Reclamamos una investigación a fondo sobre la muerte del oso Cachou para descartar el uso de veneno | WWF España

What would you like to search for?

NOTICIAS

Reclamamos una investigación a fondo sobre la muerte del oso Cachou para descartar el uso de veneno

Ante la muerte de un oso en Pirineos en extrañas circunstancias,

Desde WWF hemos solicitado a la Generalitat de Cataluña y al Ministerio de Transición Ecológica traslado de todas las actuaciones que se están realizando tras la muerte del oso Cachou conocida el pasado 9 de abril, incluidos los análisis microbiológicos y patológicos sobre lesiones de órganos para descartar el uso de veneno. Confiamos en que todos estos análisis se estén realizando con absoluto rigor y, en caso de que la información solicitada presente carencias o imprecisiones, adoptará las acciones oportunas.

Consideramos que el anuncio prematuro realizado por el Consejo General de Arán, atribuyendo la muerte del oso Cachou a causas naturales por una pelea con otro macho y una caída desde 40 metros, fue totalmente inadecuado y alimenta el clima de desconfianza en torno a la veracidad de las causas de la muerte de este ejemplar, tal y como ya han manifestado otras organizaciones. Los expertos que hemos consultados desde WWF ponen en duda que, tras los datos de la necropsia preliminar aportados por la administración aranesa, pueda afirmarse sin dudas que se trata de una muerte natural, debido a la falta de heridas y contusiones propias de una muerte de este tipo.

Este joven oso muerto en el Valle de Arán tenía 6 años y era clave porque aportaba una importante variabilidad genética a la población oriental de oso pardo, al no tener su padre parentesco con el oso Pyros, el macho dominante del que descienden casi todos los ejemplares de esta población. Para una población tan pequeña y tan endogámica como ésta, la muerte de dicho ejemplar supone una importantísima pérdida. No en vano, subrayamos, los niveles de variación genética de esta población, que permiten su supervivencia, están entre los más bajos de los descritos en la literatura científica para esta especie, lo que sitúa a esta población en una situación crítica.

Especie en peligro crítico de extinción


Este oso ha sido, además, objeto de una constante polémica desde su marcaje y fue señalado sin pruebas como el responsable de diversos ataques a ganado doméstico, lo que llevó a la administración a aplicar un protocolo para el manejo de osos problemáticos y a que determinados sectores exigieran su retirada de la población de Pirineos. Por esta razón, es crucial determinar de forma fehaciente si su muerte fue natural o resultado de un delito premeditado, por lo que nos hemos dirigido al Consejero de Medio Ambiente de Cataluña y al Secretario de Estado de Medio Ambiente, por tratarse de una especie en peligro crítico de extinción, reclamando a la mayor brevedad posible toda la documentación e informes procedentes de la necropsia de Cachou.

Descartar que la muerte haya sido premeditada


Según Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España: “El oso es una especie en peligro crítico y no puede existir ni una sombra de duda sobre las razones de la muerte de Cachou, un ejemplar que había sido señalado públicamente por determinados sectores como responsable de daños al ganado en el Valle de Aran”. Y añadió: “Reclamamos la máxima transparencia y de forma urgente toda la información disponible a la Generalitat de Cataluña y al Ministerio de Transición Ecológica para descartar que la muerte de este oso haya sido premeditada”.
 
Oso pardo
Oso pardo

COMPÁRTELO

Ayúdanos a difundir este mensaje