What would you like to search for?

Lince ibérico, el felino más amenazado del planeta se aleja de la extinción

ÚNETE A WWF
© Antonio Liébana

Especies y hábitats: lince ibérico

Los esfuerzos de conservación están dando resultado: En 2002 quedaban menos de 100 ejemplares y según el último censo de lince ibérico, casi hemos alcanzado los 1.400 ejemplares. Haber superado los mil ejemplares de lince ibérico viviendo en libertad es un gran éxito para la conservación en España y un ejemplo para los conservacionistas del mundo. Pocas especies son capaces de escapar de una situación tan crítica como ha estado el lince. 

Este gran avance responde a un trabajo continuo y conjunto de más de 20 administraciones y organizaciones, además de muchos particulares, y donde desde WWF hemos trabajado sin descanso con un papel muy destacado. 

Objetivo 2040: Salvar al lince ibérico

Sin embargo, a pesar de estos éxitos, hay que seguir trabajando para alcanzar una población totalmente viable y fuera de peligro y esto solo se lograría con al menos 3.000-3.500 individuos.

A día de hoy existen varias poblaciones de lince asentadas en Portugal y España (en Andalucia -donde siempre ha sobrevivido como último reducto-, Castilla La Mancha y Extremadura.

Multiplicar x3 la especie para 2040

Según las estimaciones de los expertos de WWF y el consenso otros expertos falta mucho para alcanzar una población totalmente viable, que pueda ser catalogada como fuera de peligro y que cumpla con el requisito de estar en un Estado de Conservación favorable de acuerdo a la normativa europea.  

Nuestro objetivo es multiplicar por tres en 2040 el número de linces en la naturaleza y para eso hay que seguir trabajando intensamente para erradicar las principales amenazas para la especie como los atropellos y perseguir legalmente el furtivimos (las muertes por disparos, lazos o cepos), que suponen todavía una pérdida irreparable de linces cada año.

Según la ciencia, necesitamos 750 hembras reproductoras para "salvar" la especie: Los números totales son importantes, pero aún es más relevante el número de hembras, que es la cifra que marca la viabilidad de la especie: esta cifra ha pasado de 27 a 277 ejemplares en la actualidad. Lo que nos indica que vamos por el buen camino. 

¿Cuáles son estas amenazas para el lince ibérico?

1. Disminución de las poblaciones de conejo, base de la dieta del lince.

El conejo, la base de su dieta, está desapareciendo. El lince es un cazador excelente. se les ha llegado a ver cazando corzos, pero su especialidad es atrapar al acecho los conejos, que componen el 90% de su dieta.

Los conejos son la base de la cadena trófica del monte mediterráneo: más de 40 especies que comparten hábitat con el felino más amenazado del planeta depredan sobre ese pequeño animal. El problema es que, en las últimas décadas, sucesivas enfermedades han devastado las poblaciones de conejos. La situación sigue siendo muy complicada, pero estamos trabajando en diferentes proyectos de conservación para que se tomen medidas para la recuperación del conejo de monte.

2. Atropellos: Una tendencia al alza, que se puede evitar.

El número de atropellos se ha multiplicado hasta convertirse en la mayor amenaza para su futuro. La mayoría de las muertes se concentran en unos pocos puntos negros en carreteras, que hemos señalado y comunicado a la administración en varias ocasiones y donde es necesario actuar de forma urgente habilitando sencillos pasos de fauna que puedan utilizar los linces y el resto de fauna para cruzarlas de forma segura.

3. Furtivismo: disparos, lazos y cepos para matar linces

Hay que añadir otro problema; menor en número de víctimas pero igualmente evitable: el furtivismo.  Las muertes por disparos, lazos o cepos suponen todavía una pérdida irreparable de linces cada año.

WWF y el lince: un trabajo de 20 años ​

En los últimos 25 años hemos contribuido significativamente a la recuperación de la especie actuando in extremis en los últimos núcleos de población, desde que a finales de los 90 comenzó a trabajar directamente sobre el terreno a través de acuerdos de custodia con las fincas cinegéticas donde sobrevivían los últimos linces en Sierra Morena, Montes de Toledo y Doñana. Dimos la voz de alarma en España y en Europa sobre la dramática situación del lince ibérico, participamos en el censo nacional del año 2002 y durante años hemos intermediado entre administraciones y hemos creado alianzas entre diferentes sectores. 

A día de hoy, seguimos totalmente implicados con la conservación de la especie, somos socios en los sucesivos proyectos Life desarrollados, y mantenemos acuerdos de custodia con 18 fincas (en más de 25.000 ha que albergan unos 12 territorios de hembras con cachorros), y desarrollando trabajos de mejora de hábitat y recuperación de las poblaciones de conejo y participando en el seguimiento científico de la especie.

El reto de la conectividad entre poblaciones de lince

Para seguir impulsando la recuperación de la especie y potenciar la conexión entre las poblaciones, la Comisión Europea aprobó en 2020 el proyecto 'Life Lynx Connect, creando una metapoblación de lince ibérico genética y demográficamente funcional. El proyecto coordinado por la Junta de Andalucía y en el que participan 21 socios, entre los que se encuentra WWF España, se extenderá hasta el año 2024. 

La tecnología al servicio de la protección del lince ibérico

Este proyecto que busca la conectividad entre poblaciones de lince, entre otras herramientas, se apoya en la información que emiten los collares de radioseguimiento. Estos collares GPS o VHF aportan información fundamental para la conservación de la especie. Aportan información sobre el hábitat, su dispersión y las causas de su mortalidad. Si te interesa la tecnología aplicada a la conservación del lince, puedes leer esta sección. 

Más sobre el lince ibérico
HAZTE SOCIO
HAZTE SOCIO