What would you like to search for?

EL MAR ES INMENSO Y SU PROTECCIÓN ES MÍNIMA

Necesitamos proteger más y mejor

ÚNETE A WWF
© Juan Carlos Calvin / WWF

Objetivo 30-30:30 % en 2030
Necesitamos más áreas marinas protegidas

Tan sólo el 1,5% de los océanos del mundo se consideran áreas marinas protegidas. En el caso de Europa, las áreas marinas protegidas solo cubren el 4% de las aguas europeas, lejos del objetivo del 30%. 

En España, en 2021, ya hemos alcanzado un 12% (cerca de 13 millones de hectáreas), lo que si bien está lejos del objetivo del 30%, es un incremento respecto cómo estábamos hace unos pocos años.

Es necesario continuar con los esfuerzos de protección para asegurar el buen estado de los mares, de nuestra forma de vivir, nuestra cultura, economía e incluso la seguridad alimentaria. Por eso, nuestro objetivo es doblar este porcentaje. Queremos alcanzar el 30% de la superficie marina se declare como AMP (área marina protegida) en los próximos 10 años y, ante todo, que estas áreas cuenten con los planes de gestión necesarios que garanticen su correcta conservación.

Además de más áreas marinas protegidas, necesitamos proteger mejor

Además de hacer designaciones de áreas marinas protegidas, es fundamental que en éstas zonas se pongan en marcha y se implementen planes de gestión eficaces, con objetivos claros de conservación, y que promuevan una participación activa e informada de las personas y otros actores interesados, para que la protección no sea sólo sobre el papel. 

Un informe de 2015 de la Agencia Europea de Medio Ambiente mostraba que la mayoría de la vida marina protegida por Red Natura 2000 se encontraba en un estado malo o desconocido, y tan solo un 7% de las especies y un 9% de los hábitats se consideraban en buen estado de conservación.

El caso de España: el 12% de la superficie son áreas marinas protegidas

La mayor biodiversidad marina de Europa se esconde bajo las aguas españolas, que abarcan 3 regiones muy diferentes entre sí: el Mediterráneo, Canarias y el Atlántico. Allí se encuentran auténticos paraisos submarinos, ecosistemas de altísimo valor natural como los arrecifes de coral, que contribuyen a reducir los efectos del calentamiento global por su capacidad de fijar CO2, o las praderas de Posidonia oceanica, fundamentales para su equilibrio y salud, así como montañas y cañones submarinos, a las que numerosas especies se acercan en busca de alimento, etc.

Desde que WWF lanzara una propuesta con 20 paraísos marinos para proteger en nuestras aguas se han producido importantes avances, gracias a proyectos como Life+ INDEMARES, del que formamos parte, y gracias al cual se ha logrado pasar de apenas un 1% de áreas marinas protegidas hasta el 8,5% en 2015 y al 12% en 2021.

Ahora con el LIFE IP INTEMARES tenemos el marco para aumentar significativamente esta protección y sobre todo mejorar su gestión con mecanismos participativos e innovadores, con el objetivo siempre de tener unos mares y océanos sanos y en equilibrio que puedan resistir las graves amenazas e impactos que seguimos causando a nuestro planeta.

En los mapas que reflejan las áreas marinas protegidas vemos el gran avance en protección desde el 2004 (primer mapa) al 2015 (segundo mapa), y cómo gran parte de las propuestas que WWF hizo (marcadas en color rojo) hoy son una realidad a nivel de protección (color amarillo). Sin embargo, también es visible, en color verde, la escasa proporción de áreas que cuentan con planes de gestión. 


En los mapas que reflejan las áreas marinas protegidas vemos el gran avance en protección desde el 2004 (primer mapa) al 2015 (segundo mapa), y cómo gran parte de las propuestas que desde WWF hicimos (marcadas en color rojo) hoy son una realidad a nivel de protección (color amarillo). Sin embargo, también es visible, en color verde, la escasa proporción de áreas que cuentan con planes de gestión. 

 

Un caso paradigmático de la necesidad de ampliar esta protección marina es el caso de El Mar de Las Calmas en El Hierro (Canarias)

Por eso, en WWF tenemos en marcha una campaña de recogida de apoyos para lograr que El Hierro sea el primer Parque Nacional 100% Marino. 

