Conservación de especies amenazadas | WWF España

LA BIODIVERSIDAD SE HA REDUCIDO UN 58% EN 40 AÑOS

© Greg Armfield / WWF-UK

Sólo tenemos un planeta que es hogar de animales y plantas, además del nuestro. Protegerlo es asegurar la supervivencia de todos.

El profundo proceso de transformación al que los seres humanos están sometiendo al Planeta está provocando lo que los expertos han definido como la sexta extinción masiva de especies. Al igual que en las 5 anteriores (la última y más conocida fue la de los dinosaurios), este proceso se caracteriza por una tasa de desaparición de especies mucho más rápida de lo habitual.

Las cinco grandes amenazas a las que nos enfrentamos, y que son las causantes de este declive natural son:

 

 

El ser humano está detrás de todas ellas. 

LOS GRANDES OLVIDADOS: LOS ANFIBIOS ESTÁN DESAPARECIENDO

© David Lawson / WWF-UK

El 30% de las especies de anfibios está en peligro de extinción por la contaminación y desaparición de su hábitat, por el cambio climático y por las enfermedades y las especies invasoras.

EL ANTROPOCENO: ENTRAMOS EN UNA NUEVA ÉPOCA

Las actividades humanas están empujando a nuestro planeta a un territorio inexplorado. De hecho, existen evidencias de que entramos en una nueva época geológica generada por las acciones humanas: “el Antropoceno”. Los habitantes del Planeta —incluyendo al Homo sapiens— enfrentan un futuro incierto.
 
La pérdida de biodiversidad es solo una de las señales de alarma de un planeta en peligro. Los impactos de la actividad humana son cada vez más visibles. Los datos del informe Planeta Vivo 2016 demuestran que nuestro sistema alimentario está llevando al Planeta al limite: la agricultura ocupa el 34% de la superficie de la Tierra y consume el 69% de las extracciones de agua dulce. 

 

Conservando algunas "especies bandera", podemos conservar otras muchas

Para combatir este proceso, WWF trabaja con una serie de especies prioritarias en todo el mundo.  Son "prioritarias" o "bandera" para WWF porque su nivel de amenaza es máximo y su valor ecológico fundalmental. 

Se trata de especies que sufren alguna de estas cinco amenazas, con amplios requerimientos de hábitat y cuya supervivencia implica también garantizar el futuro del resto de especies con las que comparte el hábitat 


Los tigres son una de las grandes víctimas de la caza ilegal para comercializar con sus huesos y pieles. Sufren la misma amenaza rinocerontes y elefantes, de los que quedan pocos miles en todo el mundo. 


Otros sufren una persecución directa, pero sobre todo son capturados de manera accidental por distintas artes de pesca. Este es el caso de las tortugas o de muchos cetáceos.  


Otras especies están viendo cómo el cambio climático está reduciendo o alterando su hábitat y teniendo efectos desastrosos en sus poblaciones. Es el caso del oso polar o el leopardo de las nieves.


Todas sufren la destrucción de su hábitat, pero en algunos casos como en el del panda o de los grandes simios, la desaparición de su hábitat tiene un efecto dramático, unido a la persecución directa.

Especies prioritarias del trabajo de WWF en España: 

España es uno de los países más ricos en biodiversidad de Europa, debido a su situación entre dos continentes, la disposición de sus montañas, por el efecto de los mares y océanos que rodean la península y por la insularidad de algunos territorios, como Canarias. 

Se estima que en nuestro país viven más de 80.000 especies de fauna y flora, el 54% del total europeas, entre las que se incluyen unas 8.000 plantas, 15.000 hongos, 50.000 invertebrados y 635 especies de vertebrados.

Dentro de todo este gran abanico de animales, hemos centrado nuestro trabajo en una serie de especies bandera, estratégicas para nuestro territorio, y que se ecuentran en un delicado estado de conservación.

Todas ellas están incluidas en las Directivas de naturaleza de la Unión Europea como especies prioritarias. Esta normativa, la más importante sobre conservación de la biodiversidad, ha permitido crear la Red Natura 2000. Velar por su cumplimiento es prioritario, pero no es suficiente. El calentamiento global hace que tengamos que pensar en medidas de adaptación para garantizar la supervivencia a largo plazo. 

Una de las herramientas más importantes será recuperar y potenciar la conectividad de nuestro territorio para que las especies puedan desplazarse hacia el norte y adaptarse a los cambios. 

Cada una de estas especies tiene sus particularidades y amenazas. Descubre los proyectos que tenemos en marcha para su conservación y ayuda a estas especies emblemáticas.

LINCE IBÉRICO

 
Una especie única de la Península, catalogada a principios de este siglo como el felino más amenazado del mundo, cuando quedaban menos de 100 ejemplares en libertad. Años de esfuerzos en su conservación han dado resultados positivos.

VISÓN EUROPEO

 
El visón europeo es el carnívoro más amenazado de Europa. Quedan menos de 500 ejemplares en libertad en nuestro territorio.
Víctima del impacto de las especies invasoras, su regresión está ligada a la expansión de su "pariente": el visón americano.

RAPACES


España alberga el 80% de ejemplares de toda Europa de grandes rapaces, como buitres, alimoches, águilas o milanos. Estas increíbles aves están siendo diezmadas por el usos de sustancias tóxicas y por las electrocuciones, dos graves problemas con los que trabajamos para garantizar su futuro.

LOBO IBÉRICO

 
Icono de la vida salvaje. España alberga la población más amenazada del continente en Sierra Morena, junto con una de las mejores en el noroeste con unos 2000 ejemplares.
El lobo sigue perseguido y cada año se abaten más de 600. No podemos permitirlo. 
HAZTE SOCIO
HAZTE SOCIO