Incendios Forestales

Banner bosques / ©: WWF
Los bosques después de los incendios
© WWF

Los bosques después del fuego

Los incendios no se acaban cuando se apagan las llamas. En ese momento hay que empezar a trabajar para recuperar lo que ha ardido y evitar que vuelva a hacerlo. Hay una solución que queremos que vea la luz: los incendios se pueden apagar 20 años antes de que se produzcan. La clave está en restaurar los bosques para hacerlos menos vulnerables y para ello hay que crear bosques mixtos, más abiertos, con especies autóctonas que conformen paisajes que permitan su aprovechamiento y mantengan su valor ambiental. La pregunta de partida para conseguirlo es qué usos y aprovechamientos queremos dar a ese bosque.

Hasta el momento las comunidades autónomas (responsables de la restauración de los terrenos incendiados) han impulsado proyectos donde falla la planificación, no se cumplen los plazos de ejecución, no se realiza un seguimiento y evaluación, no se incorpora el conocimiento científico disponible y no se promueven procesos de participación para que la población local se implique en el futuro de los nuevos bosques.

Mientras no se comprometan a restaurar los bosques adecuadamente y estos se sigan abandonando, seguiremos condenados a padecer incendios.


Este nuevo Mapa del Fuego 2014 recoge los incendios que han ocurrido o están ocurriendo este verano.




EN CIFRAS

El 55% de los incendios es intencionado frente al 23% que ocurre por accidente o negligencia, y en ellos arde el 60% de la superficie afectada.

A nivel nacional, la mano del hombre está detrás del 96% de los incendios forestales.

El 41% de la superficie forestal afectada se quema en el 0,2% del total de siniestros.

Al año, de media, se producen 16.500 siniestros.




Conviértete en un #guardiandelbosque


¿Cómo ser un #guardiandelbosque?

Todos podemos ser guardianes del bosque y velar porque los procesos después de los incendios nos reproduzcan errores que puedan convertirlos de nuevo en cenizas. Para ello, os pedimos que nos ayudéis a vigilar los bosques una vez haya sido apagado el incendio.

¿Cómo hacerlo?

Consulta en el mapa del fuego dónde se han producido los GIF.
Una vez haya sido controlado y apagado, mándanos una foto del lugar con el #guardiandelbosque y el nombre de la zona donde has tomado la imagen.

Sube la foto a twitter o instragram y forma parte de la mayor comunidad de guardianes del bosque.

Entre todos haremos seguimiento de las zonas incendiadas y del proceso adecuado para su restauración.

No lo dudes, este año conviértete con la Fundación AXA y con WWF en #guardiandelbosque.

IMPACTOS ECOLÓGICOS SOBRE...

El suelo: pérdida de nutrientes, destrucción de la microfauna (bacterias y hongos), disminución de la permeabilidad.

La vegetación: destrucción de la parte aérea de la masa forestal, aumento de la probabilidad de plagas y enfermedades, aparición de especies invasoras.

Red fluvial: erosión y contaminación de las aguas, alteración de la red hidrológica.

Biodiversidad: destrucción o alteración del hábitat natural, pérdida de especies de flora y fauna, ruptura de la cadena alimentaria.

Paisaje: Incremento del riesgo de desertificación, fragmentación de hábitats, pérdida de los valores estéticos y recreativos.

Clima: emisiones de CO2 a la atmósfera, alteración del meso y microclima, reducción de la disponibilidad de oxígeno, alteración en el régimen del viento.
 / ©: WWF/Adena Felix Romero
Incendios Forestales
© WWF/Adena Felix Romero

1994: 20 años de un verano negro

Este año se cumplen dos décadas desde los trágicos incendios de 1994, el peor desde que hay estadísticas: 92 grandes incendios forestales (GIF, de más de 500 hectáreas), 33 víctimas mortales, y 490.000 hectáreas ardidas, una superficie similar a La Rioja. Desde entonces no hemos sufrido una temporada tan virulenta, pero la realidad es que cuando dentro de unos años los bosques quemados en los 90 vuelvan a alcanzar la madurez, tendremos de nuevo la materia prima perfecta para sufrir grandes fuegos casi imposibles de abordar por los medios de extinción.

Mapa de proyectos de restauración forestal

  • Fundacion AXA / ©: Fundacion AXA