Sus peculiares características geológicas y ecológicas hacen de este lugar un santuario para la vida marina. Muy cerca de la costa alcanza los 200 metros de profundidad, por lo que es fácil que se acerquen especies oceánicas como cetáceos, tortugas e impresionantes peces luna. Con una media de temperatura anual situada entre 20,5 -21ºC, sus aguas son las más cálidas de Canarias, lo que propicia el asentamiento de singulares comunidades de flora y fauna de afinidad tropical. La transparencia del agua permite la existencia de fondos vegetados hasta los 70 metros y acantilados volcánicos de más de mil metros de altura que se hunden en el abismo marino hasta tres kilómetros de profundidad creando abruptos fondos rocosos. Junto a todo esto, el cono volcánico creado a raíz de la última erupción (2011) convierten este paisaje submarino en un espectáculo de la naturaleza. 

APOYA LA CAMPAÑA

Mejor gestión de las zonas protegidas

No queremos “reservas de papel” en las que la protección sea solo un adjetivo vacío de contenido sin medidas de gestión.

Además de declarar protegido un espacio marino, es necesario gestionar las actividades humanas que se desarrollan en el área de forma adecuada para que los hábitats y las comunidades que viven de él se conserven, o en su caso se restauren

Buscamos una Planificación Espacial Marina inteligente, que permita ordenar, con criterios de sostenibilidad y responsabilidad, el crecimiento de las actividades que se realizan en los mares (turismo, pesca, acuicultura, tráfico marítimo, minería marina, biotecnología, energía, etc) sin que comprometa el buen estado de nuestros mares y sus valiosos recursos naturales.  
Dentro de esta planificación, WWF propone unos mares libres de petróleo y gas. 

Los objetivos de la gestión de un espacio protegido deben estar claramente definidos, además es necesario dotar al espacio de los recursos necesarios para poder evaluar los beneficios de dicha gestión y, en su caso, poder modificarla. Un elemento esencial de una buena gestión es la vigilancia en el cumplimiento de las normas establecidas.

WWF apuesta por una gestión eficaz, responsable y sostenible en la que se promueva una participación activa de la sociedad, especialmente los usuarios del espacio. 

El proyecto INTEMARES recoge el testigo del trabajo realizado por el proyecto INDEMARES, y es el marco de trabajo  junto con otros agentes sociales y productivos para mejorar la situación de la red Natura 2000, ampliándola, cubriendo sus carencias y sobre todo dotándola de planes de gestión eficaces.

Insistimos en que estos planes de gestión deben promover una participación activa de los usuarios para asegurar su compromiso en la conservación de los valores naturales del área. 

Buscamos una Planificación Espacial Marina inteligente

Necesitamos ordenar, con criterios de sostenibilidad y responsabilidad, el crecimiento de las actividades que se realizan en los mares (turismo, pesca, acuicultura, eólica marina, tráfico marítimo, minería marina, biotecnología, etc) sin que comprometa el buen estado de nuestros mares y sus valiosos recursos naturales. Dentro de esta planificación, WWF propone unos mares libres de petróleo y gas. 

El caso del colapso del Mar Menor

El entorno del Mar Menor es un ejemplo de mala gestión del agua y del territorio en su conjunto que ha terminado por causar el colapso este ecosistema, la mayor laguna costera de Europa. 

Varios episodios de entrada masiva de nutrientes, en 2016 y 2019,  terminaron por romper el equilibrio ecológico y este lugar único se convirtió en una sopa verde, una crisis ambiental sin precedentes, que acabó con gran parte de la biodiversidad de la zona.

Desde WWF, junto con la organización ANSE, llevamos tiempo trabajando y advirtiendo de lo que sólo será posible recuperar la funcionalidad de este ecosistema si nos replanteamos el actual modelo de gestión, se garantiza el cumplimiento de la legalidad respecto al uso del agua y los nutrientes y las soluciones planteadas se orientan fundamentalmente a las causas de este problema y no a sus impactos.

HAZTE SOCIO
HAZTE SOCIO