Humedales | WWF España

What would you like to search for?

Donde se unen el agua y la tierra hay una fuente de vida: los humedales

© Jorge Sierra / WWF España

El 2 de febrero de 1971 se firmó un tratado internacional para proteger uno de los ecosistemas más maltratados del planeta: los humedales. En aquel momento, WWF desempeñó un papel fundamental para crear la Convención Ramsar, y no hemos dejado de luchar por ellos desde entonces. 

Los humedales son espacios de vida: el 12% de todas las especies conocidas viven en humedales de agua dulce

Desde los manglares tropicales a las llanuras heladas de Siberia, los humedales son cruciales para la buena salud de nuestro planeta. Son zonas cubiertas de agua temporal o permanentemente, se extienden aproximadamente por el 6% de la superficie terrestre, y su diversidad es asombrosa: lagos, estuarios, charcas, marismas, mares poco profundos, llanuras de inundación, arrozales

Dentro de su enorme rango de formas y tamaños, la función de todos los humedales es similar. Actúan como filtros naturales purificando el agua y eliminando contaminantes, rellenan los acuíferos de los que dependemos para beber, protegen a millones de personas de las inundaciones en los ríos y en las costas, y son el hogar de biodiversidad: se calcula que el 12% de todas las especies conocidas viven en humedales de agua dulce. 

Además, son vitales para el bienestar humano y para conseguir un desarrollo sostenible. Más de mil millones de personas dependen de los humedales para vivir.

Los humedales se están secando: Desde el 1900 han desaparecido el 64% de los humedales del planeta 

Históricamente, los humedales se han menospreciado y maltratado, considerados terrenos baldíos sin valor, e incluso focos de enfermedades que debían ser “saneados”. Se calcula que desde el año 1900 han desaparecido el 64% de los humedales de nuestro planeta. Una pérdida dramática que sigue en marcha.

En todo el mundo, los humedales siguen desapareciendo víctimas del desarrollo urbano, agrícola e industrial, la sobreexplotación de los recursos hídricos, la contaminación y de la construcción de presas, según el Informe Planeta Vivo de WWF, los ecosistemas de agua dulce son los más afectados por la pérdida de biodiversidad: sus poblaciones de vertebrados se han reducido un 81% entre 1970 y 2012.

Tan solo 320 humedales españoles están incluidos en el inventario español de zonas húmedas

© Diego López WWF

Los humedales españoles y nuestro trabajo

El panorama en España no es muy alentador. Aunque muchos de nuestros humedales están protegidos sobre el papel con figuras de protección, la realidad es que siguen cercados por el uso insostenible e ilegal de agua para la agricultura, la contaminación, la urbanización y la construcción de infraestructuras. Ejemplo de ello son los problemas que sufren humedales tan emblemáticos como el Delta del Ebro, el Mar Menor o Doñana.

Aunque las leyes europeas nos obligan a conseguir su buen estado (la Directiva Marco de Agua - DMA -), hemos denunciado que los nuevos Planes Hidrológicos –los documentos que marcan el destino de ríos, humedales y acuíferos- aprobados iguen sin contribuir a mejorar la salud de los humedales.

Las joyas de nuestros humedales: España es el país de Europa con mayor diversidad de humedales. Tenemos más de 1.500 humedales mayores de 0,5 hectáreas. Tan sólo 320 de los humedales españoles están incluidos en el Inventario español de zonas húmedas (conocer su estado es esencial para conservarlos) y sólo 74 son Sitios Ramsar protegidos por este convenio.

Dos ejemplos paradigmáticos donde WWF desempeña un trabajo de conservación en diferentes frentes, y donde aún queda mucho por hacer y defender son Doñana y ya La Tablas de Daimiel.

HAZTE SOCIO
HAZTE SOCIO