Incendios forestales | WWF España

Las políticas de hoy, evitarán los incendios de mañana:

En España somos buenos apagando incendios forestales: el 65% de ellos son extinguidos en fase de conato (menos de 1 hectárea). Sin embargo, no lo somos evitando que se produzcan, es decir, en su prevención. 

Llevamos años advirtiendo, con sucesivos informes, que muchos montes españoles son "bombas de relojería forestaleslistas para arder en grandes incendios devastadores ante una chispa.

Necesitamos un plan estructural de planificación del territorio. El modelo de los años 90, basado en medidas de extinción, ya no sirve. 

Desde WWF llevamos años advirtiendo sobre el peligro de esta nueva generación de incendios y la necesidad de prevención.

Hay que cambiar la forma en que afrontamos los incendios. ​La política actual que lo fía todo a aumentar los medios de extinción no solucionará el problema. Los grandes incendios no se apagan con agua, sino con gestión forestal y planificación territorial (empezando desde ya por identificar zonas de alto riesgo, con criterios unificados en todas las Comunidades Autónomas)

Solo reduciendo la vulnerabilidad del paisaje a la propagación de las llamas evitaremos los grandes incendios forestales

En España se destinan 1.000 millones de euros al año a poner en marcha medidas de extinción, sin embargo, tan sólo 300 millones de euros (un 20% del total ) a la prevención. Un dato muy descompenesdo, ya que con el actual escenario de bosques altamente inflamables y un escenario de cambio climático augura incendios cada vez más peligrosos. 

La extinción es necesaria y positiva, sin embargo, no es suficiente. Sin una política de reordenación y planificación del territorio, el dinero invertido en extinción nunca será suficiente. 

Hay menos incendios, pero son más destructivos, son superincendios casi imposibles de extinguir:

Aunque el número total de incendios se está reduciendo en número total de siniestros al año, existe una amenaza creciente, contra la que poco pueden hacer los servicios de extinción, los grandes incendios forestales (los GIF, aquel incendio en el que arden más de 500 hectáreas). 

Accede al último informe de WWF sobre incendios forestales, titulado ARDE EL MEDITERRÁNEO 

España es el segundo país Europeo por superficie quemada anual. Este es uno de los datos que se desprende del último informe sobre incendios forestales que hemos elaborado, en esta ocasión en colaboración con las oficinas de WWF en Grecia, Italia, Portugal y Turquía, ya que los países Mediterráneos son los más vulnerables al fuego por el impacto del cambio climático. 

ACTÚA CONTRA EL FUEGO

¡Defiende los bosques! Firma y pide una Estrategia Comunitaria para luchar contra los incendios forestales. 
 

Accede a la galería de informes de incendios forestales de

HAZTE SOCIO
HAZTE SOCIO