Especies invasoras | WWF España

What would you like to search for?

Especies invasoras: La globalización ha llegado al mundo natural y ha creado un problema medioambiental que afecta a nuestros hábitats y especies

© Erwan Hesry / Unsplash

El problema de las especies invasoras supone hoy la segunda causa de pérdida de biodiversidad en el mundo, según la ONU y, en Europa, una de cada tres especies está en peligro crítico de extinción por esta creciente amenaza. 

Animales:

Tortuga de florida (Trachemys scripta elegans), 
Rana toro (Lithobates caestbeinaus) 
Cotorra gris o argentina (Mylopsitta monachus) 
Cotorra de Kramer (Psittacula krameri),
Mapache (Procyon lotor),
Visón americano (Neovison vison), 
Cangrejo rojo (Procambarus clarkii),
Siluro (Silirus glanis),
Alburno (Alburnus alburnus), 
Gambusia (Gambusia holbrooki),
Insectos como la avispa asíatica (vespa velutina) o el mosquito tigre (aedes albopictus) que en verano afecta a algunas zonas de España convirtiéndose en un problema para la salud de las personas. 

PRINCIPALES ESPECIES INVASORAS EN ESPAÑA:

También plantas:

Ailanto (Ailanthus altissima),
Camalote (Eichhornia crassipes), 
Caña (Arundo donax),
Azolla (Filliculoides),
Plumero (Pennisetum setaceum) 

Las especies exóticas invasoras son especies foráneas introducidas de forma artificial, accidental o intencionadamente y que, después de cierto tiempo, consiguen adaptarse al medio y colonizarlo. Un combate desigual en el que lo autóctono es el claro perdedor. Las especies nativas, al no haber evolucionado en contacto con estas nuevas especies, no pueden competir con ellas, por lo que son desplazadas o, en el peor de los casos, mueren y se extinguen. 

¿Cómo llegan? Pueden llegar de forma accidental, a través del comercio o del transporte, como es el caso del mejillón cebra en la cuenca del Ebro, que fue transportado por el casco de los barcos de manera fortuita y que está causando graves estragos en la zona. Otras especies invasoras son introducidas por el ser humano de forma intencionada para actividades como la caza o la pesca (como el siluro o el arruí) o aprovechamientos como la horticultura, jardinería, para usarlos como mascotas o para las pieles

Algunas personas adquieren mascotas exóticas y después las abandonan, donde consiguen reproducirse con éxito (como las cotorras argentinas, mapaches o los galápagos de Florida). Para evitar este problema, la sensibilización es clave. En lo que respecta a especies invasoras, la adquisición de una mascota u otra es clave, igual que es clave pensar qué planta estamos poniendo en nuestro jardín o terraza. Como consumidores no debemos nunca comprar mascotas exóticas o plantas invasoras. Es responsabilidad de cada uno estar informado de qué está comprando.

WWF en la lucha contra las especies invasoras

La prevención es la base de nuestro trabajo. 

España se situaba a la cabeza de Europa en el desarrollo normativo para afrontar el reto de las especies invasoras, aprobando un extenso catálogo de especies en 2011. Sin embargo, poco después de esta iniciativa rebajó sustancialmente el nivel de protección, dejando fuera a muchas especies y creando excepciones para permitir el comercio de algunas invasoras. 

La normativa vigente en España incluye cerca de 200 especies invasoras, algunas tan dañinas como el mejillón cebra, la avispa asiática, el jacinto de agua, el mapache o el galápago de Florida. A pesar de contar con un buen número de especies, actualmente nuestra biodiversidad está sufriendo las consecuencias de muchos años de inacción por parte de las administraciones.

Aunque algunas administraciones están haciendo esfuerzos por contener la expansión, con prevención, control y erradicación de algunas de las especies más dañinas, en general existe una gran descoordinación y algunas de las más colonizadoras están avanzando. 

Pedimos a las administraciones que pongan en marcha sistemas de prevención y alerta temprana que sirvan para evitar la entrada y el establecimiento de estas especies. 

Pero no basta con prevenir, ya que algunas ya han colonizado muchos espacios con un impacto que las lleva a ser dañinas. En estos casos, la Administración debe poner en marcha planes de acción contra ellas. 

Un caso alarmante: salvemos al visón europeo

Un claro ejemplo de especies que son muy dañinas es el visón americano. No sólo afecta a medio centenar de especies autóctonas de nuestra fauna, sino que está llevando a una de las especies más emblemáticas al borde de la extinción: el visón europeo, de los que apenas quedan 500 en nuestro país. 

Cierre de las granjas de visón ¡ya!

Una "bomba biológica" para la naturaleza (está acabando con las especies autóctonas) y un riesgo para la salud (las granjas donde viven hacinados pueden ser un reservorio de virus)

PIDE SU CIERRE
© We Animals Archive /JMc Arth
HAZTE SOCIO
HAZTE SOCIO