WWF España - Preguntas y Respuestas

Preguntas y Respuestas

¿El calentamiento global, es un proceso natural?

El efecto invernadero es un fenómeno natural que permite la vida en la Tierra. Es causado por una serie de gases que se encuentran en la atmósfera provocando que parte del calor del sol que nuestro planeta refleja quede atrapado manteniendo la temperatura media global en +15 º C en lugar de -18 º C.

Sin embargo, desde hace más de una década científicos de todo el mundo empezaron a alertar de que la tierra se estaba calentando a un ritmo sin precedentes. El clima siempre ha variado, el problema del cambio climático es que en el último siglo el ritmo de estas variaciones se ha acelerado mucho, y la tendencia es que esta aceleración va a ser exponencial si no se ponen medidas. Al buscar la causa de esta aceleración se encontró que existía una relación directa entre el calentamiento global o cambio climático y el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) provocado por las sociedades humanas industrializadas. Cuando se establecen modelos de la evolución esperada de las temperaturas ateniéndose solamente a causas naturales y otros solamente a causas antrópicas (causadas por el hombre) y se comparan con los datos reales de la evolución de las temperaturas en los últimos dos siglos, se observa que el aumento experimentado de las temperaturas no puede explicarse por causas naturales mientras que se aproxima bastante al modelo debido a factores antrópicos, y la correlación es máxima cuando se consideran tanto las causas naturales como las antrópicas
 / ©: WWF
Cambio Climático
© WWF

¿Cómo puede afectarnos el Cambio Climático?

España, por sus características geográficas y socioeconómicas, es un país muy vulnerable al cambio climático. La temperatura media ha aumentado 1,5 º C el pasado siglo, el doble que la media mundial cuyo aumento es de 0,7ºC. El nivel del mar está subiendo en el Cantábrico y Atlántico (1-15 mm anuales) y en el Mediterráneo 7 mm. Los glaciares se han reducido en un 75% pasando de 1.700 Has a principios S. XX a 500 Has en la actualidad. Las pérdidas agrícolas en el año 2005 supusieron 2.000 Millones de €, según organizaciones agrarias.

En España, en este siglo, los modelos predicen mayor riesgo de olas de calor, incendios e inundaciones, calentamiento de 3-4ºC en invierno y 5-7ºC en verano, más acusado hacia el interior peninsular que en las costas. La frecuencia de olas de calor y temperaturas máximas extremas aumentarán. Los recursos hídricos disminuirán en cantidad y cambiarán en su temporalidad, pudiendo llegarse a reducciones de más del 20% de los recursos hídricos especialmente en el Sur . Habrá un aumento en la irregularidad de las crecidas en las cuencas del interior y del Mediterráneo. Los procesos de erosión pueden aumentar, agravando las condiciones de desertificación donde ya existen. El riesgo de incendios forestales aumentará sensiblemente. Subidas del nivel del mar de entre 10 a 68 cm., y desaparición de Deltas. Extensión de enfermedades que hoy no tenemos.
No todos los sectores ni todos los países se verán afectados de la misma manera. Se prevén efectos negativos en sector turístico, agrario, forestal, salud y de seguros, así como pérdida de bienes e infraestructuras.

¿Por qué la energía nuclear no es la solución?

Razones que respaldan la imposibilidad de esgrimir la energía nuclear como solución al cambio climático:
  • Es peligrosa, y los residuos radiactivos son difíciles de eliminar (triste legado para las generaciones futuras- no parece muy sostenible). Además puede ser blanco de objetivos terroristas.
  • Es muy cara si se internalizaran todos los costes de construcción, gestión de los residuos, vigilancia etc. Si la reducción de emisiones como tantas veces se dice es un asunto económico, las nucleares desde luego no son la solución.
  • Las reservas de Uranio de las que se dispone con cierta facilidad para alimentar a las nucleares no superan las 2.525.000 Tn de Uranio, lo que supone la energía eléctrica consumida por el mundo en dos años y medio. Es decir, que la energía nuclear sólo podría retrasar apenas unos años la toma de soluciones reales al problema del cambio climático.
  • La construcción de nuevas centrales requiere de un largo periodo de tiempo (10 años aproximadamente), por lo que tampoco podrían ser la solución a un problema que requiere ser abordado ya.
  • La Comisión Europea mantiene que se pueden conseguir los objetivos de Kioto sin la energía nuclear. De hecho países como Alemania, y Suecia están reduciendo sus emisiones sin nuevas plantas nucleares.

