Bosque Amazónico y plantación de soja / ©: WWF

SOS Amazonas

SOS Amazonas. Comienza la cuenta atrás.

El Congreso brasileño ha aprobado el pasado 26 de abril la legislación forestal que deja a la región del Amazonas y otras importantes áreas sin protección ambiental y otorga una amnistía a los individuos acusados de deforestación ilegal en el pasado.

WWF condena la nueva versión del Código Forestal, impulsada por los sectores más obsoletos de la potente industria agroforestal de Brasil, al no tener en cuenta los costes sociales y ambientales. Desde 2006, Brasil ha demostrado que puede reducir enormemente su tasa de deforestación, a la vez que aumenta la producción agrícola y reduce la pobreza. Esta versión de la ley amenaza los logros que tanto esfuerzo le ha costado a los ecologistas y a la sociedad brasileña.

Esta versión debe ser sancionada ahora por la Presidenta Dilma Rousseff, que tiene 15 días (a partir del 26 de abril) para decidir si la firma y la convierte en una ley nacional o si, por el contrario, veta todo o parte del contenido.

“La Presidenta Rousseff hizo la promesa de que no toleraría las leyes que promovieran nuevas oleadas de deforestación o amnistiaran crímenes forestales del pasado. Ella sabe que estos cambios son malos para Brasil y para el medio ambiente. Le pedimos que mantenga sus promesas”, declaró María Cecilia Wey de Brito, CEO de WWF Brasil.

Las amnistías propuestas no solamente significarían dejar de perseguir a los criminales ambientales, sino también unas pérdidas de unos 4.800 millones de dólares en multas.

“WWF espera que la Presidenta Rousseff se oponga a esta reforma sin visión de futuro y sin sentido de la ley forestal que ha sido aprobada por el Congreso de Brasil hoy”, declaró Jim Leape, Director General de WWF Internacional.

Leape concluye: “En un año en el que los líderes mundiales de la política, la empresa y la sociedad civil se reunirán en Río de Janeiro durante la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, sería una vergüenza para Brasil renunciar a su posición de líder mundial de la conservación de los bosques. Insto a la presidenta a que se oponga rotundamente a los aspectos más peligrosos de la nueva ley, por el futuro de la economía de Brasil, por su patrimonio natural y por su gente”.

WWF ha resaltado los impactos más graves de la ley forestal propuesta, así como las alternativas viables. Entre ellas, una planificación más racional del uso de la tierra y la compensación a los propietarios por los servicios ambientales, que podría optimizar el manejo forestal y minimizar las repercusiones negativas sobre los preciados y frágiles recursos naturales.

LOS IMPACTOS DE LA LEY FORESTAL

en el caso de aplicarse la nueva ley forestal de Brasil:





También puedes ver este video en inglés

• SIN PROTECCION. 79 millones de hectáreas de masa forestal –equivalente a las superficies de Alemania, Austria e Italia juntos – quedarían desprotegidas. La nueva ley forestal permite la deforestación en zonas que cumplen una importante función protectora, hasta ahora protegidas legalmente. Esto provocará graves impactos como la pérdidas de biodiversidad, la disminución en la calidad y cantidad de los recursos hídricos y pesqueros, pérdida de fertilidad de los suelo, aumento del riesgo de deslizamientos de tierras.

• AUMENTO DE EMISIONES. Actualmente la deforestación es responsable de un 20% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Un incremento de las tasas de deforestación como el que ampararía la nueva Ley Forestal implicaría gravísimas consecuencias para el clima. Los procesos de deforestación y de no recuperación de la superficie forestal perdida que se podrán desarrollar bajo el nuevo Código forestal supondrían un incremento de las emisiones de hasta 29 gigatoneladas de CO2, casi 4 veces el objetivo global de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero fijado para el periodo 2008-2012 en el Protocolo de Kioto.

• RIBERAS DESPROTEGIDAS.
Con la aprobación de la nueva ley, se reduciría la franja de ribera protegida (pasando de 30 a 15 metros).


• DEFORESTACIÓN LEGALIZADA. La nueva ley forestal permitirá la legalización de 97 millones de hectáreas de tierras que han sido deforestadas de manera ilegal (un área similar a la de Venezuela). Estas áreas ya deforestadas (protegidas por el anterior ley forestal a través de las figuras de Área de Reserva y Área de Protección Permanente) no tendrían que ser restaurada.

• AMNISTÍA PARA LA DEFORESTACIÓN ILEGAL La nueva ley forestal elimina las sanciones por deforestación ilegal y elimina la obligación de los actores responsables de la deforestación de recuperar las áreas devastadas.

• MENOR PROTECCIÓN
Disminuiría el porcentaje de terreno privado protegido (del 80% se pasaría al 50%)



Firma ahora y pide el veto al Código Forestal / ©: Avaaz
Firma ahora y pide el veto al Código Forestal
© Avaaz

En los últimos 50 años se ha perdido...

Gráfico deforestación / ©: WWF
el 17%  de bosque tropical.
Deforestación en el Amazonas / ©: Deforestación en el Amazonas
© Deforestación en el Amazonas

El Director General de WWF sobre la Ley Forestal

Mapa Amazonía / ©: Mapa Amazonía
Mapa Amazonía
© Mapa Amazonía

Descubre esta región fascinante

Haz clic en el mapa para conocer la increíble biodiversidad de la Amazonía.

El pulmón del planeta en cifras

  • -El Bosque Tropical de la Amazonía tiene una extensión de 6.7 millones de Km2

    -Su superficie se extiende en 8 países: Brasil, Bolivia, Perú, Colombia, Ecuador, Guyana, Surinam, Venezuela y la Guayana francesa.

    -El 50% de la superficie de bosque tropical del planeta se encuentra en la Amazonía.

    -Un 10% de las especies conocidas del planeta habitan en esta zona.

    -La cuenca del Amazonas aporta el 15% de toda la descarga de agua dulce a los mares y océanos.

    -Más de 30 millones de personas viven en el Amazonas.

    -Más de 300 grupos indígenas pueblan la región amazónica.

    -WWF lleva más de 40 años trabajando para proteger la amazonía.