What would you like to search for?

NOTICIAS

Lanzamos una taxonomía independiente basada en la ciencia para las inversiones verdes de la Unión Europea

La coalición de expertos y ONG hace un llamamiento a la comunidad de inversores a que usen estos nuevos criterios

Hoy, el Observatorio Contra el Greenwashing, una coalición de expertos y organizaciones no gubernamentales, entre las que se encuentra WWF, lanzamos su Taxonomía Independiente Basada en la Ciencia. Bancos, inversores y aseguradoras podrán comprobar si sus inversiones son realmente verdes y están alineadas con la ciencia en la página web www.greenwashed.net. 

La iniciativa tiene como objetivo ofrecer claridad a los inversores después de que la Unión Europea haya catalogado la energía a gas, la energía nuclear, la quema de árboles, la tala intensiva y otras actividades dañinas como “sostenibles” en la Taxonomía de la Unión Europea, la nueva guía para la inversión “verde” europea. El pasado 1 de enero de 2023 entró en vigor el controvertido acto delegado de  Taxonomía sobre generación con gas y nuclear.

La taxonomía de la Unión Europea se diseñó originalmente para eliminar el lavado verde pero, en su lugar, se ha convertido en otra herramienta para engañar a los consumidores. La taxonomía basada en la ciencia quiere tener éxito dónde la taxonomía original ha fracasado: criterios rigurosos que las instituciones financieras podrán usar para evaluar adecuadamente qué es verde y que no.

La taxonomía independiente basada en la ciencia mantiene los criterios de la Taxonomía donde sean sólidos y, solamente, se aparta de ellos cuando no están arraigados en la ciencia o son perjudiciales para el ambiente. Así, la taxonomía independiente se basa en criterios científicos para definir las actividades que generan una contribución significativa a los objetivos medioambientales de la Unión Europea o suponen un perjuicio significativo a estos objetivos, evitando que se impongan intereses políticos o comerciales.

Un paso adelante en la ruta al futuro 


Se trata de un primer paso ya que en el futuro, la taxonomía independiente basada en la ciencia también proporcionará más criterios para ayudar al mercado a anticipar las futuras actualizaciones de la taxonomía y conectar la taxonomía con las vías de descarbonización disponibles para 2050 y contribuciones a la biodiversidad, prevención de la contaminación, protección del agua y economía circular. 

La taxonomía independiente basada en la ciencia se ampliará gradualmente al marco de la taxonomía en lugar de centrarse en la pequeña proporción actual de  sectores considerados “sostenibles”. De este modo, clasificará todas las actividades económicas utilizando un sistema de semáforo: verde para las actividades sostenibles, ámbar para las actividades que operan entre niveles de desempeño significativamente dañinas y contribución sustancial, y rojo para las actividades dañinas. Además, los criterios para categorizar las actividades económicas se actualizarán entre cada 3 y 5 años para reflejar los avances tecnológicos, científicos y legislativos. 

La primera versión de la Taxonomía independiente basada en la ciencia nace de una evaluación preliminar de la Taxonomía de la Unión Europea elaborada por un grupo de expertos técnicos. No obstante, para refinar los criterios de una taxonomía basada en la ciencia, este colectivo continuará llevando a cabo más análisis técnicos. Por este motivo, la Secretaría de la Taxonomía Independiente Basada en la Ciencia hace un llamamiento a candidatos cualificados a inscribirse a la convocatoria de expertos para ser miembros del grupo de expertos técnicos de la Taxonomía independiente basada en la ciencia.
 
Finanzas climáticas fondos de inversión sostenibles
Finanzas climáticas fondos de inversión sostenibles
Ayúdanos a difundir este mensaje