenzamos a actuar sobre el terreno para revertir la situación en la Sierra de Andújar, el principal refugio del lince. Desde entonces, hemos logrado recuperar 8 territorios de hembras donde han nacido más de 50 cachorros.

 


 

LA GRAN AMENAZA: LOS ATROPELLOS

El número de atropellos se ha multiplicado en los últimos años hasta convertirse en la mayor amenaza para el futuro de esta joya de la naturaleza. La mayoría de las muertes se concentran en unos pocos puntos negros en carreteras, que hemos señalado al Ministerio de Fomento y dónde es necesario actuar de forma urgente habilitando sencillos pasos que puedan utilizar los linces y el resto de fauna para cruzarlas de forma segura.  

Desde WWF, hemos puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para hacer efectivas estas sencillas medidas de protección del lince. Súmate tú también. 

 

FIRMA LA PETICIÓN