El elefante de Sumatra, a un paso de la extinción | WWF España

El elefante de Sumatra, a un paso de la extinción

Publicado el
24 enero 2012
El estado de conservación del elefante de Sumatra ha pasado de ‘amenazado’ a ‘gravemente amenazado’. Su población se ha visto reducida a la mitad desde 1985. La razón principal es la pérdida del 70% de su hábitat en dos décadas, debido a la deforestación. Para WWF es crucial una moratoria inmediata de la transformación del territorio para garantizar la supervivencia de la especie.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha clasificado al elefante de Sumatra (Elephas maximus sumatranus) ‘en peligro crítico de extinción’ dentro de la Lista Roja de Especies Amenazadas. Hoy en día tan sólo sobreviven de 2.400 a 2.800 ejemplares en estado salvaje, una reducción de alrededor del 50 por ciento de la población de 1985.

Los científicos afirman que si continúan las tendencias actuales, el elefante de Sumatra podría extinguirse en menos de 30 años.

Según la Lista Roja de la UICN, "Aunque el elefante de Sumatra está protegido por la legislación de Indonesia, el 85 por ciento de su hábitat se encuentra fuera de las áreas protegidas, y puede ser transformado en terrenos agrícolas”. Sumatra mantiene algunas de las poblaciones más importantes de elefante asiático fuera de la India y Sri Lanka. Sin embargo, la isla ha experimentado la tasa de deforestación más rápida de la zona: más de dos tercios de bosques de llanura en los últimos 25 años – lo que ha provocado la extinción local de los elefantes en muchas zonas.

Carlos Drews, director del Programa Global de Especies de WWF, explica: "El elefante de Sumatra se une a una creciente lista de especies en Indonesia que están en peligro de extinción, como el orangután de Sumatra, el de Java y los rinocerontes y el tigre de Sumatra”. Y añade: "A menos que se adopten medidas de conservación se tomen de forma urgente y efectiva, estos magníficos animales desaparecerán de la Tierra".

WWF hace un llamamiento al Gobierno indonesio para prohibir todas las transformaciones de los bosques que forman parte del hábitat de los elefantes hasta que se ponga en marcha una estrategia de conservación para estos animales. La organización recomienda que el gobierno realice una evaluación para ubicar y designar grandes áreas protegidas.

El experto en elefantes asiáticos Ajay Desai opina: "Es muy importante que el Gobierno de Indonesia, las organizaciones conservacionistas y las empresas agro-forestales reconozcan la crítica situación de los elefantes y otros animales salvajes en Sumatra, y tomen medidas eficaces para su conservación". Y concluye: "Indonesia debe actuar antes que sea demasiado tarde para proteger los últimos bosques naturales de Sumatra, especialmente el hábitat de los elefantes".

Por poner un ejemplo, en la provincia de Riau (Sumatra), las industrias de pulpa y papel, así como las plantaciones de palma aceitera, están causando algunas de las tasas de deforestación más rápidas del mundo. El número de elefantes se ha reducido un escandaloso 80 por ciento en menos de 25 años. La fragmentación hace que el espacio en que estos animales pueden vivir en libertad se limita a algunos pequeñas manchas de bosque. Las poblaciones no tienen probabilidades de sobrevivir en el largo plazo.

Anwar Purwoto,WWF Indonesia opina: "La provincia de Riau ya ha perdido seis de sus nueve grupos de elefantes. La provincia de Lampung ha visto como disminuían sus familias de 12, en la década de 1980, a sólo 3 en 2002, como consecuencia de la pérdida de bosques. Sólo dos de los grupos restantes son considerados biológicamente viables.

"A mediados de la década de 1980, en Sumatra había 44 poblaciones de elefantes repartidos en sus ocho provincias, y la isla todavía tenía la mitad de sus bosques naturales," dijo el Dr. Christy A. Williams, director del Programa del Elefante Asiático del WWF. "Debido a la conversión de los bosques para el asentamiento humano y la producción agrícola, muchas poblaciones de elefantes han entrado en grave conflicto con los seres humanos. Como resultado, un gran número de elefantes han sido capturados o asesinados".

WWF hace un llamamiento a todas las partes interesadas, incluido el Gobierno de Indonesia, las compañías de aceite de palma, los miembros de la industria de pulpa y papel y las organizaciones de conservación, a trabajar juntos para conservar el hábitat del elefante de Sumatra.

Comentarios

blog comments powered by Disqus