Un análisis de WWF Brasil confirma que la deforestación es la causa de los incendios de la amazonía | WWF España

What would you like to search for?

NOTICIAS

Un análisis de WWF Brasil confirma que la deforestación es la causa de los incendios de la amazonía

Un reciente estudio de WWF Brasil concluye que los incendios en la Amazonía se deben a la deforestación.

El estudio ha sido realizado con información proporcionada por el INPE's (National Institute for Space Research) y el histórico de fotografías de satélite.

El 31% de los incendios producidos en la Amazonía brasileña hasta agosto de 2019 se han producido en áreas que en julio de 2018 eran bosques

El significado de estos datos es claro: la deforestación es la causa de los incendios que han devastado la región. Como ha desvelado el estudio, las talas que preceden a los incendios son una práctica muy habitual; de hecho, uno de cada 3 incendios se ha producido en áreas deforestadas. 

En agosto, el área con alertas de deforestación ha sido de 1394 km2, un aumento del 120% respecto al mismo mes de 2018. Solo en los primeros ocho meses de 2019, el área total con "alertas" de deforestación fue de 6000 km2 , un 62% más alto que el observado para el mismo período en 2018.

Otro resultado de este análisis confirma que estos incendios tras la deforestación se han producido en áreas públicas o no identificadas, lo que confirma la necesidad de categorizarlas como públicas y protegidas, ya que esta situación de indefinición es aprovechada para acaparar más tierras de manera ilegal

Entre enero y agosto de 2019, la deforestación en estas áreas protegidas o de poblaciones indígenas creció un 84% con respecto a 2018 y más del 190% respecto a 2017.  En el caso de las áreas protegidas, los incendios han afectado principalmente a aquellas que ya tenían altas tasas de deforestación: Área Protegida Ambiental Triunfo do Xingu en Pará (PA), Bosque Nacional Jamanxim (PA), Área Protegida Ambiental Tapajós (PA), Reserva Extractiva Jaci Paraná (RO ), Estación Ecológica Terra do Meio (PA), Reserva Extractiva Chico Mendes (AC), Bosque Nacional Altamira (PA), Reserva Extractiva Rio Preto - Jacundá (RO), Reserva Biológica Serra do Cachimbo (PA) y Bosque Nacional de Amanã ( AM / PA).

La fauna que ya estaba en peligro, ahora está acosada por el fuego: 

Se estima que dentro de estas áreas protegidas hay al menos 55 especies en peligro de extinción (44 de fauna y 11 de flora), de las cuales 24 son endémicas de Brasil. Especialmente afectadas por los incendios están cinco especies de aves y mamíferos: 
  1. El tinamú tao​ o tinamú gris (Tinamus tao)
  2. El armadillo gigante, tatú carreta o gurre grande (Priodontes maximus
  3. Tayassu pecari, llamado comúnmente pecarí barbiblanco, pecarí labiado.
  4. El águila de Azara (Buteogallus coronatus), también conocida como águila coronada, gavilán bultero o de copete.
  5. El oso hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla), también llamado oso bandera, yurumí.
Aunque el impacto sobre las especies terrestres es más evidente, las especies acuáticas también sufren por los incendios debido a la afección a la calidad de las aguas.

El área quemada en Brasil se ha multiplicado por cuatro

En agosto de 2019 se quemó un área de 24.944 km² en la Amazonía brasileña, cuatro veces más que la registrada en 2018 (6.048 km²). A lo largo de 2019, el área total destruida por incendios en el Amazonas se estima en alrededor de 43.753 km², una superficie equivalente mayor a la de Extremadura. En el mismo período, en 2018, se quemó un área de 17.553 km², lo que representa un aumento de casi el 150% este año.

Pacto por la Amazonia o el Pacto de Leticia

Este fin de semana, ante la presión mediática mundial, se reunieron en Leticia (Colombia) cuatro Presidentes de la cuenca Amazónica (Evo Morales, de Bolivia, Iván Duque, de Colombia, Lenin Moreno, de Ecuador, y Martín Vizcarra, de Perú, además de delegados de Surinam y Guyana, Bolsonaro, Brasil, participó por teleconferencia y firmó el Tratado). En esta cumbre "exprés" se comprometieron a poner en marcha soluciones contra la deforestación en la Amazonía. 

También se acordó en esta reunión retomar el tema de los incendios y la protección de la Amazonia durante la próxima Cumbre del Clima de Naciones Unidas, que tendrá lugar en Santiago de Chile a partir del 2 de diciembre. Y no es de extrañar, ya que la importancia de la selva amazónica para frenar el cambio climático está fuera de toda duda. 

Actúa por el Amazonas: 

Ayúdanos a parar la deforestación ilegal en Brasil y a proteger la Amozanía firmando esta petición: 
FIRMAR

COMPÁRTELO

Ayúdanos a difundir este mensaje