Elefante | WWF España

What would you like to search for?

Elefantes. Algo tan "grande" se merece toda nuestra protección

ÚNETE A WWF
© Greg Armfield / WWF-UK

Perdemos la especie por la codicia humana

El mamífero más grande del planeta tiene un gran depredador: el ser humano. Estos gigantes son víctimas del tráfico de especies por el marfil de sus colmillos.

Su población se ha reducido a la mitad en los últimos 30 años. En la actualidad, se estima que quedan 400.000-500.000 ejemplares viviendo en estado salvaje. 

Diferenciamos dos especies, el elefante africano y el asiático.
 

Características del elefante africano: 

  • Existen dos subespecies: el elefante de la sabana y el elefante de bosque, también conocido como elefante de selva. Los de la sabana son más grandes y sus colmillos curvan hacia fuera. Los de selva son más pequeños y oscuros y los colmillos son más rectos y apuntan hacia abajo. Se estima que entre un 25% y un 33% de la población total de elefantes africanos son elefantes forestales.

  • Nombre científico: Loxodonta africana

  • Un elefante adulto, que esté sano, no tiene predadores naturales.

  • El mamífero terrestre más grande de la tierra puede pesar hasta ocho toneladas y mide 3 metros de alto por 7 de largo.

  • Con grandes orejas en forma de abanico y una larga trompa. El elefante africano tiene tres dedos en la pata trasera y cinco en la parte delantera del pie. 

  • Todos los elefantes africanos, incluyendo hembras, tienen colmillos. Usan uno más que otro, por lo que uno suele ser más pequeño resultado del desgaste. El  marfil de sus colmillos ha convertido al elefante africano en una presa para los traficantes de vida salvaje y es una de las principales víctimas del tráfico de especies. 

  • Es el mamífero con el período de gestación más largo: 22 meses.

  • Dirigidos por una matriarca, se organizan en estructuras sociales complejas de hembras y crías, mientras que los elefantes macho tienden a vivir aislados.

  • Un único elefante nace de una hembra una vez cada 4-5 años  Permanecen años con la madre, y también pueden ser atendidos por otras hembras en el grupo.

  • Área de distribución: 

Características del elefante asiático: 

  • Nombre científico: Elephas maximus

  • Elefante asiático es más que un símbolo en India, es una necesidad para el buen estado de los bosques.  Son un símbolo cultural en Asia.  En el hinduismo la poderosa deidad honrada antes de todos los rituales es el cabeza de elefante Ganesha.

  • Más pequeños que los africanos y con orejas rectas en la parte inferior su peso ronda las 5-6 toneladas y mide entre 2 y 3 metros de alto por 6 de largo. 

  • Sólo algunos elefantes machos asiáticos tienen colmillos.

  • Tiene cuatro dedos en la pata trasera y cinco en la delantera.

  • Los elefantes asiáticos son extremadamente sociables, formando grupos de seis a siete hembras lideradas por una matriarca, la de mayor edad. Al igual que los elefantes africanos, estos grupos ocasionalmente se unen a otros para formar manadas, aunque estas asociaciones suelen ser transitorias.

  • Su día a día consiste en comer. Pasan más de dos tercios del día alimentándose. Su menú: hierbas, corteza de árbol, raíces, hojas y pequeños tallos. Los cultivos como el plátano, el arroz y la caña de azúcar son sus favoritos.

  • Los elefantes siempre están cerca del agua porque necesitan beber al menos una vez al día.  

  • Hábitat: Vive en zonas frondosas de bosque como el Himalaya Oriental y el Gran Mekong. 

  • Cuatro sub-especies componen la familia del elefante asiático: el pigmeo de Borneo, el de Sri Lanka, el de Sumatra y el indio. 

  • Área de distribución: 

Fuente: Elaboración con datos IUCN

Una especie amenazada

El comercio ilegal de marfil y la destrucción de su hábitat son sus grandes amenazas.

Tanto los elefantes africanos como los asiáticos necesitan una extensa tierra para sobrevivir. La pérdida de sus hábitats -y antiguas rutas migratorias- es resultado de la expansión de los asentamientos humanos, el desarrollo de las plantaciones y la construcción de infraestructura como caminos, canales y tuberías. Esto nos lleva a que, a menudo, entran en conflicto con las personas en competencia por los recursos. 

En algunas áreas seguras, su estado de conservación aumenta, pero en otros lugares se han visto obligados a vivir en grupos más pequeños y aislados.

El comercio ilegal es la mayor amenaza para la especie 

El número de elefantes es alarmantemente bajo en partes de África central: en los últimos años, el 90% de los elefantes de Selous en África han muerto a manos de furtivos. Hemos puesto en marcha una campaña para luchar contra esta terrible amenaza para la naturaleza salvaje. Descubre cómo puedes ayudar a los elefantes en stoptraficoespecies.

En 1989, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) prohibió el comercio internacional de marfil. Sin embargo, todavía hay mercados de marfil no regulados que alimentan un comercio internacional ilegal y la creciente demanda de los países asiáticos ricos.

Además de por el tráfico de marfil, en el caso de los elefantes asiáticos, la captura de elefantes salvajes para el "uso doméstico" está dañando gravemente a las poblaciones. India, Vietnam y Myanmar han prohibido la captura, pero en Myanmar los elefantes siguen siendo utilizados en la industria maderera, el turismo o el comercio ilegal de vida silvestre.  

Se están haciendo esfuerzos no sólo para mejorar la seguridad, sino también para fomentar la cría en cautividad en lugar de robarlos de la naturaleza.  

TRABAJAMOS EN LA CONSERVACIÓN DE LOS ELEFANTES

Lucha contra el tráfico de especies:

Trabajamos con TRAFFIC, la red que monitoriza del comercio de vida silvestre más grande del mundo, para evaluar tendencias en el comercio ilegal de productos de elefante y formamos y equipamos a guardaparques (rangers) que protegen la vida salvaje de esta gran amenaza. Súmate a la lucha contra el tráfico de especies en la campaña: stoptrafico

Reducción del conflicto con los habitantes locales: 

WWF desarrolla y apoya planes comunitarios de gestión de vida silvestre que contribuyen a la conservación de elefantes a la vez que proporciona beneficios a la población local. Estas son algunas de las prácticas que sobre el terreno llevamos a cabo: en Sumatra, cuando los elefantes se acercan a una aldea o granja, existe la posiblidad de que los afectados puedan llamar a lo que hemos llamado "una escuadra de vuelo". Esta práctica consiste en llevar elefantes entrenados para asustar a los elefantes salvajes. En Nepal e India oriental, WWF y sus socios restablecen los corredores ecológicos degradados para que los elefantes puedan acceder a sus rutas migratorias sin alterar las viviendas de las aldeas vecinas. En lugares como la Selous Game Reserve en Tanzania, WWF monitoriza las interacciones entre seres humanos y  elefantes y trabaja con las comunidades  para desarrollar prácticas sostenibles de reducción de conflictos.

Hábitats y bosques saludables:

Se logró un gran avance en Sumatra con la declaración de 2004 del Parque Nacional Tesso Nilo, protegiendo su bosque, uno de los últimos espacios forestales lo suficientemente grande como para soportar una población de elefantes de Sumatra en peligro de extinción, además es también el hogar del tigre sumatra en peligro crítico.

WWF, además, defiende ante los gobiernos y empresas que desarrollan su actividad en la zona (como las de aceite de palma o papel) un trabajo conjunto para conservar la especie y su hábitat. 

AYÚDANOS A LOGRARLO

Elige productos no dañinos para la especie: Puedes ayudar desde tus actos de consumo: no comprando objetos de marfil y si compras productos que contengan aceite de palma, buscar aquellos que estén certificados como sostenibles, de esta manera, contribuyes a frenar la deforestación de sus hábitats. 

Súmate a la lucha contra el tráfico de especies en stoptrafico.es

Adopta un elefante: Si eres un enamorado de esta especie puedes hacer una adopción simbólica de un elefante realizando una donación de 39€. Recibirás en tu domicilio (gastos de envío incluidos) un precioso peluche con información sobre la especie y su conservación y un certificado de adopción simbólica. Mucho más que un regalo para los más pequeños, un regalo para la naturaleza y para los niños del futuro, que podrán seguir conociendo una especie que no sólo vivirá en los libros. 

Los donativos y las cuotas de socios a favor de WWF, tienen una desgravación en la declaración de la renta del 50% (en los primeros 150 €) y el 27,5% en el resto.

HAZTE SOCIO
HAZTE SOCIO