Los corales mueren en masa mientras los Gobiernos discuten en París | WWF España

Los corales mueren en masa mientras los Gobiernos discuten en París

Publicado el
04 diciembre 2015
Mientras los negociadores internacionales discuten en París los detalles del futuro acuerdo contra el cambio climático, WWF ha alertado que los arrecifes de coral están muriendo en masa en todo el planeta. Las altas temperaturas del océano están provocando un fenómeno conocido como blanqueamiento de coral, que puede provocar en apenas unos meses el colapso total de arrecifes sanos y muy antiguos.
 
El fuerte evento de El Niño de este año, unido a los efectos del cambio climático, ha provocado un episodio global de blanqueamiento de coral que se extiende por las tres grandes cuencas oceánicas: el Índico, el Pacífico y el Atlántico. Los científicos estiman que, antes de final de año, el episodio habrá afectado al 38% de todos los arrecifes de coral y habrá matado más de 12.000 kilómetros cuadrados de arrecifes. Un episodio global de este tipo sólo se ha registrado tres veces, y los científicos creen que lo peor está por llegar en 2016.


 
Los corales son muy sensibles a los cambios ambientales y, cuando sube mucho la temperatura del agua, las algas que crecen en su interior y que les proporcionan sus nutrientes y sus llamativos colores, no pueden sobrevivir. Lo que queda a la vista es el esqueleto calcáreo blanco brillante del coral, y por eso a este fenómeno se le denomina “blanqueamiento”. En apenas unos meses, un arrecife de coral sano y milenario podría enfermar gravemente o morir, un proceso que puede tardar décadas en revertirse o ser irreversible.
 
Los corales son incapaces de soportar los picos actuales de calor, y sencillamente, no han podido adaptarse al aumento de temperatura del océano provocado por el cambio climático. En los últimos 200 años, los océanos han absorbido el 90% del calor extra causado por el aumento de la concentración de gases de efecto invernadero.
 
Los arrecifes de coral apenas ocupan un 0,1% de la superficie del océano, pero de ellos dependen alrededor de un 25% de todas las especies marinas. De su salud también dependen los medios de vida de 500 millones de personas.
 
Como recoge el informe “Living Blue Planet” de WWF, los arrecifes tropicales ya han perdido más de la mitad de sus corales en los últimos 30 años. Los científicos estiman que, si se mantiene el ritmo actual de aumento de la temperatura, los océanos serán demasiado cálidos como para poder albergar corales.
 
Aunque el reto parece demasiado difícil, todavía estamos a tiempo de evitar los peores impactos del cambio climático. En la Cumbre de París los líderes mundiales tienen la oportunidad de llegar a un acuerdo global ambicioso y justo, que garantice un futuro seguro para nuestra generación y las venideras, que proteja a las personas, los ecosistemas y las especies más vulnerables. La COP21 no será el final de la lucha contra el cambio climático, pero con la valentía política necesaria, puede marcar el fin de la era de los combustibles fósiles y el comienzo de una nueva etapa más limpia, segura y sostenible para todos. 
 

¿Quieres ayudar? Súmate a nuestra campaña #NiUnGradoMás y exige acción por el clima -> firma ahora

Comentarios

blog comments powered by Disqus