What would you like to search for?

NOTICIAS

La Comisión Europea impulsa la lucha contra el tráfico de la vida silvestre

Creado sobre la base de cinco años de actividades implementadas bajo el plan anterior, el nuevo Plan de Acción de la Unión Europea contra el Tráfico de Vida Silvestre publicado por la Comisión Europea incorpora objetivos y acciones adaptadas a los problemas surgidos recientemente para combatir de manera más efectiva los delitos contra la vida silvestre en Europa y el mundo.

La Unión Europea es uno de los mayores importadores de especies de vida salvaje y de productos derivados de la vida silvestre en el mundo, algunos de los cuales se importan ilegalmente y comercializan en la Unión Europea. Algunas especies europeas también se comercializan legal e ilegalmente dentro y fuera de Europa, o son víctimas de otras formas de delito contra de la vida silvestre. 

El Plan de la Acción de la UE se adelanta a la Conferencia de las Partes de la Convención sobre Comercio Internacional en Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES CoP19), el principal organismo internacional que controla el comercio de la vida silvestre, que empezará en Panamá el 14 de noviembre. Esta iniciativa representa una gran oportunidad para que la Unión Europea reafirme sus compromisos en la lucha contra el tráfico de especies durante esta conferencia internacional crucial sobre vida silvestre y hace un llamamiento al Consejo y el Parlamento Europeo para que lo apoyen decididamente. También es muy oportuno en el contexto de la revisión de la Directiva sobre delitos ambientales de la Unión Europea  ya que las posiciones que adopte el Parlamento Europeo y los estados miembros sobre este expediente, especialmente en los niveles de sanción, reflejarán la seriedad con la que se toman la lucha contra el delito medioambiental, y particularmente el delito de la vida silvestre. 

El Plan anterior, que acabó en 2020, contiene un amplio conjunto de medidas. Sin embargo, con el tiempo se identificaron una serie de vacíos que impedían la consecución de todos sus objetivos, por lo que ha sido necesario llevar a cabo una actualización exhaustiva.

Mejoras y deficiencias


Damos la bienvenida a una serie de nuevas medidas como:

Acciones dirigidas a mejorar la implementación a nivel nacional y regional. Esto garantizará que el tráfico de la vida silvestre siga siendo una prioridad para los Estados miembros y que se aborde la dimensión europea del tráfico silvestre.

Acciones sobre investigaciones financieras y recuperación de activos. Estas herramientas han sido reconocidas como indispensables para combatir de forma efectiva el tráfico de vida silvestre, especialmente cuando se trata de crimen organizado, como una manera de desmantelar sus actividades en las zonas donde es más perjudicial. 

El reconocimiento de los enfoques de derechos humanos y género como maneras efectivas de entender mejor el tráfico de la vida silvestre, involucrarse mejor con las comunidades y ofrecer soluciones de conservación innovadoras.

• El mantenimiento de un enfoque integral desde el origen hasta el consumidor que permite abordar el tráfico de vida silvestre a lo largo de toda la cadena (reducción de la demanda, aplicación de la ley, persecución por parte de las autoridades judiciales, implicación del sector privado, aplicación del concepto “One Health”, etc.), incluso mediante una mejor participación de las ONG, y persiguiendo el apoyo y cooperación de los terceros países.

Romper el aislamiento de la legislación pertinente de la UE (Ley de Servicios Digitales, Directiva sobre diligencia debida de la sostenibilidad empresarial, Directiva sobre delitos medioambientales, Directiva sobre la lucha contra el blanqueo de capitales mediante el derecho penal, Directiva sobre recuperación y confiscación de activos, etc.) y fomentando la cooperación con agencias y programas pertinentes de la UE (OLAF, Europol, Eurojust, EMPACT, ENPE, etc). 

Sin embargo, el Plan tiene una serie de deficiencias. Aunque tomamos nota del compromiso de la Comisión Europea de desarrollar un sistema de seguimiento en el plazo de un año, contar con un marco de información, seguimiento y evaluación de este tipo que ya estuviera incorporado al Plan, habría aumentado más su eficiencia. A pesar de que el nuevo plan identifica como crucial una asignación suficiente de recursos a nivel de la Unión Europea y los estados miembros, no incluye ninguna acción específica para garantizar que esto se consiga, con el riesgo de caer en las mismas trampas que el Plan Acción de 2016-2020. 

España se convirtió en el primer país europeo en trasponer este plan al contexto nacional, con la aprobación y posterior entrada en vigor del Plan de Acción Español contra el Tráfico Ilegal y el Furtivismo Internacional de Especies Silvestres (Plan TIFIES), en 2018. A pesar de los avances conseguidos con dicho plan, consideramos que España debe actualizar lo antes posible el Plan TIFIES conforme a las nuevas exigencias del Plan europeo, intensificar algunas acciones e impulsar algunas nuevas, ya que una parte importante de los delitos contra la fauna están ocurriendo en nuestro país.
 
Ayúdanos a difundir este mensaje