Tráfico de especies | WWF España

El tráfico de animales y plantas es un crimen que enriquece a unos pocos y destruye la riqueza natural de todos.

Un negocio sangriento que mueve 10.000 millones de euros al año. Hablamos de la tercera actividad delictiva por volumen de negocio a escala mundial, solamente  superada por el tráfico de drogas y armas. Pero muchos de los criminales implicados en traficar con drogas o armas, lo están también en el de especies de fauna y flora. Un negocio rentable y cuyo riesgo "compensa" a los traficantes, al estar menos perseguido y penado que las drogas o las armas.

Las cifras son abrumadoras. En los últimos 15 años, se han producido 164.000 episodios de incautaciones en 120 países, una media de 30 al día. A pesar de llevar décadas luchando contra esta amenaza, cada año se comercializan de forma ilegal 1,5 millones de aves vivas y 440.000 toneladas de plantas medicinales, se matan 120 tigres, unos 30.000 elefantes, más de 1.000 rinocerontes y 13.000 pangolines, y se talan 1.000 toneladas de madera exótica, como el palo rosa.  

Puedes ampliar esta información a través de un reciente informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUD) donde se facilitan estos y otros muchos datos sobre el tráfico de especies. 

El tráfico de animales y plantas también daña a las personas:

Además de ser un drama para la naturaleza, al esquilmar los recursos y empujar a miles de especies hacia la extinción, también lo es para las comunidades locales de los países de origen de estos productos ilegales, llegando a poner en peligro su desarrollo social y económico.

Además, también afecta a la salud de las personas y a la seguridad nacional, ante la crueldad y corrupción que envuelven estas prácticas, y que en muchos casos ayudan a financiar el terrorismo. 

España es puerta de entrada a Europa del tráfico de especies:

Nuestro país no es ajeno a esta actividad. Está involucrado al ser "la puerta de entrada" a Europa, por su proximidad con otros continentes donde se encuentran los países de origen de las especies "robadas", especialmente África y Latinoamérica. 

A través de los grandes puertos como Algeciras, Valencia y Canarias llegan a nuestro país miles de animales y plantas víctimas del tráfico de especies. Por ejemplo, entre 2005 y 2014, se incautaron en nuestro país 13.838 animales vivos.

La cara de las víctimas del tráfico de especies 

Son sólo 6 ejemplos de las miles de especies de plantas y animales con las que en pleno siglo XXI se continúa traficando. 

© © Martin Harvey / WWF
© Martin Harvey / WWF
© ohn E. Newby / WWF
© Chris R. Shepherd
© WWF
© WWF/ M. Harvey
© WWF

Protagonistas de la crueldad humana:

En noviembre de 2010, la hembra de esta pareja de rinocerontes africanos sobrevivió a un brutal ataque de furtivos que, ayudados por una motosierra, cortaron el cuerno de este hermoso ejemplar de rinoceronte negro para su comercio ilegal. Además del sufimiento físico al que se sometió a este animal, esta hembra era la madre de un pequeño de 4 semanas, que tras la agresión murió de hambre y deshidratación.

Afortunadamente esta historia cuenta con un final feliz y actualmente la hembra está protegida y vigilada por guardas y por el que ahora es su nuevo compañero, el macho que la acompaña en la foto que se ha convertido en su pareja y protector. 

En el mercado negro se pueden pagar 60.000 dólares por el codiciado cuerno de rinoceronte, al que se atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas, aunque en realidad se trata de queratina, una sustancia presente en uñas y cabellos. En ocho años, el número de rinocerontes cazados en Sudáfrica para comercializar con sus cuernos ha pasado de 13 a 1.175 ejemplares

En la foto inferior, vemos a un pequeño mandril que en la actualidad vive en la villa Minkebebe en Gabón tras haber perdidio a su madre a manos de cazadores ilegales. 

Únete a WWF

CITES y WWF: así luchamos contra el tráfico de especies

En los años 70, nace el Convenio Internacional CITESdel que WWF fue impulsor. Este año se cumplen 30 años de la entrada en España de este importante acuerdo, suscrito por 182 países para regular el comercio de especies amenazadas de fauna y flora silvestre. Incluye una lista de 5.000 especies de animales y 30.000 de plantas cuyo comercio está reglamentado (prohibido o regulado). Según este convenio, 630 especies animalees y 301 plantas tienen totalmente prohibido su comercio. 

Una década después, desde WWF creamos TRAFFIC: un organismo dedicado a  analizar las cifras y tendencias que se producen en este sangriento y lucrativo mercado. 

La dimensión de este crimen organizado nos ha llevado a a poner en marcha una INICIATIVA INTERNACIONAL DE CRIMEN CONTRA LA VIDA SALVAJE, basada en estos 4 pilares: 

 

 

No te conviertas en cómplice de este negocio criminal

Cuando viajes, ten cuidado al comprar ciertos productos "exóticos". Pregunta el origen de los materiales con los que están fabricados

No compres nunca animales exóticos como mascotas si sospechas que son ilegales

Exige certificados que garanticen la sostenibilidad de los productos que proviene de la naturaleza (como FSC para la madera o MSC para el pescado)

 

PRODUCTOS DE PIEL

 
España es el destino más importante del mundo de pieles de reptil:  más de la tercera parte de las incautaciones policiales y aduaneras del mundo entre 2005/2007 se dieron en nuestro país. 

JOYAS Y DECORACIÓN

 
Las pulseras y objetos decorativos hechos con marfil provienen en su mayoría del exterminio de miles de elefantes. Las tortugas también son víctimas de "la moda" exótica por su carey, así como los tigres y demás felinos cazados por sus pieles.

TÓNICOS MILAGRO

 
La medicina tradicional china consume toneladas de huesos de tigre y otras partes de animales que se utilizan para la elaboración de medicinas "milagrosas". 

MASCOTAS EXÓTICAS

 
El comercio ilegal de mascotas exoticas es una de las principales líneas de negocio de los traficantes de especies.