Informe Autopistas Salvajes | WWF España

Presentamos las "autopistas salvajes": UNIENDO TERRITORIOS

12 corredores ecológicos para conectar los espacios naturales y facilitar la movilidad de la fauna y flora ibérica

© David Santiago / WWF España.

Mientras las personas tenemos cada vez más formas de conectarnos, la naturaleza se encuentra muy fragmentada. Y es que las personas vivimos en la era de la comunicación, pero la naturaleza, cada vez más, vive en la de la desconexión.

La naturaleza tiene sus propias vías de comunicación, aunque nos empeñemos en ignorarlas.

En las últimas décadas, en España han proliferado las infraestructuras lineales construidas por los sucesivos gobiernos sobre un mapa en blanco y sin tener en cuenta su impacto en nuestra biodiversidad: autovías, autopistas y trenes de alta velocidad que han partido y fragmentado la naturaleza aislando a las especies y alterando, en muchos casos de forma grave, los procesos naturales. Según estimaciones científicas, la construcción de infraestructuras ha provocado un descenso del 50% en el número de mamíferos salvajes en España. Por otro lado, la expansión de la agricultura intensiva ha creado desiertos de fauna y vegetación natural, en los que los animales no tienen refugios para criar o resguardarse. 

Otras políticas inadecuadas, como la Política Agraria Común, con su modelo de agricultura intensiva y de gestión del territorio, crean desiertos de biodiversidad y también han contribuido al aislamiento y la fragmentación de los espacios naturales.

El 27% de nuestro territorio está protegido, pero no existe una adecuada conectividad entre estos espacios.

En España, tenemos "buenos mimbres" para tener un territorio conectado: los espacios naturales protegidos ocupan casi la tercera parte del territorio (espacios Red Natura 2000 ocupan el 27% del territorio), pero gran parte de ellos están aislados entre sí por la proliferación de infraestructuras como carreteras, o por factores como la deforestación o la agricultura intensiva.

Desde WWF, conscientes de la importancia de la conectividad y ante la falta de información científica al respecto, nos hemos puesto manos a la obra y hemos desarrollado un informe pionero:

Autopistas Salvajes, 12 corredores ecológicos para garantizar la conectividad de espacios naturales y la movilidad de la fauna y flora ibérica.

Nuestra propuesta, "Autopistas Salvajes", se basa en un informe elaborado por científicos de la Escuela de Montes de la UPM (Universidad Politécnica de Madrid). Al final de esta página, podrás encontrar acceso a toda la información técnica relativa a este completo estudio. 

En él se identifican los 12 corredores ecológicos prioritarios por los que se mueve la fauna por la Península Ibérica, en concreto mamíferos forestales, así como los puntos críticos dentro de estos corredores que urge restaurar para reconectar nuestra naturaleza.                                                      

 

ACCEDER AL INFORME
 
 
O puedes ver en este video, de poco más de un minuto, la ubicación de los 12 corredores.
 
 

 

Mapa técnico de los 12 corredores indentificados en el estudio:

 

Este informe ofrece una visión pionera que deberá ser completada en el futuro, pero que aporta la información necesaria para prevenir nuevos impactos, diseñar políticas compatibles con la conservación de estos corredores y poner en marcha medidas concretas para la restauración y reconexión de estos espacios.

Esperamos que esta propuesta se convierta pronto en una herramienta de uso diario en la ordenación del territorio y de obligada consulta antes de aprobar nuevas políticas y proyectos que dañan la biodiversidad y a las infraestructuras naturales de nuestro país.

En este sentido, este informe debería servir de base al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para que lo incluya en la propuesta de la Estrategia Nacional para la Infraestructura Verde, Conectividad y Restauración Ecológica, que debe ser aprobada por el Gobierno en 2018, con el acuerdo de las comunidades autónomas.

 

© WWF España

17 cuellos de botella a restaurar con urgencia


El informe identifica los cuellos de botella que existen en algunos de los 12 corredores identificados y que urge restaurar. Son 17 zonas críticas, repartidas por toda la Península, cuyo papel para la conectividad ecológica es vital pero que se encuentran muy degradadas, como por ejemplo, las estrechas franjas de bosques de ribera rodeados de campos de agricultura intensiva.

 
ACCEDE AL INFORME
© WWF

La importancia de la conectividad ecológica


Si seguimos degradando la biodiversidad, llegaremos a una situación en la que sólo tendremos pequeñas “islas” de zonas naturales inmersas en un mar de zonas construidas o altamente alteradas. Además, hay que tener en cuenta que cuanto más pequeño y aislado es un espacio más fácil es la pérdida de biodiversidad y más rápida es la extinción de las especies que allí viven. 

 Estos son algunos ejemplos del riesgo que supone la pérdida de conectividad. 

  • Sin conectividad, los animales no podrán desplazarse de un lugar a otro y su supervivencia se vería comprometida al no poder encontrar zonas de alimentación, o por el aumento de la endogamia. 
  • La dispersión de semillas que realizan los animales no se produciría así como otros procesos naturales importantes para nuestra supervivencia.
  • El cambio climático está agravando la situación y algunas especies que se enfrentan a la destrucción de su hábitat ya son "exiliados climáticos. Sin una adecuada capacidad para moverse en busca de mejores condiciones climáticas para su supervivencia no podrán conseguirlo. 
  • La falta de conectividad también es una amenaza a la conservación de las especies más amenazadas de nuestro país, como el lince ibérico o el oso pardo, que sobreviven en poblaciones aisladas.

Estudio Conectividad UPM

VER

Anexo A

ver

Anexo B

VER

Anexo C

VER

Anexo D

VER

Capas generadas en el estudio (formato ráster y vectorial, según el caso)

VER

Para ver más informes, accede a la amplia biblioteca de publicaciones de WWF

HAZTE SOCIO
HAZTE SOCIO