Las organizaciones de la Mesa Social del Agua de Andalucía presentamos un decálogo para una transición hídrica justa | WWF España

What would you like to search for?

NOTICIAS

Las organizaciones de la Mesa Social del Agua de Andalucía presentamos un decálogo para una transición hídrica justa

El nuevo modelo de gestión del agua debe garantizar la protección de los ríos, humedales y acuíferos, entre otras importantes medidas, que permitan una transición hídrica justa y el derecho humano al agua

Las organizaciones integrantes de la Mesa Social del Agua de Andalucía, de la que forma parte WWF, hemos realizado hoy una rueda de prensa para presentar nuestras propuestas al Pacto Andaluz por el Agua de la Junta de Andalucía, que ahora comienza a debatirse. Las entidades agrupadas en esta mesa (CCOO, COAG, UPA, AEOPAS, FACUA, WWF, Greenpeace, SEO, Ecologistas en Acción, CIREF, Fundación SAVIA, Fundación NCA, Red Andaluza de la NCA) valoramos el interés y la oportunidad para debatir el modelo de gestión del agua en un momento en el que el cambio climático y la crisis de seguridad hídrica amenazan este recurso.
 
Consideramos que el Pacto Andaluz por el Agua debe incorporar una serie de principios que garanticen la protección de los ríos, humedales y acuíferos, así como la gestión pública y los derechos humanos al agua y saneamiento, la participación social activa y real, la solidaridad y la justicia ambiental. Por ello, presentamos un decálogo para la transición hídrica justa y el derecho humano al agua en Andalucía que incluye las siguientes medidas:
 
1. Definir las políticas hídricas en base con los principios y los objetivos requeridos por la Directiva Marco del Agua y los planes hidrológicos de demarcación, especialmente ahora en la revisión del tercer ciclo de planificación hidrológica (2021-2027).
2. Prevenir el deterioro, la recuperación y el mantenimiento del buen estado ecológico de los ríos, humedales, estuarios y las aguas costeras, y el buen estado de las aguas subterráneas.
3. Garantizar el equilibrio entre las demandas de recursos y los recursos realmente disponibles asumiendo los límites actuales de cada demarcación hidrográfica y previendo la reducción de las aportaciones que traerá consigo el cambio climático.
4. Reorientar la política del agua de Andalucía hacia un nuevo modelo de uso y aprovechamiento del agua, sostenible en términos ambientales y sociales.
5.  Abrir un profundo debate sobre la situación de los sistemas del ciclo urbano del agua, que incluya criterios de cohesión y justicia territorial entre los principales sistemas metropolitanos y los municipios aislados.
6- Realizar un diagnóstico de las necesidades que tienen nuestros pueblos y ciudades para saber cuánto van a costar esas carencias y cómo se pueden financiar. Es importante una establecer unos mecanismos de corresponsabilidad en el servicio a la ciudadanía para el conjunto del territorio.
7.   Redefinir el papel y la dimensión superficial del regadío, el apoyo a pequeñas y medianas explotaciones profesionales que contribuyen al equilibrio territorial, al asentamiento de la población rural y al relevo generacional.
8.  El Pacto del Agua debe asumir y promover un modelo de participación activa, justa, diversa, comprometida y equilibrada, en el que puedan intervenir todos los actores socio-económicos en igualdad de condiciones.
9.  El Pacto debe asumir y hacer prevaler, como eje central de las políticas del Ciclo Integral, el Derecho Humano al Agua y la gestión pública frente a los problemas de pobreza hídrica y privatización de servicios públicos.
10. Desarrollar un proceso de pedagogía social efectiva para facilitar el consenso que requiere afrontar los impactos del cambio climático y los retos de una transición hidrológica justa, que exigen la transformación de los modelos sociales y de pensamiento.  
 
agua

COMPÁRTELO

Ayúdanos a difundir este mensaje