What would you like to search for?

NOTICIAS

Grandes Noticias: La población de lince ibérico supera los 2000 ejemplares

El último censo de lince ibérico del MITECO establece un total de 2021 ejemplares en 2023, un 21 % más que en 2022, en 14 poblaciones en España y Portugal; y un 23 % de incremento en el número de hembras.

Celebra los datos del nuevo censo de lince ibérico que ha publicado hoy el MITECO, ya que la cifra alcanza los 2021 ejemplares de esta especie en 2023 con un crecimiento poblacional del 21 % sobre los datos del pasado año. El censo demuestra que el trabajo conjunto realizado hasta el momento por todos los actores implicados en su conservación está dando sus frutos y acerca a esta especie a los objetivos de alcanzar las 750 hembras y entre 3000 3500 ejemplares, para considerar al lince de forma definitiva una especie fuera de peligro. 

El censo, elaborado por el MITECO a partir de los datos proporcionados por las diferentes comunidades autónomas españolas con presencia de la especie y por organizaciones colaboradoras como WWF, revela que en 2023 se censaron 2021 ejemplares, repartidos entre España, con 1730 individuos totales (85,6 %), y Portugal, con 291 (14,4 %). 



Todos ellos se registraron en 14 núcleos de reproducción, de los cuales 13 están ubicados en España -cuatro en Andalucía, tres en Castilla-La Mancha y seis en Extremadura- y uno en Portugal. Andalucía concentra la mayor población con 755 individuos (un 37,4% del total), le sigue la de Castilla-La Mancha con 715 (un 35,4%) y finalmente Extremadura con 253 (un 12,5%). En Murcia se ha comenzado a introducir la especie, aunque todavía no tiene una presencia tan destacable.



Todos ellos se registraron en 14 núcleos de reproducción, de los cuales 13 están ubicados en España -cuatro en Andalucía, tres en Castilla-La Mancha y seis en Extremadura- y uno en Portugal. Andalucía concentra la mayor población con 755 individuos (un 37,4% del total), le sigue la de Castilla-La Mancha con 715 (un 35,4%) y finalmente Extremadura con 253 (un 12,5%). En Murcia se ha comenzado a introducir la especie, aunque todavía no tiene una presencia tan destacable.

“Son datos que nos alegran, ya que demuestran que el trabajo colaborativo que llevamos realizando más de 20 años, junto con otras organizaciones, da sus frutos y acerca al lince ibérico a los objetivos para considerar la especie como fuera de peligro. Sin embargo, no debemos olvidar que existen amenazas y desafíos a los que la especie sigue enfrentándose. A pesar del crecimiento poblacional de lince ibérico, nos preocupa especialmente el descenso de la población de conejo de monte, que ha decrecido un 70 % en los 10 últimos años y supone el principal alimento de los linces. Por otro lado, el furtivismo, la caza ilegal y los atropellos siguen poniendo en riesgo la supervivencia de la especie”. Ramón Pérez de Ayala, experto en lince ibérico de WWF

Por tanto, en cuanto a los objetivos fijados para considerar la especie fuera de peligro, el número de hembras ha crecido un 23 % en el último año, situándose en 406 ejemplares, superando el 54 % respecto al objetivo final de 750. En cuanto a la población general, ha crecido un 21 % en 2023, alcanzando los 2021 ejemplares, acercándose al total de 3500 deseado.

189 muertes de linces en 2023: Amenazas y desafíos a los que se enfrenta la especie

A pesar del crecimiento poblacional del lince ibérico, la especie sigue expuesta a una serie de amenazas que ponen en riesgo su supervivencia, principalmente los atropellos, la caza ilegal y el furtivismo. En total, en 2023 fueron registradas 189 muertes de lince ibérico en la Península, de las cuales un 76,2 % (144 linces) fueron causadas por atropellos.

Por otro lado, el seguimiento de la especie permite detectar nuevos desafíos como el decrecimiento de la población de conejo de monte -principal presa del lince ibérico- en un 70 % en los últimos 10 años. De hecho, el conejo de monte se encuentra actualmente en la categoría de peligro de extinción y está desapareciendo prácticamente de todo el territorio, a excepción de zonas agrícolas de Castilla-La Mancha, Aragón y Andalucía.

Otro reto para la conservación del lince ibérico es la creación de nuevas poblaciones para garantizar el crecimiento del número de hembras y alcanzar el objetivo de al menos 750 en total. Actualmente trabajamos en colaboración con otras entidades introduciendo linces en dos zonas de Castilla-La Mancha y otra más en Andalucía, ambas en fase de estabilización. 

Más de 25 años de trabajo conjunto para la conservación del lince ibérico

Los cambios de uso del suelo y sobre todo la escasez de su fuente de alimentación principal debido a diversas enfermedades que aniquilaron las poblaciones del conejo en España, produjeron un descenso de la población de lince, llevándola al borde de la desaparición con apenas un centenar de ejemplares (94). Por ello, desde 2002, se desarrollaron en España distintas iniciativas de conservación sobre el terreno con apoyo de los fondos europeos LIFE y un potente programa de cría en cautividad, cuyo trabajo combinado  después de más de dos décadas, han convertido la recuperación del lince en un éxito mundial de conservación. 

En los últimos 25 años, hemos contribuido a la recuperación de la especie trabajando directamente sobre el terreno a través de acuerdos de custodia con las fincas cinegéticas donde sobrevivían los últimos linces en Sierra Morena, Montes de Toledo y Doñana. 

Con el fin de impulsar la recuperación de la especie y potenciar la conexión entre las poblaciones, la Comisión Europea aprobó en 2020 el proyecto 'Life LynxConnect: creando una metapoblación de lince ibérico genética y demográficamente funcional'. El proyecto, coordinado por la Junta de Andalucía, y en el que participan 21 socios, entre ellos WWF España, continuará hasta finales de 2025. 

Además del trabajo en terreno, tanto en la recuperación de la especie como en sensibilización de la población local que convive con ella, trabajamos en los juzgados, estando actualmente personada como acusación particular en 2 casos de linces disparados en Menasalbas y en Lorca, y también involucra a la sociedad en la conservación del lince ibérico a través de una campaña de recogida de firmas. Bajo el lema “Yo protejo al lince”, más de 137 000 personas han mostrado su compromiso con la especie nuestro trabajo.
lince Antonio Liébana
© Antonio Liébana
lince Antonio Liébana
Ayúdanos a difundir este mensaje