Tener ecosistemas sanos es nuestro mejor antivirus | WWF España

What would you like to search for?

NOTICIAS

Tener ecosistemas sanos es nuestro mejor antivirus

En el 50 aniversario del Día Mundial de la Tierra, 22 de abril

Mañana, 22 de abril, se celebra el 50 aniversario del Día Mundial de la Tierra. Mientras el mundo hace frente a la peor crisis sanitaria de nuestra historia reciente, desde nuestra organización señalamos que  la pandemia de Covid-19 está relacionada de forma directa con la destrucción de la naturaleza y el cambio climático. Desgranamos todos los factores de riesgo que relacionan la pérdida de biodiversidad con la aparición de este tipo de enfermedades.

Han pasado ya más de cincuenta años desde el primer llamamiento de la ONU para celebrar una cumbre en la que se analizara el estado de la Tierra ante las amenazas a las que se enfrentaba. En el contexto de la actual crisis sanitaria global, el impacto de la acción del ser humano sobre la naturaleza sigue siendo, ahora más que nunca,el tema central de los debates sobre desarrollo sostenible en todo el mundo. La conmemoración del Día Mundial de la Tierra cumple mañana 50 años, celebrándose cada 22 de abril desde 1970.
 
Este día nos solidarizamos especialmente con todos los afectados y familiares de las víctimas de la enfermedad y considera prioritario detener la propagación del virus y evitar más fallecimientos. También queremos recordar que, al igual que el 70% de las enfermedades humanas de los últimos 40 años, la pandemia de Covid-19 tiene un origen zoonótico, es decir, se ha transmitido de animales a humanos.Otras epidemias de hace unos años, como el SARS, el MERS y el Ébola, también han sido provocadas a causa de este proceso.
 
Recordamos que la pérdida de biodiversidad facilita la transmisión y propagación de patógenos potencialmente peligrosos para los humanos.  Cuando se destruye un ecosistema, se alteran las complejas cadenas que existen entre las distintas especies de animales y que mantienen a los patógenos controlados, aumentando así el riesgo de contagio a los seres humanos. Por tanto, debemos cambiar nuestro modelo de consumo y producción para asegurar uno más equilibrado y sostenible.
 
Asimismo, entre los otros factores que incrementan el riesgo de pandemias se encuentran la destrucción de bosques debido a las talas, la minería, la construcción de carreteras y el aumento de la población, lo que provoca que las personas entren en contacto con especies con las que nunca habían tenido relación directa. Por tanto, se incrementa la posibilidad de contagio de las enfermedades que los animales puedan albergar. 

De igual modo, la agricultura y ganadería intensivas son las responsables de la degradación de 1/3 de la superficie del planeta: destruyen hábitats y reducen la biodiversidad, aumentando la probabilidad de zoonosis.Por otro lado, el cambio climático es el gran amplificador de los factores anteriores.El calor provoca que algunos vectores de los virus y bacterias como, por ejemplo, mosquitos o garrapatas- lleguen a latitudes donde antes no estaban presentes.
 
Y, por último, el tráfico ilegal de especies es también un elemento de alto riesgo. Capturar y transportar animales de manera clandestina dispara los contagios tanto entre especies como al propio ser humano. Actualmente, el foco está puesto en los mercados de animales silvestres, donde se comercia con especímenes vivos y muertos, exponiendo a las personas a los patógenos de los que estos animales puedan ser huéspedes.
 
Aunque todavía hay dudas sobre el origen exacto de la Covid-19, todo apunta a que comenzó en un mercado de animales de la provincia de Wuhan, China. Sin una certeza científica concluyente, parece que el pangolín, el animal más afectado del mundo por este negocio ilegal, podría haber sido el vector de la actual pandemia.No hay que olvidar que el tráfico de especies es la segunda principal amenaza para la biodiversidad a nivel mundial, después de la destrucción del hábitat. Por ello, estamos llevando a cabo la campaña STOP TRÁFICO DE ESPECIES. 
 
En este 22 de abril, queremos destacar la directa relación entre la salud de la Tierra y la del ser humano y que, tras el confinamiento, la única salida que habrá para garantizar la recuperación económica, el empleo y nuestro futuro será la inversión verde, la lucha contra el cambio climático y la conservación de la naturaleza. Por ello, hemos reclamado en Europa y España una recuperación económica basada en fomentar la transición ecológica justa, reformar la fiscalidad para garantizar la continuidad de las inversiones públicas en la reconversión ecológica de la economía, establecer criterios claros de inversión sostenible y limitar futuras crisis sanitarias actuando globalmente contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

 
planeta sano
planeta sano

COMPÁRTELO

Ayúdanos a difundir este mensaje