What would you like to search for?

Acabemos con el sangriento negocio de la extinción de la vida salvaje
FIRMA CONTRA EL TRÁFICO
© Brent Stirton / Getty Images / WWF-UK

Especies y hábitats: tráfico de especies

El tráfico de animales y plantas es un crimen que enriquece a unos pocos y destruye la riqueza natural de todos. Las cifras son abrumadoras.: alrededor de 100 tigres, 30.000 elefantes y más de 1.000 rinocerontes son asesinados cada año para traficar con sus huesos, piel, colmillos y cuernos.

Se trata de un negocio sangriento y cruel que mueve millones.  Un negocio que mueve miles de millones de euros, equiparable por volumen de negocio al tráfico de drogas y el de armas. Además, muchos de los criminales implicados en drogas o armas, lo están en el de fauna y flora. Un negocio rentable y cuyo riesgo "compensa" a los traficantes al estar menos perseguido y penado que las drogas o las armas.

El tráfico de animales y plantas también daña a las personas. Además de ser un drama para la naturaleza, al esquilmar los recursos y empujar a miles de especies hacia la extinción, también lo es para las comunidades locales de los países de origen de estos productos ilegales, llegando a poner en peligro su desarrollo social y económico. Afecta a la salud de las personas y a la seguridad nacional, ante la crueldad y corrupción que envuelven estas prácticas, y que en muchos casos ayudan a financiar el terrorismo. 

España es puerta de entrada a Europa del tráfico de especies

España tiene un relevante papel como importador y exportador de flora y fauna silvestre al resto de Europa y del mundo. Así lo evidencia el informe de WWF "El negocio de la extinción" sobre el tráfico de especies en España. Nuestro país no es ajeno a esta actividad delictiva al ser "la puerta de entrada" a Europa, por su proximidad con otros continentes donde se encuentran los países de origen de las especies "robadas", especialmente África y Latinoamérica

A través de los grandes puertos como Algeciras, Valencia y Canarias llegan a nuestro país miles de animales y plantas víctimas del tráfico de especies. Por ejemplo, entre 2005 y 2014, se incautaron en nuestro país 13.838 animales vivos.

descargar el informe
WWF, TRAFFIC y CITES

En los años 70 nace el Convenio Internacional CITES, del que WWF fue impulsor y a cuyas cumbres acudimos siempre que se producen para velar por los derechos de los animales. 

Suscrito por 183 países para regular el comercio de especies amenazadas de fauna y flora silvestre. Incluye una lista de 5.000 especies de animales y 30.000 de plantas cuyo comercio está reglamentado (prohibido o regulado). Según este convenio, 630 especies animales y 301 plantas tienen totalmente prohibido su comercio. 

Además, desde WWF para luchar contra este delito creamos TRAFFIC. Un organismo internacional dedicado a analizar las cifras y tendencias que se producen en este sangriento y lucrativo mercado del tráfico de especies. 

La dimensión de este crimen organizado nos ha llevado a poner en marcha esta iniciativa basada en estos 4 pilares: Frenar el furtivismo; detener el tráfico ilegal; reducir la demanda. En este sentido puedes acceder a "Las 10 reglas de oro" para no participar, sin saberlo, en este tipo de comercio con tus compras. Y lograr la movilización internacional necesaria para conseguir la financiación para luchar contra esta amenaza.

Estas son algunas de las especies con las que más se trafica:

Descubre qué hay detrás de la caza furtiva de cada una de estas majestuosas especies y actúa para que podamos frenar su extereminio.

HAZTE SOCIO
HAZTE SOCIO