Un futuro 100% renovable | WWF España

Si queremos un futuro, tendrá que ser renovable

© Global Warming Images / WWF-Canon

Desde WWF pedimos el abandono definitivo de las energías fósiles y una apuesta decidida por las energías renovables.

Los combustibles fósiles (gas, petróleo y carbón) son los principales responsables de las emisiones causantes del cambio climático

La transición hacia un modelo energético limpio está en marcha, pero hay que acelerar el ritmo para evitar los peores impactos del cambio climático. Cuanto más retrasemos esta transición, más costosa será a nivel económico, ecológico y social.

El histórico Acuerdo Climático de París tiene como objetivo limitar el aumento de temperatura global por debajo de los 2ºC, y hacer todo lo posible para que quede por debajo de 1,5ºC.

Para ello es imprescindible un cambio de modelo energético, ya que la actual dependencia del carbón, petróleo y gas supone la emisión a la atmósfera de elevadas cantidades de CO2 y metano.

España: del sobresaliente al suspenso en energías limpias

España tiene un gran potencial en recursos renovables, especialmente en sol y viento, y en el pasado las empresas españolas de energías renovables tuvieron un papel de liderazgo mundial.

En los últimos años, hemos visto un frenazo y marcha atrás debido a la política energética desarrollada por el Gobierno, que ha penalizado a las energías renovables y favorecido a los combustibles fósiles, como el carbón y el fracking, yendo a contracorriente de las políticas necesarias para luchar contra el cambio climático. 

© Global Warming Images / WWF-Canon
© Global Warming Images / WWF-Canon

El trabajo de WWF en clima y energía consiste en impulsar un cambio de modelo

 

© WWF/ Carlos Vallecillo

Impulsar una ley de transición energética

Desde WWF España trabajamos con alianzas a nivel nacional para conseguir la aprobación por parte de los partidos políticos de una Ley de transición energética encaminada a un modelo 100% renovable, eficiente y justo para 2050. Dicha Ley deberá incentivar el autoconsumo energético con una normativa que permita su desarrollo como ocurre en Europa, eliminando el “impuesto al sol”.

En este largo camino, nos proponemos un paso intermedio: para 2030 al menos el 45% de generación debe ser con energías renovables, y además es necesario un 40% de ahorro en el consumo de energía.

© Global Warming Images / WWF-Canon

Fomentar el abandono de energías fósiles

También trabajamos para conseguir el abandono progresivo de los combustibles fósiles, empezando por las centrales de carbón, que son las que emiten más gases de efecto invernadero (CO2, SO2 y NOx).  

Inversiones eficientes y de futuro

Este trabajo se complementa con una nueva línea de trabajo con inversores encaminada a fomentar un transvase desde las inversiones en carbón, petróleo y gas, a las energías renovables, así como poner fin a todas las subvenciones a los combustibles fósiles.

© Global Warming Images / WWF-Canon

Ciudades más sostenibles

Las ciudades tienen competencias que inciden de forma directa o indirecta en las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), tales como la ordenación del territorio, urbanismo y edificación, transporte y gestión energética de los servicios municipales. Y por supuesto, desempeñan un importante papel ejemplificador de cara a los ciudadanos.

Trabajamos en dos niveles:

  1. A través de un seguimiento a nivel nacional y europeo aseguramos el mejor desarrollo de las normativas que regulan el ahorro y la eficiencia, tanto en lo relativo a la edificación como a los productos y el equipamiento.
  2. Desarrollamos labores de sensibilización ciudadana con proyectos, como el proyecto piloto en rehabilitación enrgética "Mejora la energía de tu comunidad"; con informes divulgativos, como por ejemplo "Rehabilitación y salud", o creando herramientas para la selección más responsabe de algo tan cotidiano como son los electrodomésticos a través de la web EuroTopten.


DESCUBRE NUESTRO TRABAJO EN CIUDADES SOSTENIBLES

Hazte Socio
Hazte Socio