Juntos por la biodiversidad | WWF España

What would you like to search for?

© WWF

somos la primera generación, y tal vez la última, que puede hacer algo

El viaje hacia un futuro sostenible. Por un nuevo acuerdo para la naturaleza y las personas. Debemos revertir la curva de pérdida de biodiversidad

LAS METAS AICHI DE LA CBD

Todos los países del mundo, excepto Estados Unidos, forman parte de este acuerdo crucial para la conservación de la naturaleza y su biodiversidad, firmado en 1992 durante la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro. En el año 2011 se estableció el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica de cara a 2020 para salvar la diversidad biológica y mejorar sus beneficios para las personas, unas estrategia que incluye 20 metas ambiciosas para conseguirlo, se las conoce como las Metas de Aichi.

CONVENCIÓN MARCO DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO

También durante aquella Cumbre de Río de 1992 se firmó la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), la herramienta legal más potente para abordar el mayor reto ambiental al que se enfrenta la humanidad, que adoptó su mejor versión en París en 2015 con un acuerdo histórico que abre el camino a la progresiva reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la adopción de medidas globales y coordinadas contra el cambio climático.  

LA AGENDA 2030 Y LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE 

Ese mismo año 2015, también en el contexto de Naciones Unidas, se acordó un ambicioso plan para guiar a la humanidad hacia un futuro de prosperidad y desarrollo: la agenda 2030, sustentada por 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas.

Una agenda que estamos impulsando porque es una oportunidad para las personas y el planeta, un verdadero cambio en la concepción del desarrollo sostenible y el progreso de las naciones y las personas, que deben respetar los límites del planeta. WWF se ha implicado mucho en su desarrollo y puesta en marcha a nivel internacional y, en España trabajamos con otros actores clave como UNICEF Comité Español y Oxfam Intermon para evaluar su cumplimiento y para avanzar en la definición de una Estrategia de Desarrollo Sostenible para España. Para ello también está presente la plataforma multisectorial Futuro en Común.

Este triángulo, metas de Aichi CDB, los ODS y el Acuerdo de París, representa un marco global de conservación perfecto. Sin embargo, hay que actuar de forma contundente e instar a todos los gobiernos a que adopten medidas urgentes que detengan el deterioro de la naturaleza, que no es solo diversidad de seres vivos, también es aire y agua limpios, suelos, alimentos y medicinas, la base de nuestra supervivencia y fuente de inspiración.

Informe Planeta Vivo

A pesar de los avances científicos y los acuerdos internacionales adoptados en los últimos 30 años, la destrucción de la naturaleza no ha cesado. Así lo demuestra la última edición del Informe Planeta Vivo de WWF, publicado a finales de octubre de 2018, donde analizamos la evolución de las tendencias de 16.000 poblaciones de 4.005 especies de vertebrados del mundo.

La primera conclusión del Informe Planeta Vivo es demoledora: en menos de 50 años hemos perdido el 60% de las poblaciones de peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos del planeta y nuestra huella ecológica ha aumentado un 190%. Es decir estamos superando muchos límites planetarios, la tasa de extinción es entre 100 y 1000 veces mayor que la natural y ecosistemas como los bosques tropicales, manglares y arrecifes de coral se enfrentan a una destrucción sin precedentes.

Esta acumulación de presiones negativas de origen antrópico en tan corto espacio de tiempo, denominada "Gran Aceleración", es la causa de que los científicos hayan puesto nombre a la nueva época geológica que estamos viviendo: Antropoceno.

¿Qué se puede hacer para detener la pérdida de biodiversidad?

ACTÚA
© Shutterstock / A3pfamily / WWF

En WWF lejos de rendirnos ante esta evidencia tan negativa nos hemos propuesto detener la destrucción de la naturaleza y nos hemos marcado el objetivo de revertir la curva de pérdida de biodiversidad.

Nuestra hoja de ruta, enmarcada en las metas de Aichi, los ODS y el Acuerdo de París, establece que para 2020 en la Cumbre de la CDB de Pekín, se firme un nuevo Acuerdo global para la Naturaleza y las Personas, que permita detener en 2030 la pérdida de biodiversidad y que en 2050 se cumpla uno de los objetivos más importantes de la CDB: “La diversidad biológica se valora, conserva, restaura y utiliza de forma racional, manteniendo los servicios ecosistémicos, sosteniendo un planeta sano y brindando beneficios esenciales para todos”.

Pasos para cumplir la hoja de ruta:

  1. Especificar el objetivo de recuperación de la biodiversidad
  2. Desarrollar indicadores de progreso medibles y relevantes.
  3. Acordar acciones para alcanzar el objetivo en el tiempo requerido.

El viaje a el futuro sostenible acaba de comenzar con esta importante parada durante la cumbre de China en 2020. Somos la primera generación que conoce al detalle el funcionamiento y beneficios de la naturaleza y nuestros impactos negativos, pero podemos ser la última generación en tomar medidas para revertir esta tendencia. Acompáñanos en este viaje, sigue con nosotros y ayúdanos a difundir esta información. Juntos es posible.

FIRMA LA CAMPAÑA

Conoce todo el trabajo de WWF para defender la naturaleza

HAZTE SOCIO
HAZTE SOCIO