Condenamos la agresión a un guarda del Ministerio de Transición Ecológica por agricultores ilegales de Doñana | WWF España

Condenamos la agresión a un guarda del Ministerio de Transición Ecológica por agricultores ilegales de Doñana

Publicado el
26 septiembre 2018
Consideramos intolerable el ataque premeditado a un guarda de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir por parte de agricultores ilegales organizados en Lucena del Puerto (Huelva), lo que ha provocado su hospitalización.

Como ha hecho público la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, el pasado viernes uno de sus guardas fue acosado y agredido por un numeroso grupo de personas cuando trataba de inspeccionar una finca agrícola del entorno de Doñana, en los pinares de Lucena del Puerto. Como consecuencia de este ataque, la Guardia Civil tuvo que intervenir y el guarda fue  hospitalizado durante varios días.

Esta intolerable agresión fue realizada por un grupo de personas perfectamente organizadas que, convocadas por WhatsApp, bloquearon los caminos para intimidar y coaccionar a este agente de la autoridad que cumplía con su deber de denunciar el uso ilegal del agua en esta zona de Doñana.

Denunciamos que esta no es la primera vez en que suceden hechos similares ya que, en noviembre de 2014, este mismo guarda y dos compañeros más fueron interceptados, acosados y amenazados en esta zona por decenas de agricultores en similares circunstancias.

Los pinares de Lucena del Puerto (Huelva) se han convertido en la “zona cero” del uso ilegal del agua en Doñana dado el elevado número de pozos y explotaciones ilegales y el clima de absoluta impunidad reinante tras años de inacción por parte de la Junta de Andalucía y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. WWF también denuncia la ley del silencio que las empresas y  agricultores ilegales han logrado imponer sobre los legales.

Condenamos estos intolerables hechos y muestra su total solidaridad y apoyo a los agentes fluviales de Doñana y a todos los agentes de la autoridad que en circunstancias muy difíciles realizan un trabajo vital para defender y controlar las extracciones ilegales de agua y la destrucción de los montes públicos en el entorno del humedal más emblemático de Europa.

Además pedimos al Ministerio de Transición Ecológica  que defienda a su guardería, denuncie los hechos ante la fiscalía para que los responsables sean identificados y, como ha anunciado ayer, proceda urgentemente  al cierre cautelar de los pozos y balsas ilegales. Además, reclama a la Junta de Andalucía que también asuma su responsabilidad y de una vez por todas clausure las fincas ilegales de esta zona que son sobradamente conocidas por esa administración.

Creemos que los agricultores ilegales han cruzado todos los límites admisibles e informará a los mercados y a los consumidores europeos con los que la organización trabaja estrechamente de estos graves hechos, para que a partir de ahora exijan certificados de legalidad del suelo y el agua a las fresas y frutos rojos procedentes de esta zona de Huelva.

“No podemos consentir que los agro piratas conviertan Doñana en su particular  far west, roben el agua pública, derriben los pinos y además agredan y acosen a los representantes de la autoridad”, ha declarado el Secretario General de WWF España, Juan Carlos del Olmo. “Las administraciones están perdiendo el control del territorio, por eso exigimos al Ministerio de Transición Ecológica y a la Junta de Andalucía que salgan de su parálisis, refuercen a sus funcionarios y de una vez por todas cierren los pozos y las fincas ilegales antes de que sea demasiado tarde”, ha concluido.

Comentarios

blog comments powered by Disqus