What would you like to search for?

NOTICIAS

Las principales organizaciones ecologistas reclamamos la prohibición de plaguicidas peligrosos para las colonias de insectos

En el Día Mundial de las Abejas

Las principales organizaciones ecologistas estatales, junto a 20 organizaciones que formamos parte de la iniciativa “Salvemos a las abejas y a l@s agricultor@s”, hemos enviado una carta al Gobierno en la que solicitamos que se ponga fin al uso de plaguicidas peligrosos en la UE, y han transmitido su preocupación por el daño que están causando a las poblaciones de insectos polinizadores, indispensables para la vida en la Tierra.

En concreto, las organizaciones ambientales instamos a los ministerios competentes a posicionarse en contra del uso al aire libre de tres plaguicidas considerados peligrosos, el sulfoxaflor, la cipermetrina y la benfluralina, y recalcamos que no cumplen con los criterios establecidos para su aprobación en la UE.

Por primera vez la Comisión Europea ha reconocido que los plaguicidas son un riesgo para la biodiversidad, y que son una de las causas del grave deterioro que sufren los ecosistemas. En esta línea, ha fijado el objetivo de reducir el uso y el riesgo de plaguicidas en un 50 % para 2030 en las Estrategias de Biodiversidad y de la Granja a la Mesa, en el marco del Pacto Verde Europeo.

En la misiva dirigida a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se destaca el compromiso adquirido en la Estrategia Nacional para la Conservación de Polinizadores, aprobada en septiembre de 2020, que establece el objetivo de identificar y conservar las poblaciones de polinizadores más amenazados, así como reducir el riesgo derivado del uso de plaguicidas.

Mientras la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha comprobado un elevado riesgo para las abejas en el uso de plaguicidas como el sulfoxaflor y la cipermetrina, hay un buen número de Estados miembro que se manifiestan en contra de su prohibición. Sucede igual con la benfluralina, cuyos riesgos no se han podido determinar debido a la falta de datos en su solicitud.

WWF, SEO/BirdLife, Greenpeace, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra alertamos sobre los efectos negativos en la salud de las personas y el medio ambiente que ocasionaría seguir utilizando estas sustancias tóxicas peligrosas, así como el grave impacto social y económico para el sector apícola. A su vez denunciamos las intenciones de varios países de elevar la mortandad legalmente tolerable de las abejas hasta un 25 % y solicitan que se apoye una mortandad máxima de un 5 %.

Las organizaciones recuerdamos que defender a las poblaciones de insectos polinizadores es de vital importancia para garantizar la salud de los ecosistemas y de las personas, así como para garantizar la supervivencia de numerosas especies, en definitiva salvaguardar la vida en la Tierra.

COMPÁRTELO

Ayúdanos a difundir este mensaje