Conservación de especies amenazadas | WWF España

What would you like to search for?

La biodiversidad se ha reducido un 58% en 40 años

Sólo tenemos un planeta que es hogar de animales y plantas, además del nuestro. Protegerlo es asegurar la supervivencia de todos

© Andy Rouse / naturepl.com

Causas de la pérdida de biodiversidad

El profundo proceso de transformación al que los seres humanos están sometiendo al planeta está provocando lo que los expertos han definido como la sexta extinción masiva de especies

Al igual que en las cinco anteriores (la última y más conocida fue la de los dinosaurios), este proceso se caracteriza por una tasa de desaparición de especies mucho más rápida de lo habitual.

Las cinco grandes amenazas a las que nos enfrentamos, y de las que el ser humano está detrás y son las causantes de este declive natural son:

 

EL ANTROPOCENO: ENTRAMOS EN UNA NUEVA ÉPOCA

Las actividades humanas están empujando a nuestro planeta a un territorio inexplorado. De hecho, existen evidencias de que entramos en una nueva época geológica generada por las acciones humanas: “el Antropoceno”. Los habitantes del planeta —incluyendo al Homo sapiens— enfrentan un futuro incierto.
 
La pérdida de biodiversidad es solo una de las señales de alarma de un planeta en peligro. Los impactos de la actividad humana son cada vez más visibles. Los datos del informe Planeta Vivo demuestran que nuestro sistema alimentario, junto con el de producción de energía, están llevando al planeta al limite: la agricultura ocupa el 34% de la superficie de la Tierra y consume el 69% de las extracciones de agua dulce. 

CONSERVANDO "ESPECIES BANDERA" 

Para combatir este proceso de destrucción de la biodiversidad, WWF trabaja con una serie de especies prioritarias en todo el mundo.  Son prioritarias o "bandera" porque su nivel de amenaza es máximo y su valor ecológico fundalmental. Se trata de especies que sufren alguna de estas cinco amenazas, con amplios requerimientos de hábitat y cuya supervivencia implica garantizar el futuro del resto de especies con las que comparte el hábitat. 

Especies prioritarias del trabajo de WWF en España:

España es uno de los países más ricos en biodiversidad de Europa, debido a su situación entre dos continentes, la disposición de sus montañas, por el efecto de los mares y océanos que rodean la península y por la insularidad de algunos territorios, como Canarias. Se estima que en nuestro país viven más de 80.000 especies de fauna y flora, el 54% del total europeas, entre las que se incluyen unas 8.000 plantas, 15.000 hongos, 50.000 invertebrados y 635 especies de vertebrados.

Dentro de todo este gran abanico de animales, hemos centrado nuestro trabajo en una serie de especies bandera, estratégicas para nuestro territorio, y que se ecuentran en un delicado estado de conservación.

Todas ellas están incluidas en las Directivas de naturaleza de la Unión Europea como especies prioritarias. Esta normativa, la más importante sobre conservación de la biodiversidad, ha permitido crear la Red Natura 2000. Velar por su cumplimiento es prioritario, pero no es suficiente. 

El calentamiento global hace que tengamos que pensar en medidas de adaptación para garantizar la supervivencia a largo plazo. Una de las herramientas más importantes será recuperar y potenciar la conectividad de nuestro territorio para que las especies puedan desplazarse hacia el norte y adaptarse a los cambios.

Hemos desarollado un mapa de corredores ecológicos en España ("Autopistas Salvajes"), que sirva de base a las administraciones regionales y locales para trabajar en una estrategia de conectividad nacional. 

Anfibios: los grandes olvidados

El 30% de las especies de anfibios está en peligro de extinción por la contaminación y desaparición de su hábitat, por el cambio climático y por las enfermedades y las especies invasoras.

© David Lawson / WWF-UK
HAZTE SOCIO
HAZTE SOCIO