VIDA SILVESTRE Y CALENTAMIENTO GLOBAL | WWF España

What would you like to search for?

Portada Informe Vida Silvestre y calentamiento global 2018

VIDA SILVESTRE Y CALENTAMIENTO GLOBAL

¿Cuáles son los efectos del cambio climático en la biodiversidad de los Sitios Prioritarios de WWF?

De seguir el actual escenario de emisiones que conllevaría a mayor aumento de las temperaturas, la mitad de la biodiversidad de la región Mediterránea podría desaparecer, según este estudio de WWF UK 

El estudio nos deja un duro titular, que de cumplirse sería una pérdida irreparable para nuestro mundo: Hasta la mitad de las especies de plantas y animales en las áreas naturales más ricas del mundo, como el Amazonas o las Galápagos, podrían enfrentarse a una extinción local hacia final de siglo debido al cambio climático si las emisiones de carbono continúan creciendo a un ritmo desenfrenado. Incluso si se consigue el objetivo de no superar los 2°C marcado por el Acuerdo de París, estos lugares podrían perder el 25% de sus especies. 

El estudio ha sido realizado por el Centro Tyndall de Investigación para el Cambio Climático en la Universidad de Anglia del Est, James Cook University y WWF. Se trata de un concienzudo estudio que ha investigado 80.000 especies de plantas, mamíferos, aves, reptiles y anfibios de 35 áreas naturales más ricas del mundo en términos de biodiversidad.

Por lo tanto, la mejor manera de proteger la pérdida de especies es mantener el aumento de la temperatura global tan bajo como sea posible.

Lugares famosos por su riqueza natural entre los más afectados 


La sabana arbolada de Miombo, hogar de los perros salvajes africanos, el suroeste de Australia y el Amazonas son algunas de las áreas más afectadas, según el estudio. 
  • Hasta el 90% de los anfibios, el 86% de las aves y el 80% de los mamíferos podrían extinguirse localmente en la sabana arbolada de Miombo, en el África meridional.
  • El Amazonas podría perder el 69% de sus especies de plantas.
  • En el suroeste de Australia, el 89% de los anfibios podrían extinguirse a nivel local.
  • El 60% de las especies están en peligro de extinción local en Madagascar.
  • El Fynbos, la formación vegetal más extendida en la región del Cabo en Sudáfrica,  zona que está experimentando una sequía que ha llevado a cortar el agua en Ciudad del Cabo, podría enfrentar extinciones a nivel local en un tercio de sus especies, muchas de las cuales son únicas en esa región.
La fauna de países del Mediterráneo, como España, está seriamente amenazada ante la notable subida de las temperaturas. En los últimos 50 años la temperatura media ha aumentado 0,6°C, junto a la disminución significativa de precipitaciones, tendrán un efecto demoledor con un aumento de 2°C, el 30% de las especies de plantas y animales estarían en peligro. El Mediterráneo es una de las áreas objeto del estudio, si te interesa su estado y posibles impactos en su fauna, puedes ver la ficha técnica (en español y en pdf) que el estudio dedica a esta región. 

La conectividad de espacios es decisiva para la supervivencia en un entorno de calentamiento global

​Si las especies no pueden moverse libremente por el territorio, no serán capaces de sobrevivir. Si las especies pueden moverse libremente a nuevas localizaciones, el riesgo de extinción local disminuye del 25% al 20% con un aumento de 2°C en la temperatura media global. Para ello es necesario garantizar la conectividad ecológica del territorio con corredores ecológicos para permitir la movilidad de las especies hacia zonas más favorables climáticamente.

Te dejamos algunos ejemplos de especies afectadas por el cambio cilmático:

  • Las hembras de orangután están estrictamente ligadas a sus territorios, lo que puede impedir que se trasladen y ponerlas en riesgo por la reducción de hábitats de bosques disponibles debido a la deforestación, al cambio climático y a otras presiones humanas.
  • El leopardo de las nieves (que habita la zona de los Hymalas en Asia central) ya vive en condiciones extremas con muy poco margen para cambios. Su hábitat se reducirá en un 20% por el calentamiento global y los enfrentará por la comida y el territorio con el leopardo común. 
  • Los tigres viven en paisajes muy fragmentados y sufrirán un gran impacto por la pérdida de hábitat provocado por el cambio climático. Por ejemplo, el aumento del nivel del mar previsto sumergirá el 96% del hábitat de cría y reproducción de los tigres Sundarbans, y los tigres Amur es probable que no resistan hasta el siglo siguiente si el tamaño y la calidad de su hábitat se reduce.
  • Los osos polares están entre los animales más sensibles al cambio climático ya que dependen del hielo para vivir y alimentarse. Los jóvenes osos que no tienen tanta práctica como cazadores se ven particularmente afectados por las reducciones de comida debido al descenso de hielo. Los osos polares ya sufren declives en algunas áreas, por ejemplo, la población en la bahía Hudson se ha reducido ya en un 22%, y se prevé un brusco descenso para finales del siglo XXI debido al cambio climático.
  • Las tortugas marinas son muy sensibles al calentamiento global. Mientras que los adultos se mueven para evitar las aguas más cálidas, un clima cambiante tendrá mayores impactos en sus crías. Las tortugas son una de las especies cuyo sexo viene determinado por la temperatura. Temperaturas más elevadas provocan el nacimiento de más hembras y resulta en un peligroso sesgo de género. Además, el incremento de las inundaciones puede incrementar la mortalidad de los huevos y la arena más cálida puede producir crías más pequeñas y débiles.

Leer la publicación

Vida Silvestre y calentamiento global (Wildlife in a Warming World)

COMPÁRTELO

Ayúdanos a difundir este mensaje