¿Cuánto cuesta cumplir con Kioto?

Esto va a depender de las medidas que se tomen internamente para reducir el consumo energético. En la actualidad ya superamos en 35 puntos las emisiones que el Protocolo de Kioto permite a nuestro país para el periodo 2008-2012. Lo planes del gobierno prevén reducir este excedente a 20 puntos, es decir 58 millones de Toneladas anuales ( casi 300 toneladas para todo el periodo). Por ello habrá que comprar derechos en el exterior para compensarlas. El Ministerio de Medio Ambiente estima que el gobierno deberá invertir en ello entre 796 y 1.114 millones de €, y la industria entre 1.432 y 1953 millones de €.
Estas cifras disminuirían si se aplicaran medidas más ambiciosas para reducir las emisiones internamente en nuestro país.
A este respecto habría también que preguntarse cuánto cuesta el no cumplir con Kioto, valorando por una parte cuánto nos cuesta el derroche y la ineficiencia energética que nos obligan a comprar cantidades crecientes de petróleo y gas. Las medidas de eficiencia energética son una inversión muy rentable, ya que disminuyen nuestra dependencia externa del petróleo, y reducen el impacto negativo de la subida de los carburantes en la economía española, que según fuentes ministeriales ha supuesto 22.500 millones de $/año en el periodo 2.002-2006.
Tampoco hay que olvidar el impacto del cambio climático en la agricultura y el turismo, o los mayores gastos sanitarios ocasionados por los fenómenos climáticos extremos. Pero sobre todo hay que considerar factores difíciles de cuantificar pero de gran importancia: ¿en cuánto valoramos la pérdida de vidas humanas ocasionadas directa o indirectamente por el cambio climático?, o ¿cuál es el precio que adjudicamos a la extinción de especies que no pueden adaptarse a las nuevas condiciones?

El cambio climático es un problema que hemos ocasionado con nuestra actividad industrial, y al que no podemos dar la espalda como si no existiera. Combatirlo cuesta, pero más no costará si no conseguimos ponerle freno, por tanto de lo que se trata es de elegir aquellas soluciones que reporten el mayor beneficio al mejor coste, y ya es hora de que los que mayor responsabilidad tienen en las emisiones empiecen a aplicar medidas para reducirlas, por el beneficio de todos.
 / ©: WWF
Cambio Climático
© WWF

¿Qué es la energía verde?

Le energía verde es la que proviene del aprovechamiento de recursos renovables como: el sol, el agua, el viento o la biomasa y que cumple criterios ecológicos de minimización de impacto ambiental. Generalmente se denomina energía verde a la electricidad generada en centrales solares, mini hidráulicas, eólicas o de biomasa, aunque también puede denominar a la energía utilizada para calefacción o automoción siempre y cuando provenga de la combustión de una fuente renovable como la biomasa o biocarburantes.

Para que el consumidor esté seguro de que está consumiendo energía verde de verdad, tiene que obtener, de parte de su suministrador, las suficientes garantías de que su energía es de origen renovable, ya que ni la electricidad ni los carburantes tienen colores diferentes según su proveniencia. Para poder dar esa garantía al consumidor, WWF apoya los criterios de etiquetado de electricidad verde promovidos por la Red Europea de Electricidad Verde (EUGENE). El consumidor puede estar seguro de que si su electricidad cumple con los criterios EUGENE, el origen renovable y la satisfacción de criterio ecológico de su electricidad está garantizado.

Toda la energía verde es renovable, pero puede existir energía renovable que no pueda calificarse de verde, como por ejemplo la procedente de grandes centrales hidroeléctricas que suponen un elevado impacto ambiental.

¿Dónde conseguir electricidad verde?

Actualmente, es España no existe ningún proveedor de electricidad verde que cumpla con los criterios EUGENE por lo que no es posible obtener este tipo de electricidad que lleva siendo comercializada en varios países europeos, como Alemania, Suecia o Suiza, desde hace años. Sin embargo, estamos trabajando para que pronto el consumidor español tenga esta opción.

Energía eólica ¿puede tener algún impacto en la naturaleza?

Debido al tamaño de los aerogeneradores, a las obras necesarias para instalarlos y al gran número de éstos que se están implantando, es necesario que los parques eólicos se planifiquen y ejecuten correctamente con las máximas garantías desde un punto de vista medio ambiental para que no tengan impactos significativos sobre fauna, flora y paisaje.