Recuperar Doñana, un año después del incendio | WWF España

Recuperar Doñana, un año después del incendio

Publicado el
22 junio 2018
Empujada por las lluvias excepcionales de esta primavera, la vida ha brotado con fuerza en los bosques y las dunas de Doñana, un año después del incendio que tuvo en vilo a todos los amantes de ese espacio natural único.
 
La noche del 24 de junio de 2017 y los días que siguieron serán imposibles de olvidar para quienes vivieron el incendio de las Peñuelas. Iniciado en Moguer (Huelva) por una negligencia, el viento lanzó el fuego hacia el Espacio Natural de Doñana con una virulencia terrible. Ardieron más de 8.000 hectáreas, incluidas áreas sensibles para especies amenazadas como el lince, y miles de personas tuvieron que ser evacuadas.
 
“Tras el incendio se borraron el color y los sonidos, eso es lo que más me impactó. Lugares que siempre están llenos de vida se quedaron mudos y en blanco y negro”, recuerda Juanjo Carmona, de la oficina de WWF en Doñana, que siguió la situación sobre el terreno desde el primer momento.
 
Aunque el área tardará años en recuperarse por completo, nuestro equipo ha visitado la zona en las últimas semanas y ha comprobado la alta regeneración natural de especies adaptadas al fuego como palmitos, brezos o romeros.


 
Además, las actuaciones de emergencia que emprendieron la Junta de Andalucía y el Gobierno de España, destinadas por ejemplo a reducir la erosión o proteger los cauces de los arroyos, han sido adecuadas y han evitado impactos mayores tras el fuego.
 
Cuando sucede una tragedia como ésta no faltan las voces que reclaman comenzar a replantar lo quemado desde el primer momento. En el caso de Doñana, miles de personas se ofrecieron a colaborar de forma altruista en las tareas de recuperación, una respuesta emocionante que demuestra el valor de Doñana para la sociedad.
 
Pero en la restauración ecológica es imprescindible respetar los tiempos de la naturaleza. De hecho, en ciertos casos ni siquiera es necesario plantar, y ahora es el momento de plantear las acciones a medio y largo plazo para restaurar la zona quemada.
 
Un año después del incendio, desde WWF hemos planteado un paquete de 7 medidas para recuperar los bosques de Doñana y que no vuelva a suceder un desastre como el de 2017. Estas son:
 
1. Favorecer la recuperación del bosque mediterráneo autóctono, con un paisaje más diverso y menos vulnerable al paso del fuego que el que existía antes del incendio.

2. Actuar también para recuperar el bosque autóctono y diverso en las zonas de pinar del Espacio Natural no afectadas por el fuego, con medidas de gestión y de restauración, para reducir el riesgo de futuros grandes incendios.

3. Promover una extracción selectiva de la madera quemada en función del riesgo real de plagas, no como medida general para toda la zona quemada.

4. Respetar la regeneración natural de la vegetación en todas las actuaciones, como durante la saca de madera, y solo reforestar en aquellos casos en los que la probabilidad de regeneración sea muy baja o muy lenta.

5. Eliminar las especies invasoras, como eucaliptos o chumberas.

6. Contar con la participación de todos los sectores implicados.

7. Elaborar un plan de mantenimiento y seguimiento de las actuaciones de restauración a medio y largo plazo.
 
En WWF llevamos más de una década recuperando los bosques autóctonos de Doñana gracias al apoyo de nuestros socios, empresas y entidades, y con la participación de cientos de voluntarios. Y, como parte de esa labor, también colaboraremos en la restauración del incendio. 
 
Únete a WWF

 

Comentarios

blog comments powered by Disqus