WWF analiza sus prioridades en conservación de bosques | WWF España

What would you like to search for?

NOTICIAS

WWF analiza sus prioridades en conservación de bosques


En vísperas del Día Forestal Mundial, que se celebra el próximo jueves, WWF hace un análisis señalando sus prioridades en materia de conservación de bosques. Favorecer la gestión forestal, frenar la degradación de estos ecosistemas, poner fin al comercio de madera de origen ilegal y fomentar solo las restauraciones forestales de calidad son los pilares básicos del trabajo de WWF.

Frenar la deforestación y la degradación de los bosques para el 2020:


WWF trabaja para conseguir una “Deforestación y Degradación Neta Cero” de los bosques para 2020. Esto significa que la tasa anual de pérdida de bosques, que actualmente es de 13 millones de hectáreas, debe ser reducida y mantenida en un nivel lo más cercano posible a cero.

Para alcanzar este objetivo es necesario una mejor gobernanza e incentivos económicos. Con ello se pretende promover la gestión responsable de los bosques, así como un uso racional y planificado del suelo que permita atender la demanda mundial de alimentos y de madera. Todo ello sin suponer una pérdida de bosques, al tiempo que se asegura la biodiversidad y los procesos ecológicos.

Paralelamente es imprescindible reducir el consumo excesivo y el derroche de recursos naturales para disminuir la presión sobre los bosques y sobre la tierra que ocupan.

Poner en valor nuestros bosques ante la sociedad y favorecer su gestión:

La escasa rentabilidad de los montes es una de las causas del estado de abandono de los bosques en España. Este aspecto aumenta su vulnerabilidad ante amenazas como los incendios forestales, otros usos más intensivos del suelo o los intentos de privatización de los Montes de Utilidad Pública, cuando se vive un contexto económico desfavorable como el actual.

Además, es necesario entender que el valor de los bosques va mucho más allá del beneficio económico que reporta la venta de sus productos. Los bosques son esenciales para regular el ciclo del agua, controlar la erosión, mantener la buena calidad del aire y mitigar el cambio climático. Asimismo, cumplen una función social importante en términos de uso recreativo, cultural y generación de empleo.

Para asegurar el mantenimiento de los bosques en buen estado es esencial promover su gestión. La gestión forestal responsable ha de pasar a un primer plano en la agenda política, incluso en condiciones económicas adversas. Por otro lado, hemos de dar prioridad al consumo de productos forestales frente al de otros sintéticos de mayor impacto ambiental (aluminio, plástico u hormigón…), a ser posible garantizando su origen responsable, a través de sistemas como la certificación forestal FSC.

Poner freno efectivo al comercio de madera de origen ilegal dentro de la UE:

El 3 de marzo entró en vigor el Reglamento de la madera de la UE que tiene como objetivo poner freno al comercio de madera de origen ilegal. Esta normativa pide a los operadores que importan o producen madera, así como productos derivados de ella, que identifiquen su país de origen y den pruebas de su legalidad. Este Reglamento supone un gran paso para acabar con el comercio de madera de origen ilegal, pero es necesario que los Estados Miembro de la UE lo apliquen adecuadamente para garantizar su efectividad.

En España, el Reglamento de la Madera de la UE ha entrado en vigor sin que exista una legislación al respecto y sin que se haya establecido cómo se va a asegurar, a nivel nacional y autonómico, la correcta aplicación del Reglamento.

WWF pide a los Estados, y en concreto al Gobierno Español, que se tomen en serio la aplicación del Reglamento de la madera de la UE y que trabajen para poner fin al comercio de madera de origen ilegal dentro de la UE

Fomentar las restauraciones forestales coordinadas y planificadas:
Los bosques en España ocupan apenas el 29% de la superficie potencial que podrían ocupar. WWF reclama a las administraciones públicas la necesidad de impulsar una restauración planificada y coordinada que establezca las zonas prioritarias de restauración con un cronograma claro de actuación y un presupuesto real y comprometido a largo plazo.

WWF desarrolla proyectos piloto de restauración con el doble objetivo de mejorar la calidad de los ecosistemas forestales e incrementar la superficie forestal, sin olvidar la sensibilización e implicación de voluntarios y población local. Así, en la última campaña de plantación (finales de 2012-primeros de 2013) la organización ha plantado cerca de 20.000 árboles y arbustos a lo largo de 240 hectáreas de toda España: mejorando la regeneración de dehesas en Daimiel (Ciudad Real) y Valencia de Alcántara (Cáceres); restaurando zonas semiáridas en Murcia y Alicante; recuperando zonas incendiadas segovianas; o reconvirtiendo eucaliptales gallegos en bosques autóctonos.

Por último, recordar que WWF celebrará el Día Forestal organizando una plantación participativa en Tembleque (Toledo). Voluntarios de la organización plantarán encinas y coscojas para recuperar uno de los bosques cuya situación es más preocupante: los carrascales. No en vano apenas queda el 9% de su superficie potencial.

Alcornocal
Alcornocal

COMPÁRTELO

Ayúdanos a difundir este mensaje