La falta de hielo en el Ártico muestra la urgencia de luchar contra el cambio climático | WWF España

La falta de hielo en el Ártico muestra la urgencia de luchar contra el cambio climático

Publicado el
20 septiembre 2017
La extensión del hielo del Ártico es 1,58 millones de km2 por debajo de la media

El hielo marino del Ártico alcanza su mínimo anual con 4,64 millones de km2 y la extensión del hielo es nuevamente muy inferior a la media, situándose en el octavo nivel más bajo desde que se tienen registros en 1979. Este alarmante dato recuerda la urgencia de trabajar para alcanzar el objetivo de no sobrepasar los 1,5ºC de media fijado por casi 200 países en el Acuerdo de París. Es crítico implementar con urgencia las soluciones que ya están a nuestro alcance, como multiplicar la instalación de energías renovables o apostar por el ahorro y la eficiencia energética.
 
Las cifras del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de los Estados Unidos muestran que el hielo marino alcanzó un mínimo de 4,64 millones de kilómetros cuadrados el pasado 13 de septiembre, 1,58 millones de km2 por debajo de la media. Lamentamos que en 16 años el Ártico no ha visto una extensión de hielo en septiembre por encima de la media. Este año marca la octava extensión más baja.
 
En ningún lugar del planeta se están sintiendo tan rápido y drásticamente los efectos del calentamiento como en el Ártico. Incluso si el mundo cumple los objetivos del Acuerdo de París, se espera que el Ártico se caliente entre 3 y 5 grados más. Eso tendrá consecuencias desastrosas para la biodiversidad única de la región, para los medios de vida de quienes la habitan, y para el clima global.
 
El calentamiento adicional se debe principalmente a un bucle de retroalimentación. A medida que el agua caliente y el aire funden el hielo del Ártico, el océano absorbe aún más energía solar. Según aumenta este deshielo, aumenta también el número de  buques en el Ártico, lo que, acompañado de la contaminación por partículas (black carbon) que se asientan en el hielo y absorben aún más calor, está provocando una reacción desbocada que está derritiendo el Ártico como lo conocemos.
 
El líder del Programa Ártico de WWF, Alexander Shestakov, dijo: "En agosto, el presidente Sauli Niinistö de Finlandia pidió reducir las emisiones diciendo 'Si perdemos el Ártico, perdemos el planeta. Esta es la realidad. Las emisiones, tanto de los gases de efecto invernadero, como de la contaminación por partículas consecuencia del aumento del transporte marítimo en el Ártico, están creando una tormenta perfecta en el Ártico. Aplaudimos a Finlandia por esta visión en el momento en que el país asume el liderazgo del Consejo Ártico, e instamos a los Estados del Ártico y a otros países a priorizar la reducción de las emisiones de partículas (black carbon) y a cooperar aún más para alcanzar los objetivos de París".
 
Manuel Pulgar-Vidal, Líder de Clima y la Energía de WWF, dijo: "La continua tendencia de la pérdida de hielo marino en el Ártico demuestra que la comunidad mundial tiene mucho trabajo por hacer para cumplir la meta de 1,5°C. Es fundamental que trabajemos juntos con las soluciones disponibles ahora para ayudar a reducir las emisiones de dióxido de carbono, como por ejemplo aumentar el despliegue de energía renovable, tanto en el Ártico como en todo el mundo".
 
Acerca del Acuerdo de París
● El Acuerdo de París, aprobado en diciembre de 2015, compromete a casi 200 países a proseguir todos los esfuerzos para limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5°C para evitar algunos de los peores impactos del cambio climático.
● 2016 fue el año más caliente registrado. El año pasado, la temperatura media anual global se elevó a un récord de 1°C por encima de los niveles preindustriales.
● Incluso si pudiéramos detener las emisiones hoy sin dañar la economía global, las temperaturas seguirán aumentando unas pocas décimas de grado en las próximas décadas.
● Limitar el calentamiento a un aumento medio de 1,5ºC significaría una reducción del aumento del nivel del mar, olas de calor tropicales más cortas y potencialmente menos eventos climáticos extremos, como las devastadoras lluvias e inundaciones que afectaron recientemente a India, Estados Unidos, Bangladesh y Nepal.
 
Sobre el mínimo de hielo marino
● El hielo marino del Ártico generalmente alcanza su menor extensión anual en septiembre.
● La extensión mínima en 2017 es el 8º menor nivel registrado desde que se inició el control por satélite en 1979.
● Después de una serie de olas de calor del Ártico el pasado otoño, el NSIDC reportó la menor extensión de hielo marino jamás registrada en marzo.
HAZTE SOCIO

Comentarios

blog comments powered by Disqus
Mar de hielo cerca de Pond Inlet, Nunavut, Canadá.
© WWF / Pete Ewins
Superficie del hielo del mar Ártico el 13 de septiembre de 2017.
© Